Caída del pelo en verano

¿Se puede prevenir la caída de pelo en verano?

Si en verano nota que se le cae el pelo más de lo habitual, no se alarme: en casi todos los casos, es completamente normal y está ligado a las estaciones del año. La caída de pelo en verano suele estar relacionada con el ciclo anágeno, catágeno y telógeno del cabello, y a menos que persista en el tiempo, no deriva en una caída severa.

Para identificar exactamente la causa de la caída del pelo en esta época del año, podemos prestar atención a diferentes factores que vamos a ver a continuación.

¿Por qué sucede la caída de pelo en verano?

Hombre de mediana edad con gorra sentado en el bosque

Por norma general, una cabellera sana tiende a perder entre 50 y 100 cabellos al día. Esta caída suele pasar desapercibida más allá de unos pocos pelos sueltos en el cepillo o la almohada, y está ligada al ciclo de vida del pelo

La caída de pelo en verano está relacionada intrínsecamente con la fase final o telógena del pelo:

  1. Fase anágena (crecimiento): dura de dos a seis años y acapara la inmensa mayoría de cabellos que tenemos en la cabeza, desde su nacimiento.
  2. Fase catágena (transición): una vez el cabello llega al final de la fase anágena, entra una etapa de transición que dura unas dos semanas. La raíz se encoge y el pelo deja de crecer.
  3. Fase telógena (reposo): es la fase final en la vida del cabello. Dura aproximadamente tres meses, y en ella el pelo se desprende finalmente del cuero cabelludo y es sustituido por otro nuevo, comenzando todo el ciclo desde cero. 

En todo momento, cada una de las hebras de pelo de la cabeza se encuentra en alguna de estas fases y es por ello que no todos los cabellos entran en fase telógena a la vez.

Al desprenderse de manera lenta y progresiva, la pérdida natural de pelo no parece algo notable… excepto cuando, en ocasiones, el número de cabellos que encontramos en el peine o la ducha parece más del habitual.

Si esto sucede en los meses de verano, la explicación es sencilla: la exposición al sol, y concretamente al calor, puede “activar” la fase telógena en más cabellos de lo habitual, y prolongarla durante más tiempo. Por eso en ocasiones da la sensación que, en apariencia, se cae más pelo de golpe que de costumbre. 

Teniendo en cuenta que la duración de esta fase es habitualmente de tres meses, y dependiendo de dónde vivamos, la duración de la caída del cabello en verano puede extenderse desde las últimas semanas de verano hasta bien entrado el otoño.

¿Es normal que se caiga el pelo en verano más que en invierno?

En los meses fríos, el pelo es una herramienta del cuerpo humano para combatir los agentes externos. De ahí que el organismo tenga temporadas de mayor caída relacionadas con las épocas el año en las que el pelo no es tan necesario.

Además de la caída relacionada con factores estacionales, existen también otros agentes que pueden facilitar que el pelo se caiga en esta época del año. Por ejemplo, en verano es habitual descuidar la dieta, ya sea por llevar una alimentación más restrictiva en los meses previos (la operación bikini), o porque durante las vacaciones no prestamos tanta atención a tomar los nutrientes adecuados. 

La alimentación tiene una relación directa con la calidad y la salud del pelo. Si experimenta caída de pelo en verano, la clave podría estar en la mesa y no tanto en la cabeza.

Se me cae el pelo en verano (y no es estacional)

Si la alopecia persiste tras el cambio de estación, debe consultar con un médico para determinar la causa. Sólo entonces se puede encontrar el tratamiento más adecuado. 

Es importante tener en cuenta que la caída estacional, aunque pueda resultar significativa durante unas semanas, no suele ser el motivo por el que alguien acaba en la consulta de un dermatólogo. Si la caída del cabello persiste una vez pasados los meses estivales, lo más habitual es que no se trate de caída estacional, sino que existan otros motivos o patologías subyacentes, desde los más leves, como por ejemplo:

  • deficiencias vitamínicas,
  • el embarazo,
  • el efecto de los anticonceptivos,
  • los desórdenes tiroideos,

hasta los más graves, como las enfermedades autoinmunes o la alopecia androgenética

¿Es posible prevenir la caída estacional?

Mujer sentada en la playa con sombrero de paja

Aunque el pelo en verano entre en fase telógena, es importante intentar prevenir que se caiga en exceso, más allá de lo estrictamente necesario.

Para ello, podemos poner en práctica una serie de precuaciones, que ayuden a superar esta etapa:

  • Aclarar el cabello después de bañarse en la playa o la piscina
  • Lavarse el pelo a menudo con un champú sin sulfatos, siliconas y parabenos, o un champú que ayude con el crecimiento del pelo
  • Proteger el pelo del sol con un sombrero o un pañuelo, pero dejándolo respirar cuando estemos en la sombra
  • Utilizar un peine de puntas abiertas si queremos peinar el cabello cuando aún está mojado
  • Cuidar la alimentación para que incluya todos los nutrientes necesarios para el correcto crecimiento del pelo

Con estos consejos, el pelo «sobrevivirá» a los meses de verano lo más saludable posible, y llegará al otoño en plena forma.

La caída de pelo en verano es un fenómeno natural

En ocasiones, en verano se cae más el pelo debido entre otras cosas al aumento de la radiación UV a la que está expuesto el cuero cabelludo durante este período. Además, las dietas pre vacacionales, a menudo carecen de los nutrientes esenciales que las raíces del cabello necesitan para un crecimiento saludable.

Si tiene alguna pregunta respecto a la caída de su cabello, nuestros asesores están a su disposición. Puede llevar a cabo una evaluación capilar gratuita y sin compromiso a través de nuestra web, y beneficiarse de la experiencia del Dr. Balwi y de su equipo en Elithair.

One Reply to “¿Se puede prevenir la caída de pelo en verano?”

Su dirección de correo electrónico no será publicado.