Actualización COVID-19: Más información

Actualización COVID-19: Más información

un trasplante capilar para siempre

¿Qué es un trasplante capilar?

El trasplante capilar es un proceso médico-estético que consiste en extraer las unidades foliculares o grafts de la zona donante (los laterales y parte de atrás de la cabeza) y se implantan en la zona receptora de la cabeza. Por lo tanto, este proceso le permite recuperar su cabello por completo. Las técnicas para realizar un trasplante capilar son quirúrgicas por lo que necesitan del uso de anestesia (local), además del uso de un quirófano y de un tiempo de recuperación, como en cualquier otra intervención.

Índice


  1. ¿Cómo se realiza un trasplante capilar?
  2. Técnicas utilizadas
  3. ¿Cuándo realizarse un trasplante capilar?

¿Cómo se realiza un trasplante capilar?

Para llevar a cabo un injerto capilar lo primero es anestesiar las zonas donante y receptora de manera local. Para ello se puede utilizar la última tecnología Comfort-in sin agujas sino que inyecta la anestesia por presión. Cuando están anestesiadas, se toma el cabello acompañado del folículo mediante la extracción de folículos pilosos o grafts con un utensilio con un micromotor que efectúa punciones de entre 0,8 y 0,9 milímetros. Una vez extraídos, se injertan en el espacio vacío que anteriormente han dejado los folículos pilosos muertos. 

La extracción capilar durante este procedimiento la determina el médico especializado, de acuerdo a las situación de cada paciente tras un primer análisis capilar. Las técnicas más utilizadas son DHI y FUE.

Técnicas más empleadas

Para poder decidir la mejor técnica para la intervención es importante conocer las ventajas de cada una y realizar un primer análisis capilar. Una vez realizado, el médico recomendará la mejor técnica para realizar su trasplante capilar dependiendo del estado capilar personal de cada paciente:   

  • Técnica FUSS o FUT de trasplante capilar, también conocida como cirugía de extracción de unidad folicular en tira. Consiste en tomar toda una tira de cuero cabelludo de la nuca del paciente, para extraer los cabellos y luego trasplantarlos a la zona calva, situada por lo general en las sienes, parte superior y coronilla.
  • Técnica FUE o extracción de unidades foliculares, es un método de extracción innovador para extraer folículos pilosos individuales de la zona donante. Las raíces capilares forman los Grafts que se insertarán en las zonas con calvas, con el fin de reparar su pérdida de cabello.  Uno de los avances en esta técnica, el Injerto capilar FUE zafiro permite, mediante el uso de hojas de zafiro de alta calidad, una apertura precisa del canal y, por lo tanto, obtener una mayor densidad de pelo al mismo tiempo.
  • Técnica DHI de injerto capilar, permite introducir los Grafts en un solo paso, sin abrir previamente el canal. Esto mejora la tasa de supervivencia de los injertos, reduce el periodo de cicatrización y asegura que la dirección del crecimiento del cabello esté perfectamente controlada. 
  • Técnica percutánea: Es una solución óptima contra la caída del cabello donde los injertos se insertan en la zona receptora con extrema precisión. La apertura de cada canal se realiza en forma de V, permitiendo introducir los injertos con gran precisión
  • Técnica SDHI de injerto capilar, esta novedosa técnica ofrece al paciente las ventajas de dos métodos modernos: la técnica FUE zafiro y la técnica DHI, combinándolas para un resultado óptimo. Puede leer más sobre esta técnica aquí.

¿Cuándo realizarse un trasplante capilar?

Las técnicas para la inserción de cabello, suelen escogerse en casos de presentar calvicie definitiva o alguna otra anomalía relacionada. Sin embargo, el trasplante capilar también cuenta con otro punto importante a considerar y es la edad del paciente; se suele considerar la más apta entre los 28 y 80 años; no obstante, la mayoría de los cirujanos optan por intervenir a los pacientes con edades entre 20 y 40 años, ya que de esa manera es posible prever la evolución de la futura alopecia. 

Es por ello que lo que más se recomienda es esperar que la alopecia se comience a frenar de forma natural, ya que los pacientes menores de 30 años no son normalmente buenos candidatos, ya que en ellos la pérdida de cabello no es estable.

Si estás pensando en realizarte un injerto capilar, Turquía es una excelente opción, ya que aparte de que el precio de un injerto capilar es mucho más económico que en otros países de Europa y cuentan con profesionales altamente calificados con dilatada experiencia en el área.