Summer Deal! ¡Ahorra 400 € ahora!

Alopecia por tracción en mujer con trenzas

Alopecia por tracción: ¿qué es y cómo prevenirla?

¿Has notado alguna vez una sensación incómoda o incluso dolor en tu cuero cabelludo tras optar por un peinado muy ajustado? Si la respuesta es afirmativa, es posible que estés ante los signos iniciales de un caso de alopecia por tracción. Generalmente, si está afección se trata a tiempo, se puede recuperar el cabello perdido con una serie de cuidados y un cambio de peinado. No obstante, el trasplante capilar es una opción viable para los casos más severos. Veamos, a continuación, con más detalle las causas, síntomas y tratamientos para combatir la alopecia por tracción.

Índice


  1. ¿Qué es la alopecia por tracción?
  2. ¿Cuáles son las causas de esta pérdida de cabello?
  3. Síntomas y signos de esta afección
  4. ¿Cómo se trata este tipo de caída de pelo?
  5. ¿Se puede prevenir la alopecia por tracción?
Bailarina con moño tirante, vista de espaldas.

¿Qué es la alopecia por tracción?

La alopecia por tracción, también conocida como «alopecia del moño», es una forma de pérdida de cabello que surge, en gran medida, debido a peinados que ejercen demasiada tensión sobre el cabello. Esta dolencia, que afecta principalmente a la frente y las sienes, puede llevar a una pérdida temporal de cabello en sus etapas iniciales. Sin embargo, si no se aborda, puede resultar en una pérdida permanente, especialmente si el folículo piloso se daña irreparablemente. En situaciones extremas, la línea del cabello puede retroceder hasta 5 cm o más.

¿Cuáles son las causas de esta pérdida de cabello?

La alopecia del moño, o por tracción, es una afección que, en gran medida, se origina debido a ciertos estilos de peinado y prácticas capilares. Aunque no es necesario eliminar completamente estos peinados o arreglos de nuestra rutina, es esencial conocerlos y moderar su uso para mantener un cabello sano.

Peinados y hábitos dañinos

La principal causa de la alopecia por tracción son los peinados tirantes. Moños, coletas o trenzas demasiado apretadas, alisados frecuentes y otros tratamientos capilares pueden generar una tensión constante en el cuero cabelludo, dañando los folículos pilosos.

Las extensiones se han popularizado por ofrecer mayor volumen y longitud al cabello. Sin embargo, su uso constante puede generar una tensión que, a largo plazo, puede desencadenar este tipo de alopecia. No se trata de renunciar a ellas, sino de usarlas con moderación y cuidado.

Los moños altos, coletas ajustadas y otros peinados que ejercen mucha tensión en el cuero cabelludo también son causas comunes de esta condición. Si bien ocasionalmente no representan un riesgo, su uso diario puede llevar a un adelgazamiento de cabello notable en áreas como las sienes. Una excelente alternativa es optar por estilos más relajados, como coletas sueltas o moños bajos, que permiten lucir un look recogido sin comprometer la salud capilar.

¿Por qué es más común en mujeres?

Es una forma de alopecia particularmente frecuente en mujeres, ya que suelen tener el pelo más largo que los hombres y suelen usar más este tipo de peinados rígidos para llevarlo recogido. Es especial la incidencia en mujeres africanas o afrodescendientes debido a ciertos peinados que ejercen mucha tensión en el cabello como las trenzas africanas pegadas o cornrows. No obstante, diversos estudios han demostrado que el principal factor de riesgo son los peinados asociados y no el origen étnico o el tipo de cabello.

Mujer con alopecia por tracción a causa de extensiones y trenzas.

Síntomas y signos de esta afección

La alopecia por tracción, a diferencia de otras formas de pérdida de cabello como la alopecia androgénica, presenta síntomas distintivos que suelen manifestarse con molestias en el cuero cabelludo. Los primeros síntomas incluyen inflamación del cuero cabelludo, ligera irritación y una pequeña pérdida de cabello. Con el tiempo, si no se aborda, la línea del cabello puede retroceder significativamente.

Reconociendo los primeros signos

Uno de los aspectos que claramente indica que podríamos estar ante un caso de alopecia por tracción es la sensación de alivio que se tiene al deshacer un peinado apretado. Si, además, observas falta de densidad en las sienes, es probable que padezcas este tipo de caída de pelo.

La falta de densidad capilar en zonas específicas también es uno de los síntomas más evidentes de la alopecia por tracción. Las sienes suelen ser las más afectadas, ya que es donde el cabello sufre mayor tensión, llevando a una pérdida aguda en esta área. El enrojecimiento del cuero cabelludo, acompañado de un dolor característico, es otro signo de alerta. Este dolor se debe a un proceso inflamatorio que puede ser indicativo de esta pérdida capilar.

¿Cómo se trata este tipo de caída de pelo?

El primer paso para combatir la alopecia por tracción es revisar y modificar nuestros hábitos relacionados con la pérdida de cabello. Es esencial evitar peinados que generan mucha tensión y minimizar la frecuencia de alisados y tintes. Estos cambios pueden favorecer la regeneración de los folículos pilosos y prevenir las causas de la alopecia por tracción.

Para aquellos que ya experimentan síntomas de la alopecia por tracción, existen tratamientos médicos que pueden ayudar. En situaciones donde hay inflamación, los corticosteroides tópicos pueden ser una solución efectiva. Y en casos donde se presenta foliculitis, es posible que se necesiten antibióticos para tratar la condición.

En los casos donde la pérdida capilar está muy avanzada, la alopecia por tracción puede convertirse en una alopecia cicatricial irreversible en sus últimas etapas, lo cual hace que no sea posible recuperar el cabello pérdido con fármacos. En estos casos, el tratamiento quirúrgico puede ser una opción para los pacientes que deseen mejorar el aspecto de las zonas afectadas. Los trasplantes capilares con las técnicas FUE y DHI han conseguido resultados satisfactorios en numerosos pacientes.

¿Se puede prevenir la alopecia por tracción?

Si deseas prevenir este tipo de pérdida de pelo, debes ser consciente de los peinados y tratamientos que eliges. En primer lugar, se recomienda llevar el cabello suelto para que el pelo esté lo más relajado posible. Si necesitas llevarlo recogido, opta por una coleta o moño que no estén muy apretados y se sitúen en la parte baja de la cabeza.

Aquí tienes otras recomendaciones adicionales para prevenir esta condición:

  • Varía tus peinados para prevenir la caída. Alterna tu peinado con frecuencia. Por ejemplo, si un día optas por trenzas, al día siguiente deja tu cabello suelto. Esta variación evita la tensión constante en una misma zona, reduciendo las causas de este tipo de alopecia.
  • Evita los cosméticos con químicos. Si decides llevar trenzas o usar extensiones, es crucial evitar productos químicos que puedan debilitar tu cabello, haciéndolo más susceptible a la rotura.
  • Usa extensiones de manera responsable. Las extensiones pueden ser una excelente opción para cambiar de look, pero es vital usarlas con moderación. Úsalas por periodos cortos y permite que tu cabello descanse entre aplicaciones para prevenir síntomas de la alopecia por tracción.
  • Alisados y tintes: menos es más. Limita la frecuencia con la que te aplicas alisados y tintes. Estos productos, si se usan en exceso, pueden causar alopecia por tracción al combinarse con peinados tirantes, ya que debilitan el cabello.
  • Secadores y planchas: cuidado con la temperatura. Al emplear secadores o planchas, es fundamental ajustar la temperatura a un nivel medio. El calor extremo puede agravar la pérdida de cabello y aumentar el riesgo de alopecia por tracción.