Actualización COVID-19: Más información

Actualización COVID-19: Más información

Hombre calvo de brazos cruzados mirando a la cámara

Por qué ser calvo a veces es un problema

Ser calvo es un problema para muchos hombres. No solo se trata de una preocupación estética. a veces puede convertirse en una experiencia traumática que puede prolongarse durante varios años, especialmente en casos de alopecia prematura.

Veamos por qué aún a día de hoy ser calvo puede verse como un estigma, y qué podemos hacer para solucionarlo.

Índice


  1. Consecuencias negativas de ser calvo
  2. Impacto en la autoestima: ¿ser calvo es ser feo?
  3. Claves para detectar la calvicie
  4. Cómo no ser calvo nunca más

Consecuencias negativas de ser calvo

Perder el cabello puede ser una experiencia traumática para muchos, ya sean hombres o mujeres. Aguantar estoicamente cuando la caída se da a una edad temprana, de manera completamente inesperada, es la solución de la gran mayoría, ya sea por la falta de alternativas o por la mera sorpresa de lo que nos está pasando.

El trauma que supone ser calvo puede derivar en multitud de problemas relacionados con la propia imagen y la autoestima. No querer ser etiquetados de algo con lo que aún no nos identificamos totalmente, o no nos queremos identificar, es uno de los grandes miedos, junto con el impacto que esto pueda tener en nuestras amistades, relaciones románticas o el trabajo.

Si alguna vez se ha encontrado contando pelos obsesivamente en la almohada o el peine, no es el único. Este problema afecta a cientos de miles de españoles, y se agudiza cuanto más joven es el paciente con alopecia.

ANÁLISIS CAPILAR GRATUITO
100% sin costo ni compromiso

Impacto en la autoestima: ¿ser calvo es ser feo?

Hombre calvo atractivo mirando a la cámara

Aunque muchas personas asumen su calvicie con naturalidad, hay otros tantos que ven mermada su confianza a medida que pasan los días y las entradas se van haciendo o más pronunciadas o la calva en la coronilla más notable.

Aunque hay hombres que se sienten y son guapos y atractivos siendo calvos, lo cierto es que no siempre es motivo de orgullo. Las personas que sufren de calvicie, particularmente prematura, a veces se encuentran feas a sí mismas o piensan que tienen menos posibilidades de gustar a otros debido a los cambios en su aspecto físico que están fuera de su control.

En este grupo suelen encontrarse los afectados más jóvenes, que han empezado a notar la caída del cabello en la veintena. No estar a gusto con la apariencia física a menudo deriva en problemas de baja autoestima, que pueden tener un gran impacto emocional en hombres y mujeres, a veces derivando en episodios de ansiedad, obsesión o depresión más o menos agudos.

En estos extremos, además, ser calvo se convierte en una pescadilla que se muerde la cola: cuanto más estrés nos produce la caída, más alimentamos un segundo tipo de caída, el efluvio telógeno, relacionada con episodios de ansiedad y tensión.

Claves para detectar la calvicie

Cuando hablamos de quedarse calvo, hablamos en realidad de personas con alopecia androgenética, un tipo de calvicie de carácter hereditario. Aunque tipo de calvicie es la mejor candidata para un trasplante capilar, a menudo se siente como la que está totalmente fuera de nuestro control: no está relacionada con factores ambientales, o estrés, u otras enfermedades que podemos intentar subsanar para frenarla.

La alopecia androgénica está determinada por la sensibilidad a la hormona dihidrotestosterona (DHT), una versión activada de la testosterona, que ataca al folículo piloso y lo daña hasta el punto que no puede hacer crecer más el pelo. La sensibilidad a la DHT varía de un alopécico a otro: si está por encima de los 40 años y aún tiene pelo, es probable que su sensibilidad sea mínima y no alcance el último nivel de alopecia total.

Si aún no ha alcanzado esa edad pero lo preocupa el avance progresivo de la calvicie, preste atención a los siguientes síntomas y consulte con un especialista:

  • Pérdida de densidad capilar en la zona de la coronilla
  • Recesión de la línea de nacimiento del pelo
  • Entradas acusadas
  • Pelo cada vez más fino

Hoy por hoy no es posible frenar la calvicie de origen genético, pero sí se pueden adoptar ciertas medidas para frenar su avance y conservar el cabello por más tiempo. Algunas de recomendaciones generales:

  • Cambios en el estilo de vida, especialmente llevar una dieta equilibrada, rica en nutrientes y vitaminas
  • No fumar, ya que fumar minimiza el riego sanguíneo del que se nutre el folículo piloso, agudizando los problemas de caída
  • Usar productos adecuados para el cabello
  • Evitar el estrés
  • Hacer uso de fármacos de uso capilar, como el minoxidil
  • Recurrir a tratamientos que refuercen el cabello existente, como el plasma rico en plaquetas

Cómo no ser calvo nunca más

El trasplante capilar FUE ha supuesto toda una revolución en el tratamiento de la alopecia. Gracias a este procedimiento quirúrgico, es posible poner remedio a la calvicie androgénica y decir adiós al «calvario» de la caída de forma permanente. Esta cirugía, cuando se lleva a cabo con una clínica especializada con excelentes garantías, consigue resultados increíbles, devolviendo la confianza y la seguridad de los pacientes que se someten a ella.

Si desea más información sobre el proceso del trasplante capilar no dude en ponerse en contacto con el equipo de Elithairtransplant. Estaremos encantados de resolver todas sus dudas y guiarle paso a paso, desde el primer análisis capilar gratuito hasta el postopertorio.