Hombre disimula su injerto capilar portando una gorra blanca.

¿Cómo disimular un injerto capilar?

Aunque la mayor parte de los pacientes no tienen ningún problema en admitir que se han puesto pelo, algunos prefieren evitar las miradas y preguntas indiscretas de los curiosos. Es por ello que existen diversas estrategias para disimular un injerto capilar, sobre todo en las primeras semanas. Veamos, a continuación, qué métodos son los más efectivos para camuflar u ocultar un injerto de pelo.

Índice


  1. ¿Debes raparte la cabeza antes de la operación?
  2. Disimular un injerto capilar después de la intervención
  3. Otros aspectos que se deben tener en cuenta
Hombre disimulando injerto capilar dejándose larga la barba.

¿Debes raparte la cabeza antes de la operación?


Habitualmente la preocupación por disimular los efectos de un injerto capilar comienza después del tratamiento. Sin embargo, hay que tener en cuenta que es necesario rapar la cabeza del paciente en la mayoría de injertos capilares, tanto la zona donante como la receptora. 

No obstante, es posible llevar a cabo el tratamiento sin rasurar en algunos casos específicos. Por ejemplo, en el caso de mujeres u hombres con pelo largo, que no deseen raparse toda la cabeza, se puede rasurar únicamente la zona donante. Si se tiene el pelo con la longitud adecuada, es posible cubrir la franja del cuero cabelludo donde se han extraído las unidades foliculares con el resto del cabello.

Disimular un injerto capilar después de la intervención


Si deseas disimular tu implante capilar o evitar que resulte muy evidente las semanas posteriores a la intervención, sigue los siguientes consejos:

  • Dejarse barba

¿Qué mejor manera de disimular un injerto capilar que desviando la atención hacia otra zona del rostro? Dejarse barba es un cambio de look que no solo suele cambiar el aspecto de un paciente, también puede ayudar a desviar la atención de los curiosos.

  • Cubrirse la cabeza

Una vez pasadas las primeras dos semanas, puedes cubrirte la cabeza con un sombrero o pañuelo, siempre y cuando no estén apretados para que el cuero cabelludo respire correctamente. Al cubrirte la cabeza, ocultarás y, al mismo tiempo, protegerás el trasplante, ya que es necesario evitar que los rayos del sol puedan dañar las áreas tratadas.

  • Irse de vacaciones

Si deseas evitar las preguntas indiscretas de los compañeros de trabajo o conocidos, quizás puedas irte unas semanas de vacaciones. A ser posible a un lugar, donde te puedas relajar y no te incomoden las miradas de extraños. Los días de reposo permiten llevar a cabo todos los cuidados postoperatorios con mayor atención. De todas maneras, después de someterte a un trasplante capilar, deberás seguir las recomendaciones del equipo médico y evitar ciertas actividades como tomar el sol y nadar en el mar o la piscina.

Otros aspectos que debes tener en cuenta


En algunas ocasiones puede que surjan algunos efectos secundarios tras la intervención. Estos efectos no son graves pero pueden hacer que sea más difícil disimular el injerto capilar, sobre todo a la hora de incorporarse al trabajo. Algunos de estos signos son bastantes evidentes como, por ejemplo:

  • Las costras de los folículos
  • La hinchazón en la cabeza
  • El enrojecimiento del cuero cabelludo
  • El pelo irregular de la zona donante

Formulario de contacto