Caída del cabello

¿Qué es la alopecia areata? Todo lo que debe saber

La alopecia areata es un trastorno autoinmune que se caracteriza por la caída del cabello de forma impredecible, a menudo en pequeños mechones localizados en forma de monedas, aunque puede llegar a extenderse por todo el cuerpo.

La aparición repentina de calvas puede ser motivo de alarma, pero no afecta a todos los pacientes igual. Es fundamental consultar cuanto antes con un dermatólogo, para que diagnostique la enfermedad y elija el tratamiento más adecuado. Le explicamos más sobre qué es la alopecia areata exactamente, qué causa este trastorno, y qué esperar del tratamiento.

Índice


  1. Alopecia areata: ¿qué es?
  2. ¿Qué causa la alopecia areata?
  3. Los 4 tipos de calvicie areata que existen
  4. ¿Cuáles son los tratamientos para la alopecia areata?
  5. En resumen

Alopecia areata: ¿qué es?

La calvicie areata es un trastorno autoinmune, similar al vitíligo o el lupus, que afecta al pelo de la cabeza, pero también al de la barba o incluso las cejas. El síntoma más evidente es la caída repentina del pelo, dejando superficies lisas y uniformes del tamaño de una moneda.

En ocasiones se presentan alopecia areata y picor, aunque no se noten ni descamación ni rojeces a simple vista. Durante un episodio, el pelo se puede caer de un día para otro o a lo largo de varias semanas, un proceso que a menudo puede resultar traumático para quienes lo sufren.

Es importante tener presente que en la gran mayoría de casos este tipo de alopecia presenta su versión menos agresiva. La recuperación es espontánea al cabo del primer año.

¿Qué causa la alopecia areata?

Paciente en consulta con alopecia areata

La función principal del sistema inmune es detectar y atacar a los invasores del organismo (por ejemplo, una infección). Cuando por algún motivo los glóbulos blancos identifican a las células sanas del cuerpo como si se tratasen de un cuerpo invasor, se genera lo que se conoce como un trastorno autoinmune.

En el caso de la calvicie areata, el sistema inmune ataca por error el folículo piloso del que nace el pelo, reduciendo considerablemente su tamaño, y dando lugar a una caída espontánea que aparece casi de la mañana a la noche.

No se sabe exactamente cuáles son las causas de la alopecia areata, ni el motivo por el que el sistema inmune ataca los folículos capilares, aunque los especialistas apuntan al origen genético: el 20% de los pacientes tiene antecedentes familiares de alopecia u otros trastornos autoinmunes.

A pesar de todo, este tipo de alopecia no funciona exactamente como otros tipos de origen genético. Al contrario que con la alopecia androgenética, durante un episodio el folículo no se destruye completamente, por lo que es posible que el pelo vuelva a crecer una vez subsane la inflamación.

¿A quién afecta este tipo de alopecia autoinmune?

Es habitual encontrar alopecia areata en mujeres y hombres, aunque es algo más común entre estos últimos. Puede darse a cualquier edad, pero por lo general el primer episodio tiene lugar antes de los 40. Afecta también a niños.

Al tratarse de un trastorno autoinmune, es frecuente que los pacientes que sufren de este tipo de alopecia presenten otras complicaciones relacionadas, como vitiligo, dermatitis atópica, celiaquía o problemas de tiroides.

Los 4 tipos de calvicie areata que existen

Inyección en el cuero cabelludo

Este tipo de calvicie no se presenta por igual en todos los pacientes: mientras en algunos casos solo se pierden unos mechones de pelo en la cabeza, en otros la alopecia se extiende y acaba afectando a otras zonas del cuerpo, en ocasiones de manera definitiva.

Podemos distinguir los siguientes tipos de alopecia areata:

  1. Alopecia areata leve o en placa. Afecta a una única zona, sobre todo al cuero cabelludo, aunque también puede haber alopecia areata en la barba, las cejas o las pestañas. Es el tipo más frecuente, y se caracteriza por una caída repentina de cabello, en superficies del tamaño de una moneda. La zona afectada puede hacerse progresivamente más grande, aunque acaba curándose y recuperando el pelo.
  2. Alopecia areata total. Afecta a toda la superficie del cuero cabelludo. Su incidencia se sitúa en torno al 5% de los pacientes con alopecia de tipo autoinmune.
  3. Alopecia areata universal. Es muy poco corriente y afecta a menos de un 1% de los pacientes. Supone la pérdida de vello en todo el cuerpo, incluido el del cuero cabelludo y la cara pero también brazos, piernas, pecho o pubis.
  4. Alopecia areata difusa. Es el tipo más difícil de diagnosticar, ya que el patrón de caída es similar al de otros tipos de alopecia. Un dermatólogo deberá elaborar un diagnóstico diferencial usando pruebas específicas como la inspección del folículo usando un dermatoscopio, una prueba de tirón de pelo, un análisis de sangre o una biopsia de la piel.

En función del tipo de alopecia y de lo extensas que sean las lesiones, es importante tomar una serie de precauciones para prevenir daños en las zonas afectadas. El pelo tiene una función protectora frente a los agentes externos, y es importante hacer lo posible para paliar su falta mientras dure un episodio.

Algunas cosas que se pueden hacer: aumentar el uso de protector solar, usar gafas de sol (especialmente si la alopecia afecta a pestañas y cejas), o cubrir la cabeza con un pañuelo o sombrero.

¿Cuáles son los tratamientos para la alopecia areata?

Hoy por hoy no existe cura para este tipo de alopecia autoimmune. Después de un primer episodio, es imposible saber si volverá a recurrir pasado un tiempo, o qué superficies y zonas del cuerpo se verán afectadas por la alopecia areata. El tratamiento está por tanto enfocado a subsanar la inflamación, y posteriormente estimular el crecimiento rápido del pelo.

Entre los tratamientos antiinflamatorios más habituales estarían el uso de corticoides a través de inyecciones, pomadas o medicamentos orales, además de Minoxidil, un fármaco que estimula el folículo piloso y acelerar el crecimiento del pelo.

En ciertos estudios médicos, la aplicación de ajo para el pelo ha demostrado tener un efecto sobre los parches de alopecia areata en el cuero cabelludo. Antes de probar remedios naturales u otros tratamientos, consulte con su médico.

En resumen

Por desgracia la alopecia areata y el injerto capilar no son compatibles, ya que en la gran mayoría de casos, cuando se trata de alopecia leve, el folículo no está dañado y por tanto se trata de una alopecia reversible.

En general, este tipo de calvicie es uno de los pocos casos exentos de trasplante capilar, ya que, incluso si se trasplantasen folículos de otras zonas a un área afectada, no puede garantizarse que el sistema inmune no los ataque eventualmente y provoque nuevamente su caída.

Si cree que sufre de este tipo de alopecia consulte con un especialista para obtener un diagnóstico y los pasos a seguir más adecuados para su tratamiento.

¡Todavía no hay comentarios!

Su dirección de correo electrónico no será publicado.