Actualización COVID-19: Más información

Actualización COVID-19: Más información

Hombre con dermatitis seborreica en el cuero cabelludo

Trasplante capilar: ¿Qué hacer con la caspa?

Para combatir los problemas de alopecia, las personas recurren frecuentemente a los trasplantes capilares. Pero, ¿qué hacer cuando las personas que se someten a un injerto capilar sufren de caspa?

Esta enfermedad dermatológica afortunadamente se puede controlar si las personas mantienen un tratamiento adecuado. Para eso compartimos contigo ciertas recomendaciones para combatir este la caspa después de un injerto capilar:

Índice


  1. Champú
  2. Rascarse el cuero cabelludo
  3. Uso de aceites especiales
  4. Otros consejos

La caspa o pitiriasis, es una enfermedad dermatológica que se origina cuando el cuero cabelludo se encuentra en un alto nivel seco o graso, producido por una renovación celular más rápida de lo normal, que ocasiona en el cuero cabelludo unas pequeñas costras de color blanco. Aunque no se considera un problema grave, para la mayoría de las personas puede resultar incómodo padecer este mal.

Utiliza un champú adecuado:

La elección del champú adecuado es un paso importante para combatir la caspa. Antes de someterse al trasplante capilar se debe elegir y aplicar constantemente un champú anticaspa que contenga ingredientes como el ketoconazol, sulfuro de selenio, ácido salicílico, azufre, alquitrán de hulla o pirita de zinc, estos ayudarán a controlar y prevenir la aparición de la caspa en el cuero cabelludo.

Posteriormente a la intervención capilar, los especialistas comúnmente recomiendan el uso de champú antifúngico tipo ketoconazol.  Este se debe aplicar en el lavado durante 5 minutos, gracias a su composición, reacciona frente a las levaduras además posee componentes antiinflamatorios que ayudarán a la recuperación adecuada del cuero cabelludo después del trasplante capilar.

Dependiendo del tipo de champú, este se debe utilizar diariamente, o de dos a tres veces por semana, durante un mes, hasta obtener los resultados deseados. Es importante tener en cuenta que las instrucciones de uso varían de acuerdo con el champú utilizado.

Evitar rascarse el cuero cabelludo:

Tras realizar el trasplante capilar, el cuero cabelludo permanece durante los primeros días muy sensible al contacto. Por eso se recomienda a las personas que eviten rascarse el cuero cabelludo con las manos, en particular usar las uñas, ya que esto puede provocar heridas, infecciones e incluso la pérdida del pelo. Además, el rascarse empeora el problema de la caspa, ya que levanta del cuero cabelludo la especie de escama blanca que se genera y la extiende por toda la cabeza en general.

Masaje con aceite:

Aceite de comino negro

Uno de los tratamientos más usados para combatir la resequedad del cuero cabelludo son los masajes suaves con aceites como por ejemplo el aceite de comino negro, ya que lubrica el cuero cabelludo en su totalidad y previene la resequedad. Estos masajes a su vez pueden aliviar las irritaciones, la picazón y malestar causados por la caspa.

Otras recomendaciones:

  • Antes de realizar el trasplante capilar procure lavarse el pelo con frecuencia, esto ayudará a mantener el cuero cabelludo limpio y controlará el nivel caspa.
  • Reduzca su nivel de estrés y la preocupación.
  • Evite el uso exagerado de geles y aerosoles en el cuero cabelludo, esto incrementa el nivel de aparición de la caspa.
  • Mantenga hábitos alimenticios saludables.
  • Es importante que la persona que se someterá al trasplante capilar, si sufre de problemas de caspa, consulte a un médico especialista para obtener las recomendaciones adecuadas que deben cumplir antes y después de la intervención quirúrgica.

¿Tiene dudas o más preguntas? Entonces no dude en ponerse en contacto con nuestro equipo que responderá encantado a todas sus preguntas relativas al injerto capilar. Comience su análisis capilar gratuito justo aquí abajo:

No Comments yet!

Your Email address will not be published.