Hombre sorprendido con la boca abierta

Los problemas (poco frecuentes) del injerto capilar

Una cirugía de injerto capilar es por norma general segura y poco proclive a presentar efectos secundarios graves. Sin embargo, como todo proceso operatorio, es importante conocer de antemano cualquier problema que se pueda presentar, así como los cuidados imprescindibles para evitar riesgos innecesarios.

Veamos en qué consisten estos problemas potenciales exactamente.

Índice


  1. Problemas más comunes del injerto capilar
  2. Posibles problemas durante la cirugía
  3. Problemas que pueden ocurrir después de la cirugía
  4. Resumen

Problemas más comunes del injerto capilar

Al igual que sucede con cualquier intervención quirúrgica, el injerto capilar está expuesto a ciertos problemas o riesgos, aunque es más común que se presenten durante el proceso de curación que en la intervención en sí.

Esto es así porque el trasplante capilar, especialmente el método FUE, se considera una intervención mínimamente invasiva, ambulatoria y, lo más importante, que solo requiere anestesia local.

Antes de cirugía, además, el médico especialista debe llevar a cabo un análisis exhaustivo del cuero cabelludo, que también incluya la salud general del paciente. Se tienen en cuenta factores de riesgo que potencialmente puedan interferir con la operación o el postoperatorio, como por ejemplo afecciones crónicas, medicación o tabaquismo.

A pesar de todo, es recomendable que cada paciente se asesore de manera minuciosa acerca de los posibles problemas que puedan derivarse del trasplante capilar, consultando previamente con la clínica sobre información oficial y contrastada, así como recomendaciones pre y postoperatorias.

¿Qué problemas pueden presentarse durante una cirugía de injerto capilar?

Personal sanitario de Elithairtransplant llevando a cabo una operación de injerto capilar sin problemas

El proceso de injerto capilar presenta ciertos cambios significativos en función de la técnica escogida:

  1. Técnica FUSS. El cirujano extrae una tira de piel del área donante de la cual se toman los injertos para el trasplante, que son injertados uno a uno en la zona receptora. Esta intervención tiene un postoperatorio más complejo ya que requiere de sutura que debe cuidarse en casa. También presenta mayor riesgo de infecciones o sangrado.
  2. Técnica FUE. El cirujano extrae las unidades foliculares de manera individual utilizando una herramienta especial. Durante el proceso se depositan en una solución nutritiva para asegurar su supervivencia fuera del cuerpo. Posteriormente se injertan donde sea necesario.
  3. Técnica DHI. Es una evolución del a técnica FUE que difiere en la implantación de los folículos, y que suele utilizarse únicamente en superficies pequeñas. En lugar de abrir micro canales individuales para cada folículo, el cirujano los implanta directamente utilizando una herramienta específica. El proceso de curación es aún más rápido y fácil que los dos métodos anteriores. Lea más sobre esta novedosa técnica aquí.

Los principales problemas que puede presentar el injerto capilar en el proceso operatorio pueden ser tres:

  • Infección. El riesgo de infección durante la intervención es muy bajo ya que el entorno y material quirúrgico están esterilizados. Igualmente, el equipo médico debe desinfectar las zonas de la cabeza en las que se vaya a trabajar desde antes de la aplicación del anestésico. Este problema es más habitual durante la fase postoperatoria.
  • Reacciones alérgicas. La anestesia local por norma general tiene un índice alérgeno muy bajo, pero una reacción alérgica siempre es posible. Consulte con su clínica qué tipo de medicación se le va a aplicar durante la intervención, y solicite un estudio de alergias a su médico de cabecera o dermatólogo para prevenir este problema.
  • Dolor. Es posible que una persona requiera mayor cantidad de anestésico que otra. Si nota cualquier molestia durante la intervención, comuníquelo al equipo médico. Detendrán su actividad para aplicar una nueva cantidad de anestesia local.

En una clínica que cumple con todas las garantías sanitarias, el riesgo durante la intervención independientemente de la técnica suele ser muy bajo.

Problemas que pueden ocurrir después del injerto

Vista superior de un paciente de Elithairtransplant con la cinta elástica recomendada

El postoperatorio del injerto capilar varía dependiendo del método empleado

  • Con la técnica FUSS es necesario curar la cicatriz presente en la parte posterior de la cabeza, así como las costras en el área receptora
  • El método FUE solo requiere de cuidados específicos en la zona receptora
  • Con el injerto capilar DHI, las costras son menos evidentes y la curación es más rápida

El injerto capilar es un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo, con pocos riesgos. La mayoría de problemas suelen darse en casa, después de la intervención, especialmente cuando no se toman las medidas pertinentes para controlar el proceso de cicatrización. En estos casos, es posible dañar los folículos injertados, poniendo en riesgo el éxito del trasplante, o exponerse a infecciones.

Edemas faciales

La hinchazón en la frente tras el trasplante capilar no suele derivar en inflamación ni tampoco se considera un hematoma; por lo general desaparece en un máximo de 48 horas. En ocasiones puede bajar a los ojos o el rostro, especialmente si no se siguen las indicaciones del médico en cuanto al posicionamiento de la cabeza y sus movimientos, o el uso de una cinta elástica especial.

Pérdida de sensibilidad

Su incidencia es residual y en la mayoría de los casos suele desaparecer de manera natural.

Infecciones

Un trasplante capilar puede derivar en una infección, aunque es muy poco frecuente, especialmente con la técnica FUE. La intervención quirúrgica se realiza en condiciones estériles y el paciente es recetado antibióticos.

Aún así, siempre que se hacen cortes en la piel existe riesgo de infección, por lo que los cuidados postoperatorios del injerto capilar deben seguirse al pie de la letra para evitar problemas.

Picazón

Transcurridas 24 horas después de l trasplante capilar, es común que el paciente note la formación de costras pequeñas en la base de cada uno de los injertos trasplantados. Se trata de una reacción normal, que desaparece entre siete y diez días después de la cirugía.

Es común sentir picor asociado a estas costras, por lo que no se trata tanto de un efecto secundario como de una ocurrencia habitual. El picor suele desaparecer a medida que las costras se van cayendo. Eso sí, es de vital importancia no rascarse para evitar dañar los folículos , que aún no están anclados en el cuero cabelludo, y prevenir infecciones.

Cicatriz visible

Con la técnica FUSS, el paciente debe curar la cicatriz en casa, lo que supone un mayor riesgo de infección en la zona si no se realiza de manera correcta.

Otros posibles problemas de un injerto capilar de este tipo serían cicatrices muy visibles o deformes, que pueden rellenarse con un segundo injerto FUE.

En resumen, siga las recomendaciones de la clínica

Cada vez que una persona se realiza un injerto capilar existen probabilidades mínimas de problemas como infecciones, edemas faciales o pérdida de la sensibilidad, entre otros. Pero, siempre que tome las medidas pertinentes y se ponga en manos de los especialistas más preparados, los efectos secundarios son menos probables.

Después que un trasplante capilar, la zona receptora está muy sensible. Es por ello que entre la clínica suela recomendar ciertos cuidados, que incluyen:

  • Evitar realizar ejercicio físico
  • No bañarse en playas o piscinas
  • Reducir la exposición solar
  • No ingerir medicamentos no prescritos por el especialista
  • Interrumpir el consumo de alcohol y tabaco
  • Proteger la zona trasplantada de cualquier contacto o fricción
  • Tomar medidas higiénicas para curar las áreas operadas
  • Usar los productos recomendados

Además, después de un trasplante capilar la cabeza debe descansar ligeramente levantada con respecto al resto del cuerpo, y evitar estar echada hacia adelante para prevenir problemas de sangrado.

Si necesita más información tanto sobre el proceso de trasplante capilar, como sobre su postoperatorio, no dude en contactar con los especialistas de Elithairtransplant par que resuelvan todas sus dudas.

Su dirección de correo electrónico no será publicado.