Actualización COVID-19: Más información

Actualización COVID-19: Más información

Mujer practicando yoga y meditación

¿En qué consiste la alopecia por estrés?

¿Existe relación entre el estado de ánimo y la caída del cabello? La respuesta es simple: completamente. El ritmo de vida, las emociones, los procesos y situaciones por las que pasamos a diario, están directamente relacionados con la salud del cabello. La alopecia nerviosa o por estrés, es una condición de pérdida capilar que se da debido a períodos continuados de tensión, nervios o ansiedad.

La gran mayoría vivimos en constante estrés, ya sea por cuestiones personales, de trabajo o económicas. Cada vez más personas padecen calvicie por estrés y, aunque no sea un problema permanente, es muy importante dar con el tratamiento adecuado para cada caso particular. Veamos en qué consiste exactamente la alopecia nerviosa.

Índice


  1. Síntomas y causas de la alopecia por estrés
  2. ¿Por qué se cae el cabello frente a situaciones de estrés?
  3. ¿Puede volver a crecer el cabello que se cae?
  4. En definitiva: Adiós estrés, ¡adiós alopecia!

Síntomas y causas de la alopecia por estrés

La alopecia nerviosa se da cuando nuestro organismo se enfrenta a períodos extensos de estrés, tristeza, depresión o ansiedad, a menudo relacionados con el trabajo, la familia, la pareja, problemas económicos o personales.

Pero, ¿qué diferencia a este tipo de caída de otras? La alopecia por estrés se manifiesta de manera diferente a la areata y androgenética. Las prinicpales características o síntomas:

  • Caída del cabello generalizada y pareja
  • Disminución de la densidad de manera homogénea por toda el área del cuero cabelludo
  • Pérdida de cabello brusca, puede perderse grandes cantidades en solo 7-10 días
  • Cabello con menor vitalidad y volumen

Es decir, la alopecia nerviosa es repentina, se da en toda la cabeza, y puede suceder en el espacio de unos pocos días. Por el contrario, la alopecia areata (de origen autoinmune), se manifiesta en forma de pequeñas calvas o áreas circulares dónde deja de crecer el cabello, tanto en la cabeza como la barba o incluso las cejas.

Por lo que respecta a la alopecia androgenética (de origen hereditario), se trata de un tipo de calvicie muy lenta, que avanza progresivamente con la edad. Al comienzo puede resultar imperceptible, pero a menudo deriva en una alopecia más o menos extensa, desde las entradas y frente hasta la coronilla.

Alopecia por estrésAreataAndrogénica
Progresiva
Temporal
Intermitente
Localizada
Generalizada
Reversible
Requiere atención especializada

La calvicie por estrés por lo general va acompañada de otras señales que el cuerpo nos envía cuando pasamos por una etapa de grandes nervios o ansiedad, para indicarnos que tenemos que hacer algo al respecto. Entre ellas están por ejemplo los problemas digestivos, irritabilidad, cansancio, dificultad para conciliar el sueño, falta de apetito o gula, aumento de la frecuencia cardíaca, o grandes niveles de sudoración, entre otros síntomas.

ANÁLISIS CAPILAR GRATUITO

100% sin costo ni compromiso

¿Por qué se cae el cabello frente a situaciones de estrés?

Pareja estresada por una mudanza

Cuando nuestro cuerpo está sometido a mucha tensión, produce una mayor cantidad de la hormona cortisol, que nos ayuda a enfrentar y superar estas situaciones.

El cortisol en las cantidades adecuadas es positivo e importante para nuestro bienestar. A lo largo del día nuestros niveles de cortisol van cambiando frente a distintas situaciones. Cuando el cuerpo no produce esta hormona en cantidades óptimas, tiene consecuencias para el organismo.

Regular el estrés es muy importante. En un cuerpo saludable, la respuesta al estrés permite alcanzar un nivel de relajación posterior, una vez superada la situación causante del mismo. En personas en quienes la respuesta al estrés se activa de manera muy frecuente, el desequilibrio es mayor y más presumible. Por eso enfermamos de estrés cuando éste está presente de forma constante, y se dan situaciones como la alopecia nerviosa.

Los mecanismos del cabello bajo estrés

Cuando esto sucede, se desencadenan una serie de mecanismos que afectan al pelo:

  1. El exceso de cortisol genera disminución de la circulación sanguínea y una incorrecta absorción, por parte del cuero cabelludo y los folículos pilosos, de agua y otros nutrientes necesarios.
  2. Esto provoca que el cabello se debilite y que, todas las hebras que se encuentren en etapa de crecimiento (fase anágena), pasen, automática y repentinamente, a la fase de caída (telógena).
  3. Durante todo el tiempo que los folículos estén bajo tensión, no volverán a crecer, manteniéndose estancados.
  4. Es así como el cabello cae de manera muy rápida, dando lugar a la calvicie o alopecia por estrés.

Esta respuesta del cuerpo frente a situaciones que percibe como una amenza, es totalmente natural. El organismo busca, de la manera más inteligente posible, proteger los órganos primordiales. Por este motivo, las as células encargada de ofrecer nutrientes al cabello se «desactivan» para dar prioridad a otras cuando estamos bajo estrés.

¿Puede volver a crecer el cabello que se cae?

Mujer estresada bebiendo café con un bebé en el portabebés

La parte positiva de la alopecia nerviosa es que, aunque la caída del cabello puede ser muy acentuada, este tipo de alopecia es temporal y, en la gran mayoría de casos, el cabello vuelve a crecer pasado un tiempo. Los folículos pilosos no se detruyen en el proceso: una vez superada la situación de estrés el pelo vuelve a nacer con la misma vitalidad que antes.

Entonces, ¿que tratamientos hay para combatir la calvicie por estrés? En casos graves de control de estrés y ansiedad, es necesario que la persona acuda a psicoterapia, para intentar gestionar mejor las causas del malestar emocional. Durante esta etapa, no es necesario recibir ningún tipo de tratamiento médico para el cabello. Sin embargo, sí es importante intentar mantener una buena alimentación, contar con la cantidad adecuada de sueño y descanso, y realizar actividad física regular, para contribuir al bienestar general del paciente.

Una vez superada la etapa de estrés, podemos empezar a considerar complementar los cambios en los hábitos de vida con algún tratamiento que ayude a que el cabello crezca lleno de vitalidad y fortaleza. Algunas opciones a nuestro alcance:

  • Recibir un tratamiento PRP, plasma rico en plaquetas
  • Incrementar el consumo de vitaminas
  • Terapias alternativas como la oxigenoterapia o el láser capilar

En los casos de alopecia por estrés, no se recomienda un trasplante capilar FUE, ya que no tendría sentido implantar cabellos sabiendo que los mismos volverán a crecer una vez superado el problema.

Siempre es recomendable a un tricólogo o dermatólogo profesional, para que evalúe el patrón y características de la caída y estipule el mejor tratamiento a seguir.

En definitiva: Adiós estrés, ¡adiós alopecia!

La alopecia por estrés o nerviosa es una caída capilar repentina que se da en las personas cuando se enfrentan a una etapa de mucha ansiedad o nervios.

La mejora manera de resolverla es disminuir los niveles de estrés, ya sea con cambios en los hábitos de vida o con la ayuda de un profesional que nos ayude a superar estos problemas. Una vez resuelto el origen de la ansiedad, el cabello volverá a crecer con normalidad, con mucha fuerza y vitalidad para quedarse allí.

10 Replies to “¿En qué consiste la alopecia por estrés?”

  1. He sufrido mucho por culpa de la alopecia, llegue al punto de no salir apenas de casa y de no tener vida social.
    No es facil la situacion y si encima todos los tratamientos fracasan, menos aun.
    Quiero decir que no hay que tirar la toalla porque al final siempre se encuentra la solucion y la mia se llama capsulas augmentum.

Your Email address will not be published.