Hombre feliz con pelo permanente tras el trasplante capilar.

¿Los injertos de pelo son para toda la vida?

El trasplante de pelo es una intervención quirúrgica que permite repoblar con cabellos sanos ciertas partes del cuero cabelludo afectadas por la calvicie. Cuando esta intervención se realiza de manera correcta, el pelo trasplantado mantiene el mismo ciclo vital que el resto del cabello y sigue creciendo durante toda la vida. De todos modos, aunque los folículos pilosos trasplantados sean en principio permanentes, hay que seguir una serie de recomendaciones y cuidados para que el cabello no se vea afectado por algún tipo de caída. A continuación, veremos con más detalle por qué los injertos de pelo son para toda la vida.

Índice


  1. ¿Los injertos capilares son permanentes?
  2. ¿Cuándo puede caerse el pelo injertado?
  3. ¿Qué debes hacer para que tu trasplante de pelo sea duradero?
Unidades foliculares extraídas de la zona donante en un trasplante capilar.

¿Los injertos capilares son permanentes?

Cuando se lleva a cabo un trasplante de pelo, lo que se busca es una redistribución capilar implantando folículos pilosos sanos, provenientes de la zona donante, en las áreas afectadas. En el proceso, se extraen e implantan el número de unidades foliculares necesarias que permiten conseguir un resultado natural.

Normalmente los folículos se extraen de las zonas de la cabeza que no están afectadas por la dihidrotestosterona, la hormona que ataca los folículos y es responsable de la alopecia androgénica. Por ese motivo, los laterales y el área situada sobre la nuca son las zonas donantes más seguras, ya que el cabello crece en ellas de forma natural, sin propensión a la caída.

Al trasplantar estos folículos, el cirujano se asegura de que el cabello trasplantado siga creciendo como lo haría en las zonas de la cabeza que no están afectadas por la calvicie. Por ese motivo, los injertos de pelo son para toda la vida, porque se trasplantan unidades foliculares que no suelen estar afectadas por la alopecia.

¿Cuándo puede caerse el pelo injertado?

Como decíamos anteriormente, pese a que en un principio los injertos de pelo son para toda la vida, el cabello injertado puede llegar a caerse por varias causas. Ninguna es motivo de alarma y en su mayoría son situaciones normales o que se pueden prevenir fácilmente. Las más importantes son:

1. Cuando hay shedding

En las semanas posteriores al trasplante capilar, los folículos pilosos sueltan el cabello original, dando lugar a la caída del pelo en toda la zona trasplantada. El efecto shedding es una parte totalmente normal del proceso y es necesario para que el folículo genere cabellos nuevos, sanos y fuertes que serán visibles un par de meses después del trasplante.

2. Cuando no se siguen las indicaciones del especialista

Un trasplante capilar es una intervención delicada que requiere de unos cuidados minuciosos durante el postoperatorio para maximizar los resultados. Desde dormir en la posición adecuada, hasta no secarse el pelo con una toalla o evitar actividades físicas exigentes. Si no se siguen estas indicaciones se pueden dañar los folículos trasplantados y provocar su caída. Por lo tanto, si se siguen las recomendaciones del equipo médico, se reduce el riesgo de que el cabello trasplantado se caiga.

3. Cuando el cabello sigue su ciclo natural

El pelo trasplantado se cae porque sigue el mismo ciclo de crecimiento y caída que el cabello proveniente de la zona donante. Esta caída tampoco es motivo de alarma, y forma parte del ciclo natural del pelo. Es importante mencionar que, al igual que los cabellos no trasplantados del resto de la cabeza, los folículos injertados mantienen el ciclo normal de envejecimiento capilar del paciente, por lo que algunos de los cabellos pueden ir perdiéndose con el transcurso de los años.

Hombre con cabello fino sujetando un peine.

¿Qué debes hacer para que tu trasplante de pelo sea duradero?

Además del correcto cuidado postoperatorio, es muy importante que, antes de llevar a cabo tu trasplante capilar, consultes con un especialista que sea capaz de determinar con exactitud el grado de calvicie, así como hacer un diagnóstico de su progresión en el futuro.

Con este análisis se podrá saber si el injerto capilar es para siempre. Esto es así porque puede ser que la alopecia siga progresando años después de haber llevado a cabo el trasplante capilar. Aunque los injertos continúen creciendo con normalidad, el pelo a su alrededor sigue siendo susceptible a los efectos de la dihidrotestosterona, provocando la caída progresiva del cabello no trasplantado. Pasados los años, esto puede dar lugar a un aspecto poco natural, con diferentes densidades en el pelo.

También es recomendable complementar el trasplante capilar con fármacos que frenen la alopecia como el minoxidil o la finasterida. Asimismo, utilizar productos capilares que fortalecen el cabello como los recomendados por el Dr. Balwi es muy beneficioso.

Formulario de contacto