Actualización COVID-19: Más información

Actualización COVID-19: Más información

Hombre con mucho pelo sonriendo a la cámara

Cómo influye un trasplante capilar en la felicidad

¿Te miras en el espejo antes de salir por la puerta cada mañana? Por supuesto que sí. Si sufres un problema de caída del cabello, puede que cambie significativamente tu apariencia física y quizá esta circunstancia llegue a afectarte psicológica o emocionalmente. Es por esto que, para muchos, el trasplante capilar y la felicidad vayan entrelazados a la hora de imaginar el futuro.

Nuestra imagen es esencial para valorarnos y querernos a nosotros mismos. Y, no hay más que decir a la hora de hablar del cabello, pues si carecemos de él puede cambiar por completo la visión positiva que tenemos de nuestra apariencia.

Índice


  1. El trasplante capilar y la felicidad
  2. Trasplante capilar y autoestima
  3. La caída de cabello y la imagen en las mujeres
  4. En definitiva, el trasplante capilar puede jugar un papel en la felicidad

El trasplante capilar y la felicidad

Un trasplante capilar es el proceso de transferir folículos pilosos de un área donante a una región receptora del cuero cabelludo. El área donante es por tanto el área de donde se extirparán los folículos de cabello (a menudo la parte de atrás y laterales de la cabeza), mientras que la zona afectada por la calvicie es en este caso la receptora.

Previo a la intervención, el especialista lleva a cabo un análisis capilar exhaustivo, que determina el grado de alopecia de la persona así como el número de folículos necesarios para una densidad capilar óptima.

FUE y FUT son las dos técnicas principales que se utilizan para cosechar los injertos de cabello: la primera extrae cada folículo individualmente, mientras que con el método FUT el cirujano secciona una tira de piel y pelo de la que se extraen los injertos. El proceso de implantación es el mismo para ambos métodos, y los resultados finales suelen apreciarse al cabo de un año.

La razón principal que lleva a alguien a someterse a un procedimiento de trasplante capilar es incrementar la felicidad y recuperar la confianza perdida, asociada a la progresión de la alopecia. Volver a ver crecer cabello sano y fuerte, particularmente en las áreas que enmarca el rostro:

  • Entradas
  • Zona frontal y parietal
  • Línea de nacimiento del pelo

Un trasplante de cabello es una opción quirúrgica probada y segura de paliar con la calvicie. Este procedimiento tiene el potencial de cambiar la vida de quienes experimentan la caída del cabello como un evento traumático, y procesar mejor las emociones negativas asociadas a un cambio radical del aspecto físico. Así como alimentamos a nuestro organismo con nutrientes para sobrevivir a diario, emocionalmente necesitamos alimentar a nuestro espíritu con amor, comprensión y pensamientos positivos sobre nosotros mismos.

ANÁLISIS CAPILAR GRATUITO
100% sin costo ni compromiso

Trasplante capilar y autoestima

Pareja de mediana edad enamorada

La caída del cabello puede disminuir la autoestima de un hombre o de una mujer, causar depresión o minar su confianza. A menudo se trata de un evento inesperado y fuera de nuestro control. El origen de la caída del cabello debe estar diagnósticado por un especialista, pero a menudo se engloba en uno de los siguientes motivos:

  1. Tenemos predisposición genética a la calvicie, por lo que la caída se manifiesta de forma repentina en la juventud y progresa durante años
  2. Sufrimos de una patología que provoca la caída del cabello, ya sea autoinmune, inflamatoria u hormonal
  3. El organismo está atravesando un evento concreto y reversible que haceque el cabello se caiga, ya sea un tratamiento con fármacos, estrés o déficit nutricional

Cuando una persona sufre de falta de autoestima, a menudo no siente la necesidad de ayudarse a sí misma para sentirse mejor. En estos casos, es común dedicar poca energía a realizar actividades simples, como conocer personas, emprender nuevos proyectos o divertirse con amigos, porque a menudo estas situaciones provocan que la persona se sienta avergonzada o no quiera salir de casa. Para salir de ese círculo vicioso, es importante hacer un esfuerzo consciente y enfrentarse a aquello que genera ese tipo de emoción negativa o sensación de rechazo hacia uno mismo.

El cabello siempre ha jugado un papel importante en la forma en que nos vemos a nosotros mismos, desde una perspectiva biológica e histórica, así como estética. Por ejemplo, sabemos que a menudo un buen pelo se asocia con salud, belleza o estatus. Aunque esto no tiene por qué ser así, para algunas personas resulta difícil no entrar en una espiral de pensamientos negativos asociados a estas construcciones sociales.

Si está pensando llevar a cabo un trasplante capilar para aumentar su nivel de felicidad, estos son algunos de los beneficios emocionales que pueden ir asociados a verse nuevamente con pelo.

Mayor autoconfianza

Por norma general, los hombres que se someten a un trasplante de cabello se ven más jóvenes y atractivos. El injerto capilar en estos casos tiene el objetivo de aumentar la confianza: volver a vernos guapos en el espejo, y relacionarnos con los demás con una confianza renovada. Dejar de pensar de una vez por todas «¿qué están pensando los otros de mí?».

Una vez que la persona se siente más segura, notará un aumento en sus niveles de felicidad y autoestima.

Positivo impacto en la carrera profesional

En ciertas profesiones donde la imagen es un valor importante, la caída del cabello puede percibirse como algo negativo. En estos casos, el trasplante capilar puede prolongar indefinidamente ciertas carreras dentro de industrias como el entretenimiento, la belleza o la moda. No es casualidad que muchos famosos opten a menudo por éste u otros tratamientos de renovación capilar.

Entre algunos nombres que peinan hoy más pelo que ayer estarían por ejemplo Matthew McConaughey, Kevin Costner o Jude Law.

Ayuda con alteraciones emocionales

Un trasplante capilar cambiará positivamente los pensamientos de una persona acerca de su apariencia, lo que puede mejorar sus sentimientos de valía y confianza y ayudar a superar otro tipo de problemas emocionales más graves, como la depresión a la ansiedad.

En estos casos, es importante consultar con un psicoterapeuta especializado en estos campos antes de proceder con un tratamiento quirúrgico que altere la imagen. Lo más recomendable es intentar lidiar con estas afecciones emocionales y tomar una decisión definitiva solamente cuando la persona se sienta mejor anímicamente.

Mejoría en la vida social

Cuando se sufre una caída del cabello acusada, la persona afectada, especialmente los más jóvenes, puede pasar temporadas en las que prefiere recluirse y evitar a otros. Este tipo de comportamientos a menudo puede derivar en afecciones como las mencionadas anteriormente, incluidas la depresión y la ansiedad. De ahí que muchos se planteen recibir un trasplante de cabello con el fin de sentirse más a gusto a la hora de tratar con personas de su entorno.

Una nueva cabellera puede, además, restablecer la confianza para conocer a una posible futura pareja.

La caída de cabello y la imagen en las mujeres

Mujeres jugando con niños al atardecer al aire libre

Cuando alguien piensa en la caída del cabello, inmediatamente piensa en que es algo que ocurre mayormente a los hombres. Sin embargo, muchas mujeres sufren de caída y adelgazamiento del cabello en silencio, a menudo evitando compartir este problema con las personas de su entorno. Por desgracia, las mismas construcciones sociales mencionadas anteriormente suelen ser aún más acusadas para el género femenino.

El trasplante capilar para mujeres también puede ayudar a devolver la confianza y autoestima deseadas, y aportar los beneficios descritos anteriormente.

En definitiva, el trasplante capilar puede jugar un papel en la felicidad

En conclusión, para mejorar la autoestima, necesitamos primero cultivar nuestro yo interior. Lo siguiente, y si aún se quieren cambiar ciertas cosas en el aspecto físico, es ponerse manos a la obra para reinventarnos en todo aquello que no nos gusta y volver a sentirnos cómodos en nuestra propia piel.

En estos casos, el trasplante capilar y la felicidad pueden estar relacionados gracias a la capacidad de este procedimiento de devolver la confianza y ganar autoestima. A muchas personas, verse frente al espejo cuando sufren calvicie, puede arruinarles el día física y emocionalmente. Para quienes sueñan con conseguir el cabello deseado de forma permanente, Disponer de este tratamiento es una gran oportunidad para lograrlo de una forma efectiva.

No Comments yet!

Your Email address will not be published.