Actualización COVID-19: Más información

Actualización COVID-19: Más información

Cómo recuperar el pelo quemado

Cómo recuperar el pelo quemado en tiempo exprés

Si al pasar la mano por el cabello parece paja en vez de pelo, lo más probable es que esté quemado. El uso de la plancha, pasar unos días al sol en la playa, o decolorar y teñir el cabello a menudo, pueden ocasionar daños irreversibles en las fibras capilares y hacer que el mismo luzca áspero, estropeado y muy poco manejable.

Sea cual sea el motivo del “pelo quemado”, aquí explicamos cómo recuperar el pelo quemado de la manera más sencilla posible.

Índice


  1. Cómo recuperar el pelo quemado de forma fácil… y en casa
  2. 6 pasos para recuperar el pelo quemado
  3. Conclusión

Cómo recuperar el pelo quemado de forma fácil… y en casa

La plancha, el rizador de pelo o el secador. Muchas veces abusamos de estas herramientas a diario, sin usar protectores del calor ni hidratar el cabello. Junto con la coloración en casa (y especialmente la decoloración, que destruye la melanina en en el interior del pelo), y otros tratamientos capilares agresivos, estamos en una autopista exprés para acabar con el pelo frito y sin vida.

El pelo quemado por la plancha es fácil de identificar a simple vista: no solo a menudo huele, de hecho, quemado, sino que también tiende a perder su brillo natural y comienza a verse apagado y sin vida.

En el momento que se comienza a perder la proteína natural del cabello, la cutícula se rompe, y el pelo se vuelve quebradizo y áspero al tacto. El pelo quemado suele tener las puntas abiertas, que se enganchan a otros cabellos, haciendo que se enrede o que no podamos pasar los dedos fácilmente por él. 

Los tratamientos para recuperar el pelo quemado pueden resultar muy caros dependiendo del estado en el que se encuentre el cabello. Por eso siempre es preferible ponernos manos a la obra en casa, para intentar restaurar la calidad del cabello antes de contactar con el estilista.

6 pasos para recuperar el pelo quemado

Muchas veces, los daños de alisados, tintes o mechas son irreparables: lo mejor que podemos hacer es tratar el pelo con mimo para no dañarlo más, proteger la cutícula, y esperar a que crezca lo suficiente para poder cortarlo.

Un tratamiento para pelo quemado combina hidratación, prevención y corte. Veamos cómo recuperar el pelo quemado usando 6 pasos diferentes.

1. Usar aceite de oliva cuanto antes

En ocasiones podemos identificar el momento exacto en que hemos dañado el cabello. Suele ser usando una plancha o un rizador: de repente notamos vapor saliendo de la herramienta al entrar en contacto con el pelo, y un inequívoco olor a quemado.

En estos casos es importantísimo actuar con la mayor rapidez posible para rehidratar el cabello cuanto antes. Una mascarilla para pelo quemado que nunca falla es a base de aceite de oliva. Basta con distribuir la cantidad equivalente a media cucharilla de medios a puntas, con especial énfasis en las zonas dañadas.

El aceite de oliva para el pelo tiene la capacidad de penetrar la capa superficial del cabello, hidratando y suavizando la cutícula. Previene que el daño se extienda y mejora el tacto encrespado (y el olor) del cabello quemado.

2. Cambie de champú

Elegir un champú nuevo para el pelo quemado

Si ha dañado su cabello usando una herramienta de calor, escoja un champú para recuperar el pelo quemado, además de un acondicionador que sea nutritivo e hidratante. 

Existen multitud de productos específicos para el cabello, que incorporan fórmulas especiales con proteínas, como la queratina, que ayudan a sellar la cutícula. Este tipo de tratamientos no pueden “curar” el pelo, pero si ganar algo de tiempo antes de pasar por la peluquería.

Si ha dañado su pelo abusando de la coloración, emplee artículos especiales para cabello teñido o decolorado, que restablezcan el pH del cuero cabelludo y sellen el color en el interior del cabello. Estos productos mejoran el aspecto del pelo teñido o decolorado y además prolongan la vida del color, espaciando las sesiones de coloración.

3. Renuncie a la plancha por unos días

Uno de los mejores trucos para el pelo quemado por la plancha es precisamente dejar de usar de raíz aparatos de este tipo mientras el pelo se recupera, incluidas planchas pero también secadores o rizadores. 

  • Secador. Pruebe secar su pelo al aire durante un tiempo, absorbiendo primero la humedad con una toalla. Quizás tenga que planificar algo más de tiempo para que el pelo se seque por completo. Si tiene que usar el secador, hágalo desde una distancia prudente y mantenga el aparato en constante movimiento.
  • Plancha y rizador. Si tiene el pelo quemado por la plancha, opte por estilos y peinados que no requieran de este tipo de herramientas, como una trenza o una coleta alta. Si tiene que usar la plancha o el rizador, no lo haga nunca sobre pelo húmedo. Espere a que se haya secado por completo, de lo contrario es posible “cocer” el pelo con el vapor generado por el cabello mojado al entrar en contacto con la plancha.

Es importante aplicar un protector térmico previo al uso de cualquier herramienta de calor en el pelo. Mantenga siempre la temperatura al mínimo recomendado, y evite pasar dos veces por la misma zona.

4. Dele un respiro a la coloración

Coloración con tonos naturales

Evite el uso de tintes, decoloraciones y otros productos químicos mientras intenta recuperar el pelo quemado.

Para obtener los mejores resultados, tanto de color como en mantenimiento de la salud del cabello, es importante intentar evitar las coloraciones en casa y hacerlo siempre con un profesional. Espacie las visitas lo más posible, intentando no combinar dos tratamientos diferentes en un mismo día a menos que se trate de tinte + corte o hidratación. 

Al elegir el color, apueste por los tonos que se encuentren dentro del mismo rango que su color natural, para evitar tener que procesar el cabello en exceso. 

5. Peine el cabello en vez de cepillarlo

El cepillo del pelo puede dañar el cabello frágil o quebradizo, especialmente si se usa sobre pelo mojado, y puede provocar la caída del cabello acelerada. Lo mejor en estos casos es usar un peine de puntas gruesas para desenredar el pelo tras la ducha, preferiblemente durante la aplicación del producto acondicionador, y solamente cepillar el pelo una vez esté completamente seco.

6. Use agua fría

El cabello encrespado es un síntoma que la cutícula del cabello está abierta y dañada. El agua fría ayuda a cerrar la cutícula, mientras que el calor y el vapor del agua caliente consiguen el efecto contrario. 

Aclarar el cabello con agua fría previene el encrespamiento y protege el pelo quemado de mayores daños. Pruebe a terminar el lavado con un aclarado de vinagre de manzana y agua fría.

Conclusión

En algunos casos, el daño en el cabello puede ser tan severo que no hay manera de recuperar su brillo y vitalidad. La única solución es cortarlo, ya sea inmediatamente después de producirse el daño irreparable, o pasado un tiempo prudencial para que crezca unos centímetros más.

Si decide esperar, deberá poner en práctica los consejos descritos con anterioridad, para prevenir mayores daños en la melena. Así evitará que el daño se extienda verticalmente por la superficie del cabello y el corte final será mucho más definido. ¡Un pelo sano, es un pelo bonito!

Aún no hay comentarios

No se publicará su email