Hombre con calvicie en la coronilla tocándose la cabeza

¿Merece la pena un injerto capilar en la coronilla?

El injerto capilar en la coronilla es uno de los tratamientos más demandados entre las personas que presentan los primeros síntomas de calvicie en esta área de la cabeza en lugar de las entradas.

Sin embargo, es importante considerar las limitantes de la zona, así como sus características propias, el patrón de caída, u otros factores. Veamos en qué consiste este tipo de injerto capilar.

Índice


  1. La calvicie en la coronilla
  2. Técnicas y procesos del injerto capilar en la coronilla
  3. Otras cuestiones a considerar
  4. En resumen

La calvicie en la coronilla

La coronilla, ubicada en el vértice del cráneo, suele estar asociada a lo que conocemos como calvicie de patrón masculino. Este tipo de patrón, suele estar definido por la perdida de pelo en la coronilla, la línea frontal y entradas.

Esta zona es de interés para muchos pacientes, ya que tiende a hacerse más extensa con la edad. Dicha área dispone de un riego sanguíneo más débil en comparación con otras partes de la cabeza, por lo que la caída por envejecimiento capilar se refleja aquí, incluso en personas que no sufren de alopecia androgenética.

La mayoría de casos de alopecia en la coronilla se da a partir de los 40 años. Más de la mitad de las personas con calvicie en esta zona son mayores de 60. Sin embargo, en ocasiones, la coronilla puede ser la primera en presentar una caída sustancial del cabello. Esto depende de la fisiología y predisposición genética del paciente.

A la hora de solucionar un problema de densidad capilar, la coronilla no suele ser la prioridad de un cirujano, pues siempre intentará mejorar las áreas más cercanas al rostro. La única salvedad son aquellos casos donde la calvicie ya ha progresado durante años y se concentra en la coronilla desde el principio, creando un área calva de forma circular, tipo monje.

Técnicas y procesos del injerto capilar en la coronilla

Hombre de espaldas con calvicie extensiva en la coronilla y área superior

El injerto capilar en la coronilla sigue el mismo proceso que una intervención en las entradas o línea frontal de la frente para repoblar las partes calvas o con muy baja densidad capilar.

Proceso del injerto capilar en la coronilla en Elithair

Una vez realizado el análisis capilar, el cirujano primero identifica las áreas donantes. Estas suelen ser la parte posterior y los laterales de la cabeza, donde los folículos son más resistentes a la hormona relacionada con la alopecia androgénica.

Definidas el área donante y la receptora, se estima el número de unidades foliculares necesarias para transferir de una a otra, para, finalmente, llevar a cabo la cirugía. Consta de las siguientes fases:

  1. Sedación con el método Sleep-Deep para evitar el dolor 100% y poder administrar la anestesia local posterior.
  2. Administración de la anestesia en la zona donante.
  3. Extracción de las unidades foliculares.
  4. Almacenamiento de las unidades foliculares en una solución nutritiva que los refuerza antes del trasplante. 
  5. Implantación de los folículos en el área receptora.

Posibles técnicas a utilizar

Dependiendo de la técnica elegida, este proceso puede desarrollarse con las siguientes técnicas o métodos:

  1. Extracción
  • Técnica FUT. Conocida como «técnica de la tira», consiste en cortar una tira de piel del área donante de la cual se extraen las unidades foliculares a trasplantar. Posteriormente, se sutura el área, dejando como resultado una cicatriz. Esta técnica está prácticamente en desuso en las clínicas más modernas, por las evidentes cicatrices que deja.
  • Método FUE. La extracción se realiza folículo a folículo, utilizando una herramienta con un micromotor. Evita suturas y cicatrices, permitiendo al cirujano trabajar con unidades foliculares provenientes de distintas áreas de la cabeza.

2. Implantación de grafts

  • Técnica DHI. Es la evolución del método FUE, con una salvedad a la hora de implantar los folículos. Con las técnicas FUE y FUT, este proceso se hace abriendo manualmente todos los canales de implantación en los que irán colocados los injertos. Mientras que en el injerto capilar con la técnica DHI, se abren los canales al tiempo que se inserta el folículo en la piel.
  • FUE Zafiro. Gracias a las finas cuchillas de zafiro, los injertos se trasplantan con gran precisión y logran una mayor densidad capilar.
  • Técnica percutánea

Otras cuestiones a considerar

Las características de la coronilla

Antes de llevar a cabo el injerto capilar en la coronilla, el médico deberá plantear una serie de cuestiones al paciente, relacionadas con la progresión de la calvicie y sus expectativas para cubrir esta zona.

Estas limitaciones no provienen tanto de la técnica como de las características únicas de esta zona de la cabeza. Las problemáticas más importantes son:

  1. Remolinos en la coronilla. Una o más áreas donde los cabellos nacen en un patrón circular y una posición diferente.
  2. La forma curvada de la cabeza. Responsable de que la densidad del cabello parezca menor de lo que es, ya que es fácil visualizar el cuero cabelludo debido a la posición del pelo.
  3. La extensión de la calvicie. En ocasiones, la coronilla puede verse completamente desprovista de pelo. A mayor superficie, más unidades foliculares son necesarias para el trasplante.

Es importante tener presente que el área dificulta la implantación de los folículos para cubrir visualmente la zona, debido al patrón de nacimiento del pelo y la angulación, el cabello en esta zona a menudo deja entrever el cuero cabelludo, incluso en hombres con poca caída. El cirujano deberá respetar estos detalles para conseguir un aspecto natural, y ajustar las expectativas de un paciente.

Es un proceso que requiere de gran pericia y experiencia, ya que es una de las áreas de la cabeza más difíciles de trabajar.

1. El paciente también tiene entradas

Si el paciente presenta calvicie en otras áreas, el cirujano debe aclarar que un trasplante capilar en la coronilla puede imposibilitar el llevar a cabo otro injerto más adelante para corregir esas áreas. Aunque la coronilla esté más despoblada que las entradas al inicio de la calvicie, es muy probable que ambas áreas evolucionen con los años.

Antes de proceder con un injerto capilar en la coronilla es importante diagnosticar la progresión de la alopecia en toda la cabeza. Si el paciente presenta entradas o recesión en la línea frontal, tratar estas partes primero garantiza disponer de un número suficiente de folículos en estas zonas.

2. Área donante escasa

La zona de la coronilla suele requerir de más grafts que otras áreas. Si la zona donante no es fuerte y densa, o tiene las características adecuadas, posiblemente se tenga que reubicar los folículos disponibles en un área más significativa para maximizar el efecto natural de los resultados.

3. El área receptora es extensa

La calvicie en la zona de la coronilla puede ser moderada, con cabellos que no están afectados por la disminución del folículo, o extensa, similar a la calvicie total, con una superficie similar a la palma de una mano.

En estos casos, es posible que incluso con una buena zona donante, sea difícil conseguir la densidad correcta en una sola sesión. El cirujano deberá comentar con el paciente la posibilidad de llevar a cabo un segundo trasplante capilar en la coronilla.

4. La edad

En pacientes muy jóvenes el trasplante capilar, por lo general, no es óptimo. Antes de los 25, la progresión de la alopecia aún es significativa y más difícil de predecir. No suele ser hasta cumplidos los 30 que el patrón de calvicie comienza a estabilizarse. Esto se aplica también al injerto capilar en la coronilla.

Un trasplante capilar realizado demasiado pronto puede acabar resultando poco natural con el paso de los años, cuando las áreas trasplantadas se mantengan pobladas, y las zonas a su alrededor estén alopécicas.

¿Qué alternativas hay?

El Dr. Balwi hablando con un paciente con calvicie antes de una operación de injerto capilar

Si una vez analizada la situación capilar del paciente, el equipo médico establece que no es apto para el tratamiento en la zona, es por qué:

  • El patrón de alopecia sigue progresando
  • El área calva es demasiado extensa
  • Hay otras zonas de mayor prioridad

Existen alternativas que pueden ayudar a sobrellevar la baja densidad en esta área. Las más frecuentes son:

  • Tratamientos farmacológicos. No recuperan el cabello perdido, pero sí ralentizar la caída de forma significativa. Entre ellos estarían, el Minoxidil de uso tópico y el Finasteride.
  • Tratamientos cosméticos. El plasma rico en plaquetas, es un tratamiento en el que se extrae sangre del paciente y la centrífuga con el objetivo de separar el plasma para concentrar la mayor cantidad posible de plaquetas. El plasma enriquecido estimula el crecimiento capilar de los folículos que aún se mantienen activos.

Mediante un análisis capilar exhaustivo podremos saber nuestras opciones en función de las características individuales de nuestro cabello y nivel de alopecia.

En definitiva

Llevar a cabo un injerto capilar en la coronilla es posible, siempre y cuando, el especialista determine que el paciente es un buen candidato para el tratamiento. En esta decisión intervendrán diversos factores, pero más prominentemente la edad y progresión de la alopecia.

El área de la coronilla, es especialmente compleja, por lo que es recomendable acudir a un cirujano capilar con amplia experiencia, que sea capaz de ofrecer todas las garantías tanto durante la valoración preliminar como en el quirófano.

Si desea más información sobre este u otros aspectos del trasplante capilar, no dude en contactar con Elithair.

3 Replies to “¿Merece la pena un injerto capilar en la coronilla?”

Su dirección de correo electrónico no será publicado.