Actualización COVID-19: Más información

Actualización COVID-19: Más información

Mano sujetando tres ajos

¿Es efectivo usar ajo en el pelo?

Utilizar ajo para el pelo es uno de los remedios caseros naturales más conocidos en todo el mundo. Nuestras madres y abuelas afirmaban que un aceite de esta lilácea, o simplemente un ajo frotado en el cuero cabelludo, era capaz de acabar con la calvicie.

Existen muchas voces autorizadas que aseguran que aplicar una mascarilla de ajo en el cabello resulta saludable. El ajo es un producto natural beneficioso para la salud, en múltiples sentidos, pero debe tener clara, desde el primer momento, una idea incuestionable: ningún remedio casero va a detener del todo la caída de pelo, ni mucho menos lo hará brotar donde no hay.

Vamos a profundizar un poco más en esta creencia para ver qué parte de verdad y de mito hay.

Índice


  1. Ajo para el pelo: qué ofrece realmente
  2. Efectos del ajo en el cabello
  3. Cómo se utiliza el ajo para el pelo
  4. Una llamada al realismo

Ajo para el pelo: qué ofrece realmente

Mujer sosteniendo ajos en sus manos

Entre los productos naturales con innegables propiedades estéticas y saludables, el ajo debe ocupar un lugar preferente. Su consumo es, y debe ser, cada vez más habitual. 

Y no solo en la cocina. ¿Tiene una horrible espinilla en el pómulo? Tome un diente de ajo y frótelo sobre la piel. Después, aplique un poco de agua y jabón para eliminar el olor… ¡y ya está! Ese punto negro cutáneo habrá quedado mitigado.

Fortalecer las uñas, frenar el envejecimiento prematuro de la piel, suavizar el acné o mostrar una apariencia más lozana son algunos de sus efectos positivos. Y, también, impulsar una mejora en la calidad de su pelo y su cuero cabelludo. Algunos aseguran que su uso frena también su caída, algo que tal vez puede ocurrir si se combina con otros productos profesionales.

La evidencia científica

Algo que debemos tener en cuenta a la hora de buscar y analizar información sobre estudios científicos que demuestren la eficacia de los tratamientos caseros con ajos es el interés que hay detrás. Quienes suelen invertir en pruebas en laboratorio de este tipo suelen ser las compañías farmacéuticas o del mundo de la cosmética, que pretenden apoyar con datos los productos que lanzan y comercializan al mercado.

Evidentemente, hoy por hoy pocas multinacionales van a estar interesado en testar un producto con bajo margen y muy accesible, y de ahí que no existan grandes estudios sobre los beneficios del ajo para el cabello.

No obstante, el Kufa Medical Journal publicó en 2009 un estudio donde se utilizaba el extracto de ajo para tratar la alopecia areata. En una muestra de 10 pacientes con un total de 18 parches, se observó mejoría en el 100 % de los casos. En cerca de la mitad de los casos, el crecimiento del cabello fue visible a partir de la segunda semana, mientras que quienes más tardaron en ver resultados lo hicieron en seis semanas.

Es interesante también otro estudio realizado por la Mazandaran University of Medical Sciences en Irán. En una muestra de 40 pacientes de alopecia aerata se utilizó un tratamiento combinado de gel de ajo con betametasona valerato. A partir del primer mes, se pudieron comprobar mejorías visibles entre el grupo tratado y el de control, y estas aumentaron a medida que el tratamiento se prolongó en el tiempo.

Es importante recordar que la calvicie se debe a diferentes causas, y no todos los tipos de alopecia responden igual a los mismos tratamientos. La alopecia areata mencionada es un tipo de calvicie relacionada con procesos inflamatorios y auto inmunes, que se da en etapas, y que responde bien a los tratamientos tópicos.

Otros tipos de calvicie crónica, como por ejemplo la androgenética de origen hereditario, no responderá a los tratamientos naturales o tópicos ya que en estos casos el folículo se destruye progresivamente por la acción de la testosterona. Una vez destruido, es incapaz de producir nuevos cabellos por lo que el paciente debe considerar otras soluciones alternativas de regeneración capilar.

Efectos del ajo en el cabello

Mujer cepillándose el cabello

Aunque como ya hemos visto no existen muchos estudios científicos que lo avalen, la composición del ajo hace que tenga numerosas propiedades que podrían ser beneficiosas para prevenir la caída o el deterioro del cabello.

Algunas de esas propiedades relacionadas con afecciones capilares son:

  • Es un potente antiséptico y antibiótico natural. Por eso, puede ser beneficioso para afecciones del cuero cabelludo relacionadas con hongos o bacterias, como algunos tipos de caspa o la dermatitis seborreica.
  • En 2016 se demostró que el ajo es un excelente protector de los queratoninocitos, las células más superficiales de la piel encargadas de producir queratina. Aunque esta sustancia sirve para más cosas, es conocida principalmente por ser la encargada de darle estructura a nuestro pelo y uñas. Unas células sanas van a dar lugar a un cabello saludable.
  • Los ajos crudos contienen un alto contenido de vitamina C, manganeso, selenio y vitamina B6. Todos estos compuestos tienen relación demostrada con el crecimiento del cabello y la salud del cuero cabelludo.
  • Su acción vasodilatadora también puede beneficiar a un pelo más fuerte y sano. Si mejora el flujo sanguíneo que llega a la raíz, la papila dérmica recibirá más alimento con el que fabricar cabellos más gruesos, brillantes y sanos.

El ajo por tanto contiene nutrientes cuyas propiedades son beneficiosas para problemas y síntomas relacionados con la caída del cabello. Ahora bien, insistimos: ningún remedio casero es milagroso. Ni siquiera aplicar aceite de ajo para el pelo. Se necesitaría un milagro para que, aplicando una cataplasma de ajo o masajeando la cabeza con éste, empiece a brotar pelo nuevo donde ya no lo hay.

Es decir, más allá de la atractiva posibilidad de que contribuya a detener la caída del pelo, el ajo es un producto realmente valioso para combatir ciertas afecciones y mejorar el estado general del pelo.

Cómo se utiliza el ajo para el pelo

Dientes de ajo: el ajo para el cabello no frena su caída

Existe un amplia variedad de aplicaciones naturales del ajo en el cabello. Desde mascarillas a aceites, ungüentos y mezclas con otros productos.

Estos son algunos de los más habituales y reconocidos:

  1. Usar aceites capilares con infusión de ajo.
  2. Añadir ajo picado (dos o tres dientes) al champú suave habitual.
  3. Elaborar aceite de ajo para el pelo. Es una decisión perfecta para combatir los hongos y la caspa. La proporción es, aproximadamente, 8 cucharadas de aceite de oliva extra virgen por cada 2 dientes de ajo. Mezclar en una sartén caliente, dejar en el fuego un par de minutos y luego permitir que se macere, en una zona oscura, durante 24 horas. Una vez frío y listo, frotar sobre el cuero cabelludo, dejar actuar dos horas y lavar normalmente el pelo. Si lo hace tres veces a la semana, los efectos serán espectaculares.
  4. Ajo y cebolla. Mezclar ajo y cebolla para el pelo es un mix fantástico para fortalecer su melena gracias a la productiva conjunción de los compuestos sulfurosos que ambos tienen.
  5. Crear un ungüento natural que combina ajo pelado exprimido, miel, té caliente, una yema de huevo, agua y una cucharada de gel de aloe vera. De este modo se consigue un champú natural excelente para el cuidado de su pelo. ¿Cómo debe aplicarlo? Masajee despacio su cuero cabelludo, no el pelo, hasta cubrirlo por completo con este producto. A continuación, envuelva su cabeza con una toalla de algodón limpia y permita que repose unos 20 minutos. Por último, lave su cabeza con un champú muy suave. 

Ahora bien, no por ser un remedio natural el uso del ajo directamente en el pelo está exento de riesgos. Aunque solemos asociar todo lo que no ha salido de un laboratorio con productos inocuos, lo cierto es que, si no lo utilizamos con cuidado, el ajo puede causarnos problemas.

Especialmente si tenemos la piel sensible, aplicar ajo directamente puede provocar quemaduras químicas, reacciones alérgicas o dermatitis de contacto.

Si, en lugar de utilizar los ajos crudos, optamos por otros métodos procesados, estos tampoco están exentos, especialmente los aceites esenciales.

Antes de empezar a utilizar cualquier tratamiento especial en el cuero cabelludo, es aconsejable consultar con nuestro médico, comenzar la aplicación de forma progresiva y suspenderla si detectamos algún tipo de reacción.

Una llamada al realismo

Como hemos podido ver, aunque no existen muchos estudios que demuestren su eficacia, tanto su composición como sus propiedades indican que el ajo podría ser una solución eficaz para varios tipos de afecciones relacionadas con la salud capilar. Se trataría de un remedio muy versátil, ya que brindaría varios beneficios, desde aspectos cosméticos, como el brillo, a otros relacionados con la salud del cuero cabelludo, como la pérdida de densidad o la alopecia areata.

Si queremos probar los resultados que puede ofrecernos el ajo para el pelo, deberemos proceder con cuidado y prestando mucha atención a cómo nuestro cuerpo reacciona. En caso de que queramos tener garantías de resultados, acudir a un centro especializado en terapias capilares va a ser siempre la solución más rápida y eficaz.

Además, las expectativas son determinantes para el nivel de satisfacción derivado de un nuevo hábito. Si ya no tiene pelo o sufre una alopecia galopante, recurrir a un injerto capilar es de las pocas, sino la única, solución permanente a este problema.

En conclusión: el ajo para el pelo puede ser positivo, pero no es un remedio contra la alopecia ni una alternativa a los trasplantes. ¿Se anima a probarlo?

Aún no hay comentarios

Your Email address will not be published.