Antes y después del injerto capilar para ganar densidad capilar

¿Un trasplante capilar para aumentar la densidad capilar?

En ocasiones, y sobre todo con la edad, vamos perdiendo grandes cantidades de pelo que hacen que la densidad capilar se vea aún más afectada. No estar satisfechos con la densidad hace que nos planteemos la posibilidad de realizar un injerto capilar para ganar densidad.

Pese a que el injerto capilar para ganar densidad está cada vez más solicitado, hemos percibido en muchas ocasiones que aún hay muchas dudas respecto a las técnicas o el propio procedimiento para ganar densidad. En esta entrada de blog aclaramos estos puntos.

Las técnicas DHI y FUE Zafiro son dos de las técnicas más novedosas y exitosas para pacientes que deseen someterse a un trasplante capilar. En ambas se utiliza anestesia local, para la cual se realizan pruebas previamente de modo que se garantice que el paciente no va a sufrir molestias durante la intervención. Una de las diferencias más importantes es cómo se implantan los grafts. En la técnica FUE Zafiro han de abrirse primero los canales mientras que en técnica DHI, los injertos se implanta a la vez que se abren los canales.

Expliquemos en detalle la técnica DHI para entender por qué es el mejor de los mejores métodos de trasplante capilar para ganar densidad capilar:

La técnica DHI de trasplante capilar

Es una de las técnicas más novedosa que consiste en la implantación directa del cabello, del acrónimo inglés «DHI o Direct Hair Implantation«. Lleva a cabo el implante de los folículos al área en la que se quiere ganar densidad, uno a uno. Además, la técnica permite que el crecimiento del cabello sea mucho más fuerte y saludable, ya que se marca el lugar exacto del trasplante y se trabaja con el ángulo de apertura del canal en forma de V, la profundidad y la dirección de nacimiento del cabello concreta que el paciente necesite.

Para implantar los injertos capilares con la técnica DHI se utiliza una herramienta similar a un a un lápiz que puede abrir los canales e implantar los grafts al mismo tiempo. Este dispositivo especial se llama CHOI-Pen. Los grafts se introducen individualmente y a continuación, mediante un movimiento de presión, se implantan directamente en las zonas calvas o afectadas.

Proceso de injerto capilar con la técnica DHI

Esto mejora la tasa de supervivencia de los injertos, reduce el periodo de cicatrización y asegura que la dirección del crecimiento del cabello esté perfectamente controlada dotando al cabello de un aspecto mucho más denso y de apariencia natural.

¿En qué consiste el procedimiento del injerto capilar?

El primer paso antes de llevar a cabo esta técnica es el análisis de las soluciones concretas que pueden ayudar al paciente a frenar la pérdida de cabello, así como el estudio del ángulo, profundidad y dirección que este necesita así como el tipo de pelo que tiene el paciente. Una vez confirmada la viabilidad del tratamiento y si el resultado sería exitoso según las necesidades del cuero cabelludo, se seleccionan las áreas donantes de las que extraeremos el cabello.

Una vez realizado el anterior proceso, se dibujan las líneas de las entradas para que el resultado final sea lo más natural posible. En este punto, es esencial tener en cuenta la opinión y la preferencia que tenga el paciente al respecto. Determinadas las preferencias estéticas, se comienzan las pruebas de anestesia local sin agujas para asegurar el éxito de la operación, que en ningún caso debe ser molesta para el paciente. Una vez las zonas donantes y receptoras están dormidas, el tratamiento capilar puede comenzar.

Tal y como podemos ver en la imagen inferior, el resultado final debe ser natural, denso y satisfactorio para el paciente.

Paciente Elithair injerto capilar DHI antes z despu¡es

El trasplante capilar DHI es la mejor solución permanente si se sufren pérdidas notables de pelo y se desea ganar densidad capilar. Una ventaja indudable es que, si no deseamos rasurar completamente nuestro cabello, podemos optar por hacerlo en zonas localizadas o, si tenemos una longitud suficiente, mediante cortinillas. De esta forma, nadie a nuestro alrededor notará que nos estamos sometiendo a una operación de este tipo. No sufriremos un cambio tan radical, que a veces puede afectar tanto en lo social como laboralmente.

¿Cómo saber si esta técnica es la más adecuada para usted?

Es cierto que, dependiendo de las características de cada persona, puede ser mejor recurrir a una u otra técnica de trasplante capilar para ganar densidad. La técnica DHI es mucho más efectiva en personas que tienen el pelo liso y fino, de lo contrario, en otros casos, es mejor recurrir a la técnica FUE Zafiro. Aunque ambas técnicas puedan ser efectivas a la hora de incrementar la densidad, saber qué tipo de técnica es la mejor para nosotros fomenta el éxito de la intervención.

Para poder tomar la mejor decisión lo óptimo es realizar un análisis capilar previo y consultar con un especialista los resultados, no lo dude y clique justo aquí debajo para comenzar ahora con su análisis.

¡Todavía no hay comentarios!

Su dirección de correo electrónico no será publicado.