Hombre peinándose el pelo hacia atrás.

Línea frontal de pelo de un injerto capilar. ¿Cómo dibujarla?

Si ha decidido realizarse un trasplante capilar, es posible que le preocupe la ubicación de la línea frontal del pelo y cómo afectará la misma a su imagen personal.

En este artículo explicamos cuáles son los factores a tener en cuenta a la hora de diseñar la línea del cabello en un injerto capilar.

Índice


  1. Qué determinan la nueva línea frontal del pelo en un injerto
  2. Detalles técnicos de la nueva línea frontal del pelo
  3. En resumen

Qué determinan la nueva línea frontal del pelo en un injerto

El diseño de la línea frontal del pelo en un injerto capilar es crucial para asegurar un resultado perfecto y 100% natural. Para que esto suceda, el médico debe seguir ciertos lineamientos:

1. Armonía

La línea de implantación frontal suele diseñarse siguiendo la proporción áurea. Para medir las proporciones del rostro; definir su atractivo y armonía.

2. Expresión facial

Durante la consulta preoperatoria se dibuja la línea frontal, buscando siempre la ubicación más idónea para que el pelo enmarque el rostro.

Saber dónde se encuentra la línea frontal del pelo respetará su expresión habitual.

3. Género

La línea frontal del pelo es diferente en hombres y mujeres. Mientras que ellas poseen una línea de implantación más recta, los hombres presentan a menudo tres curvaturas en forma de entradas.

El injerto capilar SDHI, es eficaz en casos de retroceso de la línea de nacimiento del cabello, ajustándose a las necesidades anatómicas femeninas.

4. La edad

La edad influye en lo alta o baja que sea la nueva línea frontal del cabello. En pacientes jóvenes, es posible bajarla un poco más, mientras que otros de más edad tendrán una frente más alta.

5. Área a tratar

En un injerto capilar se suele dar prioridad a la zona del cabello que colinda con el rostro y enmarca las facciones, especialmente en casos en los que el pelo en la zona donante es limitado. El objetivo es rellenar visualmente estas áreas sin dejar expuestas otras zonas, dejando un aspecto parcheado o poco natural.

Es fundamental tener en mente la extensión del área que queremos cubrir en el trasplante, y la densidad que queremos alcanzar. Para obtener un resultado más denso en un área extensa, será necesario retrasar la línea de implantación frontal.

6. Expectativas

Aunque es el cirujano quien se encargará de definir la línea frontal del pelo previo a la intervención, siempre debe tener en cuenta las necesidades del paciente.

Otras consideraciones que afectan a la línea frontal del cabello

Además de los factores mencionados anteriormente, también se deben tener en cuenta los siguientes aspectos.

Dr. Balwi en la consulta con un paciente durante la cual se dibuja la línea frontal del pelo.

Seguir las leyes de la naturaleza

Tras la pubertad, la línea frontal del cabello retrocede una media de dos centímetros. A la hora de trazar una nueva, el especialista deberá crear un diseño que respete la edad y la línea natural. Bajarla demasiado puede generar un efecto poco recomendable y artificial.

Respetar la expresión facial

Durante la consulta preoperatoria, el cirujano pide al paciente que arquee las cejas para detectar dónde termina su musculatura facial. A partir de ese punto, se elige la ubicación más idónea para que el pelo enmarque el rostro. Elegir bien dónde se encuentra la línea frontal del pelo respetará su expresión habitual.

Una línea trazada en zigzag

El uso de una línea totalmente recta da lugar a una imagen similar a la de un muñeco. Ninguna línea de crecimiento sigue semejante patrón. Es más eficaz trazar una nueva con ciertas irregularidades para que se vea mucho más natural.

El ángulo de crecimiento del resto del pelo

Es usual que, dependiendo de la zona de la cabeza, el pelo crezca en distintas direcciones. El ejemplo más obvio serían los remolinos de la cabeza, donde el cabello cambia de dirección siguiendo una espiral. Medir el ángulo de crecimiento del pelo entre las zonas laterales y la frontal es esencial para conseguir la mejor ubicación posible.

Peculiaridades físicas

No hay dos líneas de crecimiento del pelo iguales. Es conveniente realizar un estudio para prever dónde se ubicaría la línea de implantación frontal de forma natural. En ocasiones, es posible hacer varias pruebas hasta conseguir la ubicación perfecta.

Detalles técnicos de la nueva línea frontal del pelo

Hombre indicando dónde está la raya central del cabello.

Aparte de los factores mencionados, el profesional se encarga de llevar a cabo los siguientes pasos para garantizar el mejor resultado posible:

  1. Dividir la cabeza en dos mitades simétricas, utilizando un nivel electrónico para encontrar el punto medio. Esta es la clave para trazar una línea descendente con el ángulo correcto en el rostro.
  2. Dividir el rostro en tres partes, para tener una medida similar. La primera se encuentra entre la línea de crecimiento y el entrecejo; la segunda, entre esta última parte y la base de la nariz. La tercera va de la nariz a la barbilla. Dependiendo de la morfología, así será la elección del profesional.
  3. Los ángulos laterales son esenciales y han de alinearse con el extremo de cada ceja a través de la línea del epicanto. Cada ángulo se divide en: vértice, borde superior e inferior. Resulta más eficaz modificar los ángulos laterales que el central para mejorar la naturalidad de la imagen.
  4. Dibujar la línea del pelo con un rotulador para comprobar cómo quedaría tras terminar el procedimiento. El paciente siempre puede dar su opinión, aunque es aconsejable escuchar las recomendaciones del profesional.

En resumen

La línea frontal del pelo es uno de los factores más importantes en términos de estética. Es por ello que, el efecto final tras el injerto capilar debe ser natural y acorde a las características individuales del paciente.

La elección de la posición debe acordarse entre el paciente y el médico capilar, sin embargo, debe confiar en su experiencia para no caer en el error de elegir una línea de implantación de aspecto artificial. Los resultados comenzarán a reflejarse aproximadamente cuatro o cinco meses después de la intervención, los cuales se volverán definitivos al cabo del año.

¡Todavía no hay comentarios!

Su dirección de correo electrónico no será publicado.