Anestesia Elithair – Trasplante Capilar sin dolor

Injerto capilar sin dolor

Tratamiento indoloro a través de nuestra anestesia

Injerto Capilar dolor
  • Método certificado y patentado
  • Sin heridas ni riesgo de infección
  • Anestesia sin aguja y casi sin dolor
  • Fácilmente aplicable en cualquier parte de la cabeza
  • La dosificación es fácil de determinar por el procedimiento y se puede adaptar individualmente al paciente
  • El anestésico actúa más rápido y produce un mejor efecto, el cual es alcanzado por la inyección de aire a presión
  • El tiempo de anestesia es más rápido y más agradable debido a la puntura perceptiblemente más pequeña de 0,15 milímetros y al sistema líquido-fijado

Menos dolor


El hecho de que no se usen agujas durante la anestesia en Elithairtransplant brinda una experiencia de menor dolor durante el proceso. Sólo sentirá un poco de presión durante unos segundos y ya está.

Sin aguja


No se emplea el uso de agujas, esto significa no sólo menos dolor, sino también que su cuerpo no tiene que lidiar con la curación de heridas y tampoco existe riesgo de infección.

Técnica de presión


¿Anestesiar con una jeringa sin aguja? ¡Sí! Gracias a nuestros últimos avances, ahora es posible colocar la anestesia bajo el cuero cabelludo con un sistema de presión.

Sistema Comfort-in sin agujas


Una inyección sin agujas, posiblemente la primera pregunta que se nos viene a la cabeza es: ¿Es posible? . La respuesta: ¡ si, es posible! Gracias a Este tipo de jeringa, que se pueden comparar con una pequeña pistola de aire comprimido, la cual se apoya sobre la piel y una vez activada, vaporiza el anestésico a través de la epidermis sin causar acumulación local y sin que el paciente acuse dolor, es por lo tanto, ideal para los pacientes que tienen miedo de una jeringuilla.

La inyección del anestésico es por así decirlo de “alta velocidad de reacción”. En la cámara principal de la jeringuilla hay un resorte, en el extremo inferior hay una boquilla con un pistón en el que se rellena el anestésico. La abertura más baja del pistón es de aproximadamente 0,15 mm de tamaño y se puede llenar con 0,5 ml de un anestésico (cantidad que es suficiente para un trasplante de cabello). Si se presiona el gatillo en la parte superior de la jeringuilla o “bolígrafo” el pistón se dispara hacia abajo.

Así, se acumula una presión tan alta que el anestésico se inyecta directamente a través de la epidermis, el pistón sólo tiene contacto con la piel durante un tercio de un segundo, y como resultado, la aplicación es prácticamente indolora. Sólo el momento en el que la anestesia se presenta bajo la piel puede percibirse como algo incómodo.

Desde otra perspectiva, el tejido circundante no se lesiona ya que no se utiliza ninguna aguja, el riesgo de infección a través de la herida de punción también se ve eliminada, y gracias a un sistema especial que se integra directamente en el bolígrafo, la dosificación se puede adaptar individualmente al paciente.

La Anestesia sin aguja ofrece algunas ventajas sobre el tejido subcutáneo (es decir, en la piel). Un anestésico administrado de esta manera generalmente actúa más rápido y puede iniciarse de manera más rápida con la intervención.

El proceso de inyección con el sistema Comfort-in está certificado y patentado y de fácil aplicación en cualquier parte de la cabeza. ¿Está interesado en un trasplante capilar y le gustaría obtener la anestesia local administrada con el sistema Comfort-in? ¡No dude en ponerse en contacto con nosotros!

Contáctenos ahora