Actualización COVID-19: Más información

Actualización COVID-19: Más información

Mujer señalando la línea de nacimiento del cabello

¿Qué es la alopecia frontal fibrosante y cómo se soluciona?

Aunque a menudo no se hable de ello, hombres y mujeres pueden experimentar por igual la caída progresiva del cabello en el área de la frente. Los efectos de la alopecia frontal fibrosante pueden ser devastadores para quien la sufre. ¿Por qué ocurre? ¿Es normal? ¿Qué tratamientos existen para curarla?

Explicamos cómo identificar este problema del cuero cabelludo y sus posibles soluciones.

Índice

  1. Alopecia frontal fibrosante: ¿qué es?
  2. Síntomas
  3. Diagnóstico
  4. Tratamiento
  5. Consulta con especialistas

¿Qué es la Alopecia frontal fibrosante?

Alopecia es el término médico para designar a la calvicie. Como su propio nombre indica, la alopecia fibrosante de tipo frontal supone una pérdida del cabello en el área de la frente. Está relacionada con la fibrosis del cuero cabelludo, tras la caída, comienza a formarse una especie de cicatriz donde antes había pelo, y aparecen cambios de color en la piel.

La alopecia frontal fibrosante, o alopecia frontal femenina, es mas común en mujeres que en hombres, particularmente después de la menopausia. Forma parte de un tipo de calvicie llamada alopecia cicatrizal, que deriva en la destrucción del folículo piloso y por tanto tiene carácter permanente. Una vez destruido el folículo, el pelo no vuelve a crecer.

Esta destrucción tiene su origen en una enfermedad inflamatoria desencadenada por un proceso autoinmune. El cuerpo crea defensas contra ciertos tejidos, y los ataca como si se tratasen de un agente externo. Con este tipo de alopecia a menudo aparecen signos de rojez e inflamación en la piel, similares a una quemadura solar.

Síntomas

Mujer analizando caída de cabello: ¿posible alopecia frontal fibrosante?

Los principales síntomas de la alopecia frontal fibrosante son los siguientes:

  1. La calvicie avanza desde la frente. La línea de pelo de la frente retrocede cada vez más sin motivo aparente. A medida que la calvicie avance, la pérdida de cabello se va acercando a la coronilla. Esta pérdida progresiva puede tener un desgaste emocional muy fuerte para quien la sufre.
  2. La piel de la zona aparece inflamada. La inflamación es un síntoma importante en la alopecia frontal femenina. La piel enrojece y puede notarse algo hinchada. Otros signos de inflamación menos frecuentes son aparición de calor y dolor en la zona.
  3. Cambios en el color de la piel. Además de la rojez asociada a la inflamación, en la alopecia fibrosante el tejido atraviesa un proceso de transformación llamado fibrosis que destruye el folículo piloso y lo reemplaza por una cicatriz. Este proceso puede oscurecer el color del cuero cabelludo a medida que avanza la calvicie.
  4. Distribución localizada en el cuero cabelludo y rostro. Una característica importante que diferencia este tipo de calvicie de otras es su distribución. En la mayoría de casos, la alopecia frontal fibrosante solo se limita al cuero cabelludo. En ocasiones muy raras puede aparecer en el pelo del rostro. Sin embargo, no se ha reportado ningún caso de alopecia frontal femenina en otras partes del cuerpo.
  5. Presencia de otras enfermedades autoinmunes. Esta enfermedad tiene un importante componente autoinmune y es habitual encontrarlo en mujeres con otras enfermedades similares. Pacientes de artritis reumatoide, diabetes mellitus tipo 1, tiroiditis de Hashimoto, y vitíligo pueden presentar también una alopecia de tipo fibrosante.

Si su cuero cabelludo presente algunos o varios de estos síntomas, consulte cuanto antes con un especialista para obtener un diagnóstico médico apropiado.

Diagnóstico

Diagnóstico de la alopecia fibrosante con dermatoscopia

El diagnóstico de la alopecia frontal femenina se realiza en varios pasos. Antes que nada, es necesario evaluar la condición, y estar atento a los signos y síntomas descritos arriba, especialmente en mujeres postmenopáusicas. En caso de sospecha, se realiza una dermatoscopia para evaluar el tejido del cuero cabelludo.

La dermatoscopia es un examen diagnóstico que consiste en evaluar la piel con un magnificador o lente provisto de luz. Este aparato funciona como un microscopio manual y permite ver los detalles de la lesión. El especialista emitirá un diagnóstico si se perciben las siguientes características:

  • Los orificios del folículo piloso desaparecen por completo, y alrededor se puede ver tejido descamado.
  • Alrededor del folículo la piel está más oscura, una característica llamada hiperqueratosis.
  • Alrededor del folículo la piel está enrojecida e inflamada (eritema perifolicular).

El diagnóstico definitivo puede requerir una biopsia cutánea, aunque a menudo los síntomas son evidentes simplemente con el análisis visual del cuero cabelludo.

Tratamiento

Una vez diagnosticado este tipo de alopecia, se pueden introducir ciertas modificaciones dietéticas y algunos productos para fortalecer y nutrir el cuero cabelludo. Sin embargo, hasta la fecha no existe un tratamiento 100% efectivo para detener la progresión de la alopecia frontal fibrosante. En la mayoría de casos, el proceso inflamatorio se estabiliza por sí solo y es difícil determinar si ha sido por el tratamiento o de forma espontánea.

Se pueden intentar los siguientes tratamientos:

  • Corticoesteroides, un tipo de esteroide que funciona como anti-inflamatorio y se puede aplicar en inyecciones y en combinación con otros tratamientos
  • Minoxidil, muy popular en el tratamiento de la alopecia androgénica aplicado directamente en el cuero cabelludo
  • Finasteride, que combinado con otro producto tópico llamado pimecrolimus parece estabilizar la alopecia fibrosante en algunos casos
  • Ciclosporinas, que se pueden ingerir por vía oral, pero tienen alta incidencia de recidiva

Una vez la progresión se ha estabilizado de forma médica, es posible consultar con el especialistas las posibilidades de llevar a cabo un injerto capilar. Es importante tener en cuenta que la medicación y los tratamientos mencionados anteriormente no curan la alopecia frontal fibrosante, aunque sí pueden ayudar a frenar su avance.

Es por esto que el trasplante capilar solo se aconseje en un pequeño número de casos: aquellos donde la inflamación y cicatrización estén controladas, y la falta de densidad sea visible pero afecte a un área pequeña, como por ejemplo las patillas, sienes o cejas.

Conclusión

Si ve que el cabello de la frente comienza a retroceder, preste atención a los posibles síntomas y visite cuanto antes a su dermatólogo. Aunque este tipo de alopecia es rara, tiene síntomas muy específicos fáciles de identificar, y su médico puede ayudarle a diagnosticarla y proceder con un tratamiento que amortigüe su avance.

En todo caso, y aunque parezca que el tratamiento no lleva a ninguna parte, no desespere. Todo se puede arreglar y existen alternativas. El trasplante capilar puede devolver su cabello a su estado anterior. Incluso la alopecia frontal fibrosante tendrá su solución si tiene paciencia, sigue las recomendaciones de su especialista, y sabe esperar el momento apropiado.

One Reply to “¿Qué es la alopecia frontal fibrosante y cómo se soluciona?”

  1. Buenos días,padezco alopecia frontal fibrosante,de momento detenida y en tratamientoHay alguna crema para tratar las papulas faciales debido a la misma?

Your Email address will not be published.