Actualización COVID-19: Más información

Actualización COVID-19: Más información

Hombre preocupado por sus entradas

¿En qué consiste el trasplante capilar?

Si está considerando un trasplante capilar es posible que a estas alturas tenga 1001 preguntas. ¿Cuántos injertos necesito? ¿Es buena idea viajar al extranjero? ¿Cómo es el proceso de recuperación?

Un buen punto de partida pasa por entender el proceso de principio a fin, para poder ajustar las expectativas del paciente y tomar la decisión más adecuada. Explicamos en detallo en qué consiste el trasplante capilar exactamente.

Índice

  1. En qué consiste el trasplante capilar: lo básico
  2. Los tipos de trasplante capilar a considerar
  3. En qué consiste el trasplante capilar: antes y después
  4. Los beneficios a largo plazo

En qué consiste el trasplante capilar: lo básico

El injerto capilar es un proceso quirúrgico del que se obtienen grandes resultados en el tratamiento de la calvicie.

El procedimiento consiste en extraer un determinado número de unidades foliculares ubicadas en la zona donante del paciente, normalmente, los laterales y parte de atrás de la cabeza. En estas zonas, los folículos tienden a permanecer intactos de por vida, ya que la hormona relacionada con la calvicie de origen genético no afecta estas áreas tanto como la zona superior y frontal del cráneo.

Una vez extraídos los folículos necesarios para una densidad capilar uniforme, éstos son implantados en el área receptora. Tanto las técnicas de extracción como implantación varían en cada caso, y tienen sus particularidades que se ajustarán más o menos a las necesidades del paciente.

Las personas que desean someterse a este tipo de tratamiento, deben acudir previamente a un médico especialista para que diagnostique su caso y lleve a cabo las recomendaciones necesarias. Por lo general, se trata de una intervención sencilla y sin riesgos, que se realiza con anestesia local y sin hospitalización.

La intervención quirúrgica tiene una duración de unas 6 a 8 horas aproximadamente. En el postoperatorio del injerto capilar son necesarios una serie de cuidados específicos que el paciente debe seguir a rajatabla para garantizar los resultados deseados.

Los tipos de trasplante capilar a considerar

Mujer en laboratorio seleccionando folículos para un trasplante capilar.

A día de hoy, existen varios métodos de trasplante capilar básicos, el FUT (la famosa «técnica de la tira») y el método FUE en función de cómo se realice la extracción de las unidades foliculares. En cambio, para la apertura del canal, se utilizan otras técnicas como FUE Zafiro, DHI o Percutáneo.

En este post nos centraremos en las dos técnicas con mejores resultados para este tratamiento capilar:

Técnica FUE o Follicular Unit Extraction

La técnica FUE consiste en la extracción individual de folículos, ubicados en la zona donante, sin dejar puntos ni cicatrices. Es el método más empleado y el período de recuperación es mucho más rápido.

La extracción puede llevarse a cabo realizando una incisión en la base de cada folículo, con diferentes herramientas de precisión, o un lápiz automático.

Técnica DHI o Direct Hair Implantation

Con la técnica DHI de Implantación Capilar Directa, el cirujano implanta los folículos capilares directamente en el cuero cabelludo del paciente en un solo paso. En el injerto capilar con la técnica DHI se utiliza una herramienta similar a un lápiz que puede hacer hacer todo a la vez.

Este dispositivo especial se llama CHOI-Pen. Los folículos pilosos se introducen individualmente en el instrumental y a continuación, mediante un movimiento de presión, se implantan directamente en las zonas afectadas o calvas.

En qué consiste el trasplante capilar: antes y después

La intervención de trasplante capilar requiere de unos cuidados específicos antes y después de la operación.

Antes del trasplante

Es importante evitar el consumo de cigarrillos, bebidas alcohólicas o algunas sustancias que contengan cafeína los días previos al trasplante para maximizar el éxito del mismo. Si el paciente consume medicación regularmente, deberá consultar con el médico especialista para que le brinde las recomendaciones necesarias.

Después del trasplante

La mayoría de los médicos especialistas tienen una serie de recomendaciones posteriores al injerto capilar para el cuidado del cuero cabelludo del paciente. Entre las más habituales estarían especificaciones en el lavado del cabello, evitar el ejercicio físico y cualquier actividad que suponga sudoración, reposar la cabeza de la manera indicada o evitar el sol y la piscina.

El equipo médico encargado de llevar a cabo el trasplante será el encargado de dar respuesta a todas sus preguntas en torno al método, así como el pre y postoperatorio.

Conclusión: beneficios a largo plazo

Los resultados de un trasplante capilar son visibles alrededor del 50% pasados los primeros 6 o 7 meses. El resultado definitivo se aprecia al año de la intervención. Una vez pasado ese tiempo, el cabello trasplantado no se pierde, más allá de la pérdida de cabello asociada al envejecimiento natural del pelo. El injerto capilar es por tanto una solución a largo plazo para la alopecia de carácter androgénico.

Si tiene más dudas en torno a en qué consiste el trasplante capilar, o quiere llevar a cabo un análisis capilar profesional, no dude en ponerse en contacto con el equipo de Elithairtransplant. Estaremos encantados de acompañarle en este viaje.

No Comments yet!

Your Email address will not be published.