Caída del cabello por problemas en la tiroides

Alopecia e hipotiroidismo. Así se relacionan tiroides y caída del pelo

Una pregunta habitual cuando alguien nota por primera vez que está perdiendo más pelo de lo normal es si la caída podría deberse a un problema endocrino, concretamente de la tiroides.

Esto es así porque, a menudo, los desajustes en la glándula tiroides y la caída del pelo están relacionados dentro del mismo sistema. Hipotiroidismo, hipertiroidismo y otros trastornos autoinmunes como la enfermedad de Hashimoto pueden presentar entre otros síntomas la caída repentina de cabello. La única manera de prevenirla es tratando la enfermedad subyacente. Explicamos por qué.

Índice


  1. ¿Por qué tiroides y caída del pelo están relacionadas?
  2. ¿Qué otros síntomas tiene un problema en la tiroides?
  3. Qué se puede hacer sobre la tiroides y la caída del pelo

¿Por qué tiroides y caída del pelo están relacionadas?

Hombre con caída del pelo por tiroides

La glándula tiroides se encuentra localizada en la base anterior del cuello y está compuesta por 2 lóbulos en forma de mariposa. Su finalidad es segregar hormonas fundamentales para el correcto funcionamiento de los diferentes sistemas en el cuerpo, incluidos el metabolismo, la temperatura corporal o el ritmo cardíaco.

Tiroides y caída del pelo están relacionados porque el crecimiento del cabello depende del correcto funcionamiento de esta glándula, por lo que cualquier actividad anormal en las hormonas secretadas por la misma puede dar lugar a cambios a nivel capilar.

Los desajustes más habituales de la tiroides son dos:

  • Hipotiroidismo: la tiroides produce menos hormonas de las que debería. Con el hipotiroidismo la caída del cabello es difusa y puede darse en el cuero cabelludo pero también en otras partes del cuerpo, como por ejemplo las cejas. La queratina se vuelve frágil y el cabello luce más seco y áspero.
  • Hipertiroidismo: la tiroides genera un exceso de hormonas y, debido a la aceleración de los ciclos capilares, los cabellos nacen y se caen más rápido. El pelo se vuelve fino en todo el cuero cabelludo, diferenciándose en su patrón de la alopecia areata (en parches) o de carácter androgénico (en la frente y zona superior del cráneo).

Además de contar con la capacidad de estimular los folículos pilosos, la tiroides regula los ciclos capilares, estabiliza la actividad de las glándulas sebáceas, la producción de sebo y el vigor y el tono de los cabellos. 

ANÁLISIS CAPILAR GRATUITO
100% sin costo ni compromiso

¿Qué otros síntomas tiene un problema en la tiroides?

Dónde está la glándula tiroides

Es importante tener presente que el hiper o el hipotiroidismo y la caída del cabello no se dan juntos de manera inmediata. Los desajustes endocrinos poco severos o que duran poco tiempo no suelen conllevar pérdida del cabello. Ésta solo se hace aparente meses después de la aparición del problema.

Por norma general, la caída del pelo por tiroides aparece acompañada de otros síntomas:

  1. Cambios en la temperatura corporal
  2. Cambios en el patrón de sueño
  3. Cambios drásticos de peso
  4. Sequedad en el pelo o la piel
  5. Molestias o debilidad en el sistema muscular
  6. Cambios en la menstruación (la posibilidad de sufrir un desajuste en la tiroides es cinco veces mayor en la mujer)
  7. Cambios en el estado de ánimo

Deberá tener estos síntomas en mente si se sospecha de un problema de tiroides y caída del cabello. Es necesario contactar con un especialista en endocrinología a fin de diagnosticar y tratar el problema correctamente.

Alopecia areata y tiroides

Los desajustes en la tiroides suele ser de carácter autoinmune, lo que incrementa las posibilidades de sufrir uno o más trastornos autoinmunes al mismo tiempo. Entre ellos, la alopecia areata.

A diferencia de la alopecia difusa que experimentan las personas con hiper o hipotiroidismo, la alopecia areata tiende a presentar caída del cabello en mechones, dejando calvas del tamaño y forma de una moneda.  

Si además de presentar alopecia difusa su pelo sufre de alopecia areata, consulte con un especialista en trastornos del sistema inmune para tratar ambos problemas a la vez.

Qué se puede hacer sobre la tiroides y la caída del pelo

Cuando se padece caída del cabello por problemas de tiroides, los tratamientos recetados para la alopecia androgénica o calvicie común no sirven. En su lugar, hay que acudir a un médico especialista para recibir un diagnóstico y comenzar el tratamiento adecuado para regular la tiroides. 

Una vez la tiroides recupere su funcionamiento habitual, el cabello volverá a crecer, aunque pueden pasar varios meses hasta que se aprecien resultados visibles debido al ciclo de vida del cabello. El pelo, además, puede cambiar de textura y color en el proceso. 

Se puede suplementar esta etapa con fármacos o productos de cuidado del cabello que estimulen su crecimiento.

Además, algunos tratamientos para regular el funcionamiento de la tiroides pueden tener pérdida de cabello como efecto secundario. Esta pérdida es transitoria y suele auto regularse pasadas unas semanas. Si tiene dudas sobre el funcionamiento de su tiroides y la caída del pelo en particular, no dude en consultar con un experto.

2 Replies to “Alopecia e hipotiroidismo. Así se relacionan tiroides y caída del pelo”

Su dirección de correo electrónico no será publicado.