Summer Deal! ¡Ahorra 400 € ahora!

Foliculitis después del injerto capilar: posible complicación

¿Cómo tratar la foliculitis después de un injerto capilar?

La foliculitis es una complicación inflamatoria que, en algunas ocasiones, aparece después de un injerto capilar. Generalmente, no causa mayores problemas, pero es necesario saber cómo se debe proceder para evitar mayores dificultades. A continuación, te explicamos de forma breve qué es la foliculitis, cuándo aparece, los síntomas para detectarla y qué puedes hacer para prevenirla y tratarla de forma efectiva.

Índice


  1. ¿Qué es la foliculitis y cuáles son sus síntomas?
  2. ¿Por qué puede aparecer la foliculitis después de un trasplante capilar?
  3. Tratamiento de la foliculitis en el cuero cabelludo
  4. ¿Debes preocuparte por la foliculitis?
Raíz en estado normal vs. raíz inflamada por foliculitis luego del trasplante capilar

¿Qué es la foliculitis y cuáles son sus síntomas?


La foliculitis es una dolencia cutánea que aparece cuando los folículos pilosos se bloquean o dañan. Normalmente, esta inflamación es causada por una infección de estafilococos, pero también puede ser producto del afeitado, el roce de la ropa o una intervención quirúrgica como los trasplantes de pelo. Los síntomas de la foliculitis más frecuentes incluyen:

  • Inflamación de la piel o dermatitis
  • Picazón o deseo de rascarse la piel
  • Granos o bultos que rodean los folículos
  • Pústulas o llagas llenas de pus

¿Por qué puede aparecer la foliculitis después de un injerto capilar?


Después de someterse a un injerto capilar, algunos pacientes pueden padecer foliculitis durante las primeras semanas. Tras la intervención, los folículos trasplantados hacen crecer nuevo cabello, que inicialmente parecen vellos encarnados, en la zona receptora. 

Estos vellos encarnados suelen resolverse por sí solos mientras el pelo sigue creciendo. Pero en algunos casos, atraviesan un proceso inflamatorio y terminan causando lesiones en la piel parecidas al acné.

Pese a que no son un problema grave, se recomienda acudir al médico, puesto que, si no se trata, la infección podría limitar el crecimiento de los injertos de pelo, e incluso arruinar el implante capilar.

Tratamiento para la foliculitis después del injerto capilar

Tratamiento de la foliculitis en el cuero cabelludo


En la mayoría de las situaciones, la foliculitis que aparece después de un trasplante capilar suele ser leve y, si se trata de forma temprana, no tiene mayores consecuencias. Sin embargo, hay varios factores que pueden contribuir a empeorar el problema:

  • Rascarse constantemente. La foliculitis suele causar picor y rascarse es una respuesta común. Hay que tener en cuenta que, si se rasca con intensidad, se puede dañar la piel. Esto puede provocar infecciones más profundas o arrancar los folículos trasplantados.
  • Apretar y manipular las lesiones. Al igual que con los granos del acné, es muy común pensar que se puede mejorar la infección manipulando las lesiones. Sin embargo, apretar las vesículas para sacar el pus puede empeorar la inflamación y causar más problemas.
  • Arrancar las escamas o costras. En caso de que aparezcan, se deben dejar intactas, a menos que el dermatólogo recomiende lo contrario. Si se comete el error de arrancarlas o rascar el área hasta romperlas, pueden dejar cicatrices y arruinar el procedimiento.

Para no caer en estos errores, hay que acudir rápidamente al médico y recibir las indicaciones adecuadas. El profesional de la salud puede recomendar los siguientes tratamientos:

  • Antibióticos. Si la infección es causada por una bacteria, el médico puede recetarte una loción o gel con antibióticos para combatirla. Las foliculitis causadas por un injerto capilar suelen ser leves y no se suelen emplear antibióticos orales contra ellas. 
  • Antimicóticos. Si, por el contrario, la infección es causada por un hongo, el profesional de la salud te recetará un antimicótico, ya que los antibióticos no son efectivos contra las infecciones bacterianas.
  • Limpieza. Usa los productos recomendados por su médico y otros artículos especializados en tratar el cabello después de un injerto capilar como el champú y serum en spray del Dr. Balwi.

¿Debes preocuparte por la foliculitis?


Sin duda, el mejor tratamiento es la prevención. Por eso, después de ponerse pelo, se deben seguir todas las recomendaciones postoperatorias a rajatabla. Dependiendo del tipo de trasplante, las recomendaciones podrían ser distintas, pero en la mayoría de los casos se debe mantener una higiene apropiada de la zona y aplicar los productos necesarios para ayudar al nuevo cabello a salir.

De todas maneras, aunque la foliculitis es bastante común y suele ser leve, si acudes a un especialista, solucionarás el problema de forma rápida. No caigas en la tentación de rascarte, manipular las lesiones, quitar las costras o, incluso, secarte la piel con demasiada fuerza. Si sigues las instrucciones del equipo médico, en unos pocos días se resolverá la inflamación, el nuevo pelo crecerá y tu injerto capilar será un éxito.