Actualización COVID-19: Más información

Actualización COVID-19: Más información

Vista superior de la zona receptora del injerto capilar en un paciente de Elithair

Cómo se determina la zona donante del injerto capilar

Se conoce como zona donante el área de la cabeza de la que se extraen los injertos para el trasplante capilar. Algo tan sencillo requiere, en realidad, de un análisis específico para determinar, no sólo cuantos folículos vamos a necesitar durante la intervención, sino también de dónde extraerlos y cómo proceder.

Índice


  1. ¿Dónde está la zona donante del injerto capilar?
  2. ¿Existen otras zonas donantes alternativas?
  3. Factores para delimitar la zona donante
  4. Los posibles daños en la zona donante
  5. En definitiva, elija una clínica capilar de confianza

¿Dónde está la zona donante del injerto capilar?

Un injerto o trasplante capilar es una intervención quirúrgica en la que se extraen cabellos de una zona para implantarlos en otro. Por norma general, el área que necesita cabello es donde la alopecia es más evidente. Mientras, la zona donante del injerto capilar es la menos afectada o que presenta una mayor abundancia de unidades foliculares.

Cuando hablamos de alopecia genética, la inmensa mayoría de casos presenta un patrón de calvicie prácticamente idéntico. Lo único que diferencia a una persona de otra es la edad a la que aparecen los primeros síntomas, y la rapidez con la que progresa.

Este patrón de caída se conoce como patrón de herradura. El pelo comienza a caerse primero en las entradas y coronilla, y va expandiéndose hasta que estas tres áreas se unen. Al final de todo el proceso, la persona solo mantiene el cabello en las zonas laterales y posterior de la cabeza, como si fuese una herradura.

Estas áreas son, por motivos que no se conocen del todo, «inmunes» a la hormona DHT. Una versión activada de la testosterona, responsable de atacar el folículo piloso hasta minimizarlo por completo. Una vez esto sucede, el folículo muere y no puede producir más pelo, ya intentemos reactivarlo con otros tratamientos capilares, cápsulas o vitaminas.

Con todo este en mente, es evidente cuál es la zona donante para la inmensa mayoría de pacientes: el área que, pase lo que pase, es inmune a la calvicie.

¿Existen otras zonas donantes alternativas?

Imagen lateral de un paciente donde se ven la zona receptora y la zona donante del injerto capilar

El injerto capilar solo puede realizarse con pelo del propio paciente. Como sucede con un trasplante con órganos de otra persona, al recibir cabello con un código genético distinto del nuestro, el sistema inmune lo identifica como un cuerpo extraño. Para recibir pelo de otra persona por tanto, sería necesario tomar medicación inmunodepresora toda la vida. Algo reservado para trasplantes de órganos vitales, pero no con fines estéticos.

¿Qué pasa entonces con el pelo que crece en otras partes del cuerpo? Si soy muy peludo en brazos, piernas o pecho… ¿puedo usar vello corporal en el injerto capilar? En la gran mayoría de casos, no. El vello del cuerpo es muy diferente del de la cabeza en ciclo de vida, textura, grosor e incluso color. Los resultados no serían óptimos ni naturales.

Además, usar el cuerpo como zona donante conlleva un proceso de extracción más difícil, largo y complejo, y de una zona donante muy extensa. Una unidad folicular de vello corporal solo cuenta con uno o dos pelos, al contrario de las de la cabeza, que pueden reunir hasta cuatro.

Factores para delimitar la zona donante

Previo al día de la intervención, la clínica llevará a cabo un análisis capilar dónde se evaluará la viabilidad de la zona donante. En este análisis entran en juego gran cantidad de factores en el pelo y el cuero cabelludo.

Densidad capilar

La densidad capilar se mide en unidades foliculares por centímetro cuadrado (UF/cm2), y varía de persona a persona. La densidad capilar juega un rol importante tanto en la evaluación del área receptora como la zona donante del trasplante capilar. Para que un injerto capilar tenga un resultado natural, el cirujano debe respetar la densidad en ambas áreas. Esto supone no extraer un exceso de injertos de una, ni implantar un déficit de injertos en la otra.

La densidad capilar suele ser mayor en la zona de la nuca, y menor en los laterales de la cabeza.

Superficie donante/ receptora

Se mide en centímetros cuadrados y es el segundo marcador que completa la medida UF/cm2. El especialista medirá ambas superficies, zonas donante y receptora, y con ello tendrá el cálculo definitivo de grafts necesarios para el injerto.

En función de si optamos por un trasplante capilar FUE o FUT las características de la zona donante variarán sustancialmente:

  • Con un trasplante capilar FUE, la zona donante es la zona de herradura al completo, incluyendo nuca y laterales. Esto es así porque el cirujano extrae las unidades foliculares una a una, de manera individual, pudiendo trabajar con toda la cabeza.
  • Con un trasplante con técnica FUT o FUSS, el cirujano secciona una tira de la piel de la parte de atrás de la cabeza, de la que posteriormente se toman las unidades foliculares. En este caso, la zona donante esta delimitada a una sección fija, y será más ancha o larga dependiendo de la densidad requerida.

Características del pelo

Las características particulares del pelo del paciente son otro punto clave a la hora de determinar la zona donante del injerto capilar. Algunos tipos de cabello son, potencialmente, mejores candidatos al trasplante:

  1. El pelo moreno por encima del rubio
  2. El pelo rizado por encima del cabello liso
  3. El pelo grueso mejor que el fino

El análisis capilar determinará qué rasgos cumple el cabello y cuál es el mejor proceso a seguir. Ayudará a delimitar con mayor exactitud el área donante, y a elegir otros tratamientos complementarios, como por ejemplo micropigmentación para rellenar ciertas áreas.

Los posibles daños en la zona donante

¿Puede el área donante quedar dañada tras el trasplante? Todo depende de la pericia del cirujano y de la técnica que utilicemos para llevar a cabo el tratamiento. Con el trasplante capilar FUSS, quedará una cicatriz en la zona de la que se extrajo la tira de piel. La mayoría de pacientes elige llevar el cabello a un largo adecuado para taparla una vez se ha curado por completo.

Con la técnica FUE no quedan cicatrices, y el proceso de curación es más corto y sencillo. El riesgo de daño se produce si el cirujano extrae más unidades foliculares de las que debería de la zona donante, dejando una densidad capilar inadecuada.

En definitiva, elija una clínica capilar de confianza

Cuando se trata de realizar un trasplante capilar, debe elegir la clínica capilar con el máximo cuidado. Un equipo experimentado, herramientas de vanguardia y el conocimiento en el manejo de equipos son criterios esenciales para que el resultado sea óptimo tanto en el área donante como en la zona injertada.

Si desea más información sobre el proceso de injerto capilar, no dude en contactar con el equipo de Elithair. Disponemos de un análisis capilar gratuito que se puede rellenar online. Nuestro equipo de asesoría le contactará directamente para evaluar los resultados, y contemplar sus opciones en función de las características de su cabello y los factores mencionados anteriormente.

Aún no hay comentarios

No se publicará su email