Cuántos injertos hacen falta para un trsplante de pelo

¿Cuántos injertos hacen falta para un trasplante de pelo?

Un injerto capilar es una intervención quirúrgica que transfiere injertos de cabello (grafts o unidades foliculares) de un área que no está afectada por la caída del pelo, a otra donde el cabello escasea o se ha perdido completamente.

Para llevar a cabo este proceso, es importantísimo hacer un estudio pormenorizado tanto de la zona donante como del área receptora para calcular exactamente cuántos injertos de cabello se pueden hacer en un injerto capilar. Estos cálculos se basan en unos parámetros comunes en función de la densidad del pelo, aunque el número definitivo depende de las circunstancias personales de cada paciente.

A continuación explicamos la manera más habitual de calcular los injertos capilares necesarios en un trasplante.

Índice


  1. ¿Cuántos injertos de cabello se pueden hacer en un trasplante capilar?
  2. La importancia de la densidad en un trasplante capilar
  3. ¿Cómo se calcula el número exacto de injertos de cabello necesario?
  4. Para conocer los injertos necesarios para un trasplante hay que consultar con un especialista

¿Cuántos injertos de cabello se pueden hacer en un trasplante capilar?

trasplante capilar

El número de injertos que el especialista decida implantar en el cuero cabello dependerá en primer lugar del tipo de alopecia, así como de las necesidades de la zona afectada y de la densidad capilar.

Un paciente con un problema de caída genético suele presentar mayor densidad en la nuca y los laterales, siendo estas dos zonas las que normalmente ejercen de donantes. Esto es así porque en los casos de alopecia hereditaria, la hormona DHT tiende a atacar los cabellos en la zona anterior de la cabeza. Los folículos afectados producen cabellos progresivamente más frágiles hasta que finalmente dejan de producir cabello por completo.

Si el paciente cuenta con poca densidad en la nuca, el médico especialista evaluará la posibilidad de realizar un injerto capilar con pelo de la barba o el pecho, aunque no es siempre lo recomendable.

Cabello y unidad folicular

Para calcular cuántos injertos de cabello se pueden hacer en un trasplante capilar, es importante distinguir entre cabello y unidad folicular. La unidad folicular es una agrupación de cabellos (por norma general, entre uno y tres) presentes en un mismo poro de la piel.

Durante un trasplante, las unidades foliculares deben extraerse intactas para no dañar la capacidad del folículo de generar cabellos nuevos una vez trasplantados.

Es por eso que al calcular los injertos necesarios para el trasplante se hable de unidades foliculares por centímetro cuadrado. Esta cifra determinará tanto los injertos necesarios como la densidad del cabello en el resultado final.

La barrera de las 5000 unidades foliculares

Una vez se extraen las unidades foliculares de la zona donante, el cabello no vuelve a crecer en ese área ya que no hay folículo presente. Por lo general el límite de unidades foliculares a extraer se establece en un máximo de 4500 o 5000 unidades foliculares por paciente.

Si la extracción no se planifica adecuadamente, el cabello del paciente puede perder su aspecto natural en la zona donante. Del mismo modo, si se implantan excesivas unidades foliculares en las áreas receptoras, es posible que no reciban el riego sanguíneo adecuado y sean propensas a caerse.

La importancia de la densidad en un injerto capilar

Escala Hamilton-Norwood para la caída del cabello

Lo primero que debe hacer el especialista es examinar el cuero cabelludo para identificar las zonas que cuenten con los cabellos más fuertes. La densidad natural del cabello es de 100 a 120 cabellos por centímetros cuadrado. La densidad óptima suele situarse en torno a 40-60 cabellos/cm2, dando prioridad a la zona delantera que enmarca el rostro por delante de la coronilla.

Por eso para determinar el total que se pueden hacer se tienen en cuenta los factores para determinar el número de injertos capilares:

  1. El tamaño del área a cubrir. Se mide en cm2 y depende del patrón de alopecia del paciente.
  2. La superficie del área donante. Es inversamente proporcional al tamaño del área a cubrir. Un paciente con menor grado de alopecia dispondrá de más folículos para realizar el trasplante capilar.
  3. El número de cabellos por unidad folicular del área donante. Entre uno y tres por unidad folicular, aunque en ocasiones pueden encontrarse cuatro cabellos.
  4. Las características de la piel y el cabello del paciente. Por ejemplo, para obtener un resultado natural un paciente con cabello claro necesitará más pelo trasplantado que uno con cabello oscuro.
  5. El estado del área receptora. En ocasiones es necesario realizar dos procedimientos en días distintos para garantizar que el cuero cabelludo reacciona favorablemente al trasplante.
  6. La edad del paciente y la progresión de la pérdida de cabello. Un paciente con caída a una edad temprana tiene, potencialmente, aún varios años por delante en los que perderá pelo. En estos casos debe ajustarse el número de injertos a la progresión de la caída, teniendo en cuenta que quizá deba realizarse otro trasplante pasados unos años. En un paciente de edad más avanzada, el patrón de alopecia está más definido y puede establecerse un número exacto de injertos capilares posibles.

El especialista realizará la valoración precisa de estas variables. En función de su hallazgo, determinará cuántos injertos se necesitan para recuperar el cabello, y basándose también en la técnica a utilizar, la mejor manera de repartir los folículos.

¿Cómo se calcula el número exacto de injertos de cabello necesario?

Hombre usando calculadora

Lo primero es conocer exactamente la superficie de la zona receptora, que puede medirse de diferentes maneras. Una medida estándar que se emplea a menudo para determinar el grado de alopecia de un paciente es el gráfico de la escala Hamilton-Norwood.

La escala Hamilton-Norwood establece hasta siete niveles de alopecia diferentes. Dependiendo del grado de alopecia que presente el paciente, se requerirá mayor o menor número de injertos capilares, con:

  • Un mínimo de unas 1000 unidades foliculares para los pacientes de grado 1
  • Un máximo de 5000 unidades foliculares para los de grado 7.

En función de estas variables, el especialista será capaz de determinar cuántos injertos de cabello se pueden hacer en el paciente.

¿Qué pasa con el injerto capilar con poca densidad?

Aunque en pacientes que puntúan entre 1 o 3 en la escala de Hamilton-Norwood es posible trabajar a altas densidades, en ocasiones no es viable obtener una densidad del 50% en pacientes con una alopecia más extendida.

Un ejemplo: un paciente con calvicie avanzada tipo 5 en la escala Hamilton-Norwood, o un paciente mayor de 60 años con envejecimiento capilar además de alopecia, a menudo debe ajustar sus expectativas en torno al resultado del injerto capilar. La demanda de injertos de la zona receptora en estos casos suele es superior a la capacidad de la zona donante.

En casos así, el especialista debe repartir las unidades foliculares de la forma más adecuada, dando prioridad a la parte anterior de la cabeza.

Para conocer los injertos necesarios para un trasplante hay que consultar con un especialista

Es difícil saber exactamente cuántos injertos de cabello se pueden hacer en un trasplante capilar FUE. La cantidad varía sustancialmente de una persona a otra dependiendo de factores individuales.

Un especialista en trasplante capilar será capaz de determinar en la consulta inicial la superficie del área a cubrir, así como la calidad de los folículos en el área donante, y hacer una evaluación detallada en función de las características del cabello y el paciente.

Comments are closed.