Summer Deal! ¡Ahorra 400 € ahora!

Trasplante capilar infectado

¿Qué hacer con un injerto capilar infectado?

Pese a ser un procedimiento seguro y mínimamente invasivo, los trasplantes capilares son intervenciones quirúrgicas y puede haber complicaciones. Aunque el riesgo de infección es bajo, puede que alguna zona del cuero cabelludo se infecte durante las primeras semanas del postoperatorio, sobre todo si no se siguen las recomendaciones del equipo médico. A continuación, te explicamos cómo puedes saber si un injerto capilar está infectado y qué puedes hacer para tratar o prevenir esta complicación.

Índice


  1. ¿Qué factores pueden causar una infección del trasplante capilar?
  2. Signos de que el injerto capilar está infectado
  3. Otras posibles complicaciones del trasplante de pelo
  4. ¿Cómo prevenir una infección durante el postoperatorio?
Bodegón con medicamentos

¿Qué factores pueden causar una infección del trasplante capilar?


Generalmente, un trasplante capilar se infecta porque no se han seguido las indicaciones del equipo médico o no se han ejecutado correctamente. Aunque la incidencia es muy baja, las infecciones están relacionadas con una deficiencia en el cuidado y la limpieza de las zonas donante y receptora. 

Una infección del cuero cabelludo puede producirse cuando los microbios penetran en las heridas abiertas. Esto puede ocurrir tanto en la zona donante como en la zona receptora. El cuero cabelludo tiene una gran red de vasos sanguíneos que permite al sistema inmunitario atacar rápidamente a los patógenos, por lo que estas infecciones suelen ser leves.

Signos de que el injerto capilar está infectado


Aunque, como decíamos anteriormente, la infección del trasplante capilar es poco común, puede ocurrir entre 3 y 7 días después de la operación. Presta especial atención durante los primeros días y comprueba tu injerto capilar para ver si aprecias alguno de estos signos y síntomas de infección:

  • Inflamación de la piel
  • Sensación de ardor en el cuero cabelludo
  • Molestias en la zona donante o receptora
  • Sangrado del área donante o receptora

Tras la operación se puede experimentar enrojecimiento, inflamación o molestias, pero estas complicaciones tienden a desaparecer poco a poco. Sin embargo, en casos de infección, los síntomas tienden a empeorar con el tiempo, en vez de mejorar. En esos casos, la cirugía no sanará como es debido e incluso podría comenzar a sangrar.

Si tienes estos síntomas, debes ir al médico para que compruebe si se trata de una infección. Una complicación después de un procedimiento quirúrgico, incluso si es ambulatorio, debe ser tratada lo antes posible para evitar consecuencias a largo plazo. Hay que evitar la automedicación tanto con antibióticos como con remedios caseros.

Otras posibles complicaciones del trasplante de pelo


La probabilidad de desarrollar una infección después de un trasplante de cabello es muy baja. Pero hay otras complicaciones que debes tener en cuenta. Algunas de las más importantes son:

  • Molestias. Después de la operación, las molestias en el área de trasplante son comunes y se pueden utilizar antiinflamatorios para intentar reducir los síntomas.
  • Edema. Es la acumulación de líquido en la piel que suele aparecer después del procedimiento. Es la complicación más común, aparece en la frente y, a veces, puede dificultar abrir sus ojos. Para evitarlo se utilizan cintas para la cabeza, compresas frías, esteroides, masajes y antiinflamatorios.
  • Sangrado. El cuero cabelludo tiene un riego sanguíneo muy abundante, pero en realidad el riesgo de hemorragia no es tan elevado. En la mayoría de los casos, cualquier sangrado se resuelve aplicando presión por 10 o 15 minutos. Para evitar el sangrado, no se debe fumar y dejar de aplicar minoxidil tópico.
  • Foliculitis. Es la inflamación del folículo piloso y puede ser muy superficial o severa. Generalmente, mejora con tratamiento antibiótico tópico y tras el uso de compresas calientes.
  • Formación de costras. Es un efecto adverso muy común después de los dos primeros días del trasplante, y suele desaparecer después de la semana. En muchos casos, la formación excesiva de costras puede ser la causa de un trasplante capilar infectado.
  • Desprendimiento del injerto. Suele ocurrir en los primeros tres días, generalmente como consecuencia de traumatismos.

Efectos secundarios poco frecuentes

  • Pérdida de sensación. Es posible que la sensación del tacto disminuya de forma temporal. El efecto suele desaparecer entre 6 y 12 meses después del procedimiento y no causa mayores consecuencias.
  • Necrosis. Es una consecuencia muy poco común, pero es una de las más peligrosas y difíciles de tratar, puesto que los vasos sanguíneos dejan de funcionar de manera apropiada. Se debe a 2 tipos de factores, los asociados al paciente (lesiones atróficas en la piel, tabaquismo, diabetes y pacientes con cicatrices o múltiples cirugías en el cuero cabelludo), y los asociados al procedimiento (sesiones muy largas de trasplante capilar, uso de concentraciones muy altas de anestesia en la cirugía, o aberturas muy profundas para introducir el injerto).

¿Cómo prevenir una infección durante el postoperatorio?


Para evitar una infección y que el postoperatorio discurra sin ningún contratiempo, se recomienda seguir las sugerencias de los especialistas. Si, pese a seguir las recomendaciones de la clínica capilar, observas que tienes algún síntoma, acude a tu médico y no intentes automedicarte. Te recordamos algunos de los consejos que te permitirán disminuir el riesgo de infección:

  • Evitar tocar la zona trasplantada y el área donante
  • No rascar el área trasplantada
  • No arrancar las costras
  • Limpiar el cuero cabelludo con cuidado
  • Utilizar un spray de solución salina para el cuero cabelludo
  • Masajear el cuero cabelludo dos veces al día durante 30 minutos
  • Tomar los medicamentos prescritos por el médico
  • Evitar fumar o tomar alcohol durante el período de recuperación