Summer Deal! ¡Ahorra 400 € ahora!

Hombre preguntándose qué tipo de alopecia padece.

¿Conoces los tipos de alopecia más frecuentes?

La alopecia es una afección universal que afecta a personas de todos los géneros y edades. En este artículo explicaremos las causas y los diferentes tipos de pérdida de cabello. Desde la alopecia androgénica o calvicie común hasta las variantes menos frecuentes como la alopecia areata o la alopecia frontal fibrosante. Veamos, a continuación, los tipos de alopecia que más afectan a los hombres y las mujeres.

Índice


  1. ¿Qué es la calvicie o alopecia?
  2. Tipos de alopecia más habituales
  3. Pérdidas de cabello que más afectan a los hombres
  4. ¿Qué caídas de pelo son más usuales en las mujeres?
Hombre con un peine en la mano mostrando los efectos de la alopecia en hombres

¿Qué es la calvicie o alopecia?

La alopecia o calvicie es un término que engloba diversas afecciones caracterizadas por la pérdida de cabello. Estas enfermedades capilares pueden presentarse de diversas formas y tienen desde una alta incidencia como la alopecia androgénica hasta una frecuencia más baja, pero con unos síntomas muy visibles, como la alopecia areata.

Las causas de la alopecia son muy heterogéneas y, generalmente, se deben a una combinación de factores genéticos, hormonales y ambientales. El impacto de estas dolencias va más allá de lo estético, ya que pueden afectar a la autoestima y la calidad de vida de quienes la experimentan.

Tipos de alopecia más habituales

La alopecia androgenética es la forma más común de pérdida de cabello y afecta tanto a hombres como a mujeres. Asimismo, aunque con una incidencia mucho más baja, la alopecia areata, caracterizada por la pérdida repentina de cabello en forma de parches, es una de las más llamativas. A continuación, te mostramos un resumen de los tipos de alopecia más frecuentes.

Alopecias no cicatriciales

  • Alopecia androgenética: también conocida como calvicie común, esta afección es la responsable de la miniaturización del cabello, es decir, es la responsable de que el pelo se haga más fino. Normalmente, comienza afectando a las entradas, la coronilla y la línea frontal del cabello. Los tratamientos más efectivos suelen incluir medicamentos como la finasterida, la dutasterida y el minoxidil. En los casos más avanzados, la solución más efectiva es el injerto capilar.
  • Alopecia areata: las calvas en forma de parches de esta dolencia pueden aparecer en el cuero cabelludo o afectar a otras áreas del cuerpo. En algunos casos, se puede llegar a perder todo el pelo de la cabeza o, incluso, de todo el cuerpo. Se desconoce la causa exacta de enfermendad, pero parece estar relacionada con un proceso autoinmune. Aunque algunos pacientes mejoran sin tratamiento, algunos fármacos como el baricitinib han demostrado su efectividad.
  • Alopecia difusa: la alopecia difusa sigue un patrón de pérdida de cabello progresivo y generalizado que afecta a ambos sexos, aunque es más común en mujeres. A diferencia de otros tipos de alopecia, el crecimiento del pelo se mantiene igual, pero la densidad disminuye gradualmente, haciéndolo quebradizo, fino y seco. Los tratamientos con quimioterapia o anticoagulantes, y el uso de algunos medicamentos son las principales causas de este tipo de alopecia. Otras causas serían los trastornos de la alimentación, o un desequilibrio de la hormona tiroidea. En la mayoría de los casos, los síntomas mejoran cuando se corrige el déficit nutricional, se restablece el equilibrio hormonal, o se suspende el tratamiento farmacológico que causa la alopecia.

Alopecias cicatriciales

  • Alopecia frontal fibrosante: la alopecia más común de las cicatriciales primarias. Se caracteriza por una pérdida lineal de cabello en el área frontal, ocasionalmente en la temporal y en las cejas. Este tipo de alopecia es más frecuente en mujeres postmenopáusicas, se presenta como una inflamación en el cuero cabelludo que produce la pérdida de pelo. Sin embargo, cada vez es más habitual que también la sufran varones o mujeres más jóvenes. Aún existen muchas incógnitas acerca de las causas de la alopecia frontal fibrosante y no se descarta la influencia de algún factor ambiental, hormonal o una inflamación provocada por el sistema autoinmune.
  • Liquen plano pilaris: esta afección es una forma de liquen plano que afecta principalmente el cuero cabelludo, sobre todo a las mujeres adultas de mediana edad. Los signos y síntomas incluyen las ampollas pequeñas y rojas alrededor de los folículos y la caída del pelo. Generalmente se trata con los esteroides accutane o hidroxicloroquina. En algunos casos el trasplante de cabello es efectivo.
  • Foliculitis decalvante: esta dolencia, por su parte, es una alopecia cicatricial primaria que suele afectar a hombres jóvenes. Habitualmente comienza como una inflamación en el cuero cabelludo con pústulas y picor. Después de un tiempo, la inflamación destruye el folículo piloso y produce zonas de alopecia irreversible y con cicatriz.
Hombre con calvice común, uno de los tipos de alopecia más frecuentes

Pérdidas de cabello que más afectan a los hombres

Antes de encontrar el tratamiento adecuado, es necesario conocer las razones de una pérdida progresiva, ocasional o total del cabello. Siempre que se detecte una caída de cabello fuera de lo habitual, se debe acudir a un dermatólogo o tricólogo. Estos profesionales están familiarizados con los distintos patrones y síntomas, por lo que podrán hacer un diagnóstico preciso y recomendar la terapia más efectiva. 

La alopecia androgénica, también conocida como alopecia hereditaria o calvicie común, es la causa más frecuente de pérdida de cabello en el mundo. La prevalencia se sitúa en torno al 21 % en los hombres de 20 años y aumenta hasta el 85 % a los 50 años. La alopecia areata es otra de las pérdidas capilares que afectan al cabello y la barba de muchos hombres. El estrés y los tratamientos médicos son los otros motivos que suelen causar una caída del pelo, normalmente temporal, en la población masculina.

¿Qué caídas de pelo son más usuales en las mujeres?

Diversos factores pueden producir la caída de pelo progresiva u ocasional en una mujer. A pesar de estar relacionada con la hormona masculina DHT, la alopecia androgénica también afecta a las mujeres y se denomina calvicie de patrón femenino. La prevalencia de esta alopecia en mujeres es del 12 % entre los 20 y 30 años y cerca del 75 % pasados los 70 años.

La principal causa de la alopecia por tracción, una pérdida de cabello que afecta mayormente a mujeres, son los peinados tirantes provocados por las coletas, trenzas y moños. Los alisados con planchas y otros tratamientos con cosméticos también pueden dañar los folículos pilosos, lo cual hace que sean más frágiles y no resistan la tensión producida por determinados peinados. Los trastornos hormonales y autoinmunes, los fármacos y el estrés son otros factores que pueden provocar la caída del pelo de muchas mujeres.