Paciente de Elithairtransplant con cinta en al cabeza para prevenir la hinchazón

¿Por qué aparece hinchazón después del injerto capilar?

La hinchazón después de un trasplante capilar es algo común. Es una reacción de la piel del cuero cabelludo a menudo inofensiva y, por lo general, se sentirá mejor después de unos pocos días.

En este artículo aprenderá por qué aparece este efecto secundario después de un trasplante de pelo y cuánto tiempo dura.

Índice


  1. ¿Por qué hay hinchazón después del injerto capilar?
  2. ¿Siempre hay efectos secundarios después del procedimiento?
  3. ¿Qué hacer con la hinchazón del cuero cabelludo?
  4. Resumen

¿Por qué hay hinchazón después del injerto capilar?

Intervención de trasplante capilar con anestesia

El trasplante capilar es una intervención quirúrgica en la que un cirujano extrae unidades foliculares de una zona donante, para después transferirlas a un área receptora.

En función de la técnica, la extracción puede realizarse con una aguja hueca y un micromotor siguiendo el método FUE, o con una incisión con bisturí, si lo que se extrae es una tira completa de piel como sucede con la técnica FUSS (algo más anticuada). Una vez obtenidos los folículos, el cirujano practica diminutos cortes de apertura en el cuero cabelludo, a menudo el área de las entradas, la frente y la coronilla.

Incisiones + anestesia

El proceso se realiza bajo anestesia local, lo que reduce bastante las molestias y aflicción en el paciente. Sin embargo, es difícil que las áreas afectadas no presenten un cierto grado de irritación, en ocasiones elevado. Esta irritación es la que provoca que la piel se hinche en las horas inmediatamente posteriores a la intervención:

  • Si se emplea la técnica FUSS, la hinchazón ocurre en la parte posterior de la cabeza, de donde se extraen la inmensa mayoría de unidades foliculares, debido a la incisión y sutura necesarias con este método.
  • Si lo que se utiliza es la técnica FUE, los efectos secundarios como la hinchazón del cuero cabelludo del área donante son menos comunes. 
  • La irritación del cuero cabelludo en el área trasplantada es común en ambas intervenciones. La excepción en este caso sería el uso de la técnica DHI, que utilizada una implantadora Choi que injerta los folículos directamente, sin necesidad de practicar incisiones.

Otro motivo por el que se produce hinchazón después de un injerto capilar es el entumecimiento. El anestésico empleado durante la intervención se inyecta antes de la extracción y la implantación. Esta solución suele mantenerse en el tejido del cuero cabelludo durante un tiempo, incluso después del procedimiento, lo que puede derivar en una sensación entumecimiento y hormigueo. Es por tanto, una reacción normal del organismo y que aunque puede resultar molesta, en principio no debe ser motivo de alarma y suele desaparecer en pocos días.

¿Siempre hay efectos secundarios después del procedimiento?

La hinchazón después del injerto capilar es un efecto secundario frecuente. No suele ser motivo de preocupación si se siguen al detalle los cuidados postoperatorios después del procedimiento, desaparecerá en pocos días.

Este efecto secundario no afecta negativamente la tasa de crecimiento de los injertos. Sin embargo, es recomendable que su médico examine la zona para evaluar si el proceso de curación evoluciona de manera óptima.

Es frecuente asociar molestias a la zona hinchada después del trasplante capilar. Sin embargo, ambas molestias deben ser leves y no prolongarse en exceso. En ocasiones, el trasplante capilar puede derivar en una respuesta más acusada del sistema inmune por lo que, si las molestias duran más de una semana, o se sospecha que son un signo de infección o inflamación, es fundamental tratarlas de inmediato.

¿Qué hacer con la hinchazón del cuero cabelludo?

Paciente de Elithairtransplant con cinta en la cabeza para prevenir la hinchazón después del injerto capilar

Es importante proteger la cabeza para evitar que los folículos recién trasplantados se vean sometidos a algún tipo de presión o tensión, ya que aún no se encuentran completamente anclados al cuero cabelludo.

El calor intenso o el viento también pueden afectar negativamente al proceso de curación. Es recomendable cubrir la cabeza, por ejemplo con un pañuelo o un sombrero especial, cerciorándose de que no está demasiado apretado ni causa ninguna fricción.

¿Es posible contrarrestar la hinchazón?

No siempre se puede evitar la hinchazón después de un injerto capilar ya que su aparición depende en gran medida de la respuesta individual del organismo de cada paciente. Sin embargo, la duración y el alcance de la misma sí pueden variar en función del postoperatorio.

Junto a las recomendaciones para prevenir problemas postoperatorios, es importante seguir también las indicaciones relativas a la hinchazón. Estas indicaciones pueden incluir por ejemplo:

  • Masajear la zona afectada ejerciendo una ligera presión desde la zona frontal hacia la zona donante, en forma de uve.
  • Colocar una cinta elástica en torno a la cabeza un día después de la intervención. Esta cinta debe ser retirada frecuentemente de la zona donante para evitar que se adhiera, así como durante la noche. Debe cortarse cuando el médico lo indique, y ayuda a prevenir edema en la cara y la frente.
  • Tomar los medicamentos recomendados por el cirujano, y que suelen incluir antibióticos, anti inflamatorios y analgésicos.

Es posible que, en algunos pacientes, la zona hinchada se desplace del cuero cabelludo a la cara, especialmente en el área de la frente. Durante esta etapa, el sistema linfático funciona a toda velocidad para drenar el exceso de líquido acumulado en las zonas afectadas.

Para acelerar este proceso, procure descansar los días después de la intervención e incremente el consumo de líquidos.

Resumen

Dependiendo de la técnica utilizada, la hinchazón en el cuero cabelludo y la frente después del injerto capilar es un síntoma totalmente normal. Surge a causa de la irritación del tejido y la administración de anestesia local. Por regla general, el cuero cabelludo y la cara vuelven a su apariencia normal después de aproximadamente una semana.

Se recomienda precaución y seguir las instrucciones médicas en todo momento. El uso de cinta elástica, los masajes de forma ligera o la ingesta de medicamentos bajo supervisión médica, pueden ayudar a que la hinchazón sea más moderada. Si no desaparece después de una semana y viene acompañada de aflicción, es fundamental consultar con un médico lo antes posible para prevenir inflamación y otras complicaciones.

¡Todavía no hay comentarios!

Su dirección de correo electrónico no será publicado.