vampire lifting para recuperar el pelo

¿Qué es el «vampire lifting» o tratamiento de plasma rico en plaquetas?

El vampire lifting o tratamiento de plasma rico en plaquetas es uno de los tratamientos más innovadores en el ámbito de la belleza. Muchas personalidades y celebrities dentro y fuera de nuestras fronteras se han apuntado debido a que los resultados que consigue en cabello y rostro son espectaculares.

¿Quiere saber en qué consiste exactamente? Le explicamos los beneficios de esta revolucionaria técnica al detalle.

Índice


  1. Las claves del vampire lifting
  2. Ventajas para rostro y cabello
  3. En resumen

Las claves del vampire lifting

El vampire lifting es un tratamiento de belleza que se realiza con sangre del propio paciente. Después de una extracción de sangre convencional, la sangre se centrifuga de manera controlada a alta velocidad durante unos 9 minutos. El el objetivo es obtener plasma altamente concentrado y rico en plaquetas, que posteriormente se inyecta repetidamente en la capa intermedia de la piel las zonas que se quiera mejorar para estimular la autorregeneración del ADN celular.

Centrifugadora de plasma para el vampire lifting

Considerada una técnica de última generación, el plasma enriquecido se conoce también como plasma rico en plaquetas, de ahí que al vampire lifting de los famosos se le conozca oficialmente como PRP.

Si se considera algo aprensivo, no se preocupe: solo son necesarios 4 mililitros de sangre extraída del brazo para poder hacer uso de este tratamiento. Para que pueda hacerse una idea aproximada, es más o menos lo que cabe en un tubo de tamaño pequeño.

Aunque pueda parecer lo contrario, el procedimiento es muy sencillo e indoloro: al margen del pinchazo inicial para extraer la sangre, la zona de infiltración se trata con un anestésico en crema que previene cualquier molestia.

Una vez inyectado en el área seleccionada, el plasma rico en plaquetas que mejora significativamente el aspecto del rostro y el pelo. Por su composición, ayuda a reparar los tejidos, a curar y a cicatrizar mucho mejor las pequeñas heridas.

Pero el motivo principal por el que este tratamiento está ganando tantos adeptos es porque no conlleva cirugía alguna ni se emplean sustancias artificiales. Además, es un proceso muy breve; podrá irse a casa pasada media hora y continuar con su vida normal.

Los beneficios del vampire lifting en el rostro y cabello

Hombre recibiendo inyecciones de plasma en la cabeza

El vampire lifting se ha hecho famoso porque famosas como Bar Refaeli o Kim Kardashian han hecho públicas fotos en Instagram recibiendo este tratamiento en el rostro. Sin embargo, las inyecciones de plasma enriquecido pueden servir también para mejorar la calidad y el aspecto del pelo y favorecer el crecimiento.

1. Vampire lifting para el pelo

Igual que con otras zonas del cuerpo como rostro, cuello o escote, las microinyecciones PRP pueden aplicarse de forma totalmente indolora en el cuero cabelludo gracias a la anestesia en crema. En este caso el resultado es progresivo, notándose significativamente un mes después de haber realizado la primera sesión. Es recomendable realizar varias sesiones iniciales, y repetirlas en el tiempo en función de lo que indique el especialista.

El tratamiento vampire lfting está recomendado para el cuidado del pelo por dos motivos:

  • Por un lado, fomenta el crecimiento natural del cabello gracias al aumento de glóbulos blancos que se genera con la centrifugación
  • Por otro, aumenta la vascularización y aporta al cuero cabelludo y al folículo piloso un extra de nutrientes para que el pelo se vea más denso y fuerte

La combinación de ambos hace que este tratamiento suela recomendarse como complemento a los injertos capilares. El objetivo: fortalecer el folículo piloso recién implantado en la zona receptora y darle una inyección de nutrientes durante la primera fase de adaptación. Gracias a su potencial para acelerar la cicatrización, el PRP ayuda también con la curación de las pequeñas heridas y costras que aparecen tras el injerto capilar.

2. Resultados en el rostro

El vampire lifting es una terapia tremendamente eficaz aplicada en el rostro por varios motivos, aunque sin duda el más laureado es que estimula la producción de elastina y colágeno. Su aplicación está recomendada para pieles apagadas y maduras; consigue que estén mucho más firmes y luminosas, dando un aspecto más joven tanto en el rostro como en el cuello y escote.

Al ser un componente inyectable 100 % biocompatible, su infiltración es más segura, suave y respetuosa con la dermis. No presenta riesgo de rechazo ni intolerancias o alergias cutáneas secundarias.

Éste es el motivo por el que uno de los segmentos que más solicita este tratamiento entre las celebrities son las modelos de pasarela los días previos a un desfile. ¿El motivo? Además de la ya citada ausencia de reacciones en la piel, el resultado que se consigue es inmediato. En pocas horas podrá ver tu cara rejuvenecida y con un aspecto radiante sin tener que pasar por quirófano.

La regeneración de los tratamientos PRP aplicados al rostro también consiguen resultados espectaculares en las cicatrices provocadas por el acné quístico, que normalmente dejan marcas tipo hoyuelos, y que pueden rebajarse significativamente.

En resumen

El vampire lifting o tratamiento PRP es una de las técnicas estéticas más revolucionarias del sector. Ha demostrado ser altamente eficaz en zonas como rostro y cabello.

Mediante un proceso ambulatorio rápido e indoloro, el plasma que se inyecta en un vampire lifting es rico en nutrientes y compuestos como el colágeno o la elastina. Otorgan unos resultados visibles de manera casi inmediata. Al ser un compuesto totalmente biocompatible se elimina el riesgo de que aparezcan alergias o reacciones adversas.

Entre los beneficios directos de este tratamiento se encuentran:

  • Piel visiblemente rejuvenecida, sin cirugía ni efectos secundarios
  • Un cutis más luminoso y reducción de arrugas
  • Tratamiento sin complicaciones y que se hace en el día
  • Aumento significativo del volumen de cabello

Lógicamente, este tratamiento debe realizarse siempre en centros especializados. Aunque los riesgos sean mínimos, es indispensable que el médico especialista la idoneidad individual de cada paciente para el procedimiento.

¡Todavía no hay comentarios!

Su dirección de correo electrónico no será publicado.