Summer Deal! ¡Ahorra 400 € ahora!

Hombre con dermatitis seborreica en el cuero cabelludo

¿La caspa en el pelo afecta al injerto capilar?

La caspa es un trastorno del cuero cabelludo que se caracteriza por la descamación de la piel. Aunque hay varios tipos de caspas, las escamas suelen ser amarillas o blancas. Además de la descamación, la caspa puede provocar picazón y enrojecimiento. Y pese a que puede estar relacionada con la dermatitis seborreica, es una afección diferente, ya que no provoca inflamación. A continuación, te explicamos qué debes hacer si tienes caspa en el pelo antes y después de un injerto capilar.

Índice


  1. ¿Qué causa la caspa en el pelo y cuáles son sus síntomas?
  2. Champús que se deben utilizar antes de la operación
  3. ¿Qué puedes hacer para eliminar la caspa en el pelo después del injerto capilar?
Hombre con caspa en el pelo.

¿Qué causa la caspa en el pelo y cuáles son sus síntomas?

La caspa es una afección del cuero cabelludo que suele afectar a cerca del 50 % de la población adulta mundial. Es un trastorno que hace que la piel de la cabeza forme escamas y se caiga. La caspa no provoca pérdida de cabello y no es una afección contagiosa o grave. No obstante, es difícil de tratar y suele producir rechazo, ya que mucha gente la asocia a la falta de higiene, lo cual es falso y no tiene nada que ver.

Factores que pueden provocar caspa

  • La Malassezia es un hongo que habitualmente produce una descamación excesiva.
  • La piel seca o con grasa excesiva pueden producir caspa seca o caspa grasa.
  • Algunos productos cosméticos pueden afectar a personas con el cuero cabelludo sensible.
  • Algunas enfermedades de la piel como la dermatitis atópica o la psoriasis también pueden producir caspa.

La aparición de escamas en el cabello y el cuero cabelludo es el síntoma más normal. También es posible que aparezcan en las cejas, el bigote o la barba. Uno de los signos más evidentes de que una persona sufre de problemas de caspa, es cuando se observan escamas sobre los hombros. Los síntomas de la caspa suelen aparecer en los meses fríos del año y suelen ser más intensos en los climas secos.

Champús que se deben utilizar antes de la operación

La elección del champú adecuado es un paso importante para combatir la caspa, puesto que es difícil de eliminar y los síntomas pueden reaparecer después de un tiempo. La caspa leve se puede tratar lavándose el pelo diariamente con un champú suave. Si no se consigue controlar, se debe intentar eliminarla con un champú medicinal.

Antes de someterse a un trasplante capilar, hay que usar un champú anticaspa que contenga ingredientes como el ketoconazol, sulfuro de selenio, ácido salicílico, azufre, alquitrán de hulla o pirita de zinc, ya que estos ayudan a controlar y prevenir la aparición de la caspa en el cuero cabelludo.

¿Qué puedes hacer para eliminar la caspa en el pelo después del injerto capilar?

Después de la intervención quirúrgica, los especialistas suelen recomendar el uso de un champú antifúngico con ketoconazol.  Este se debe aplicar en el cuero cabelludo durante 5 minutos antes de aclarar el pelo. Además de reaccionar frente a los hongos que causan la caspa (Malassezia), estos champús tienen componentes antiinflamatorios que ayudan a la recuperación del cuero cabelludo.

Dependiendo del tipo de champú, este se debe utilizar diariamente o 2-3 veces por semana; ya sea durante un mes o hasta obtener los resultados deseados. También es importante tener en cuenta que las instrucciones de uso varían de acuerdo con el producto utilizado.

Evitar rascarse el cabello

Tras el trasplante capilar, el cuero cabelludo permanece muy sensible al contacto. Por eso, los pacientes deben evitar rascarse la cabeza con las manos, en particular con las uñas, ya que se pueden provocar heridas, infecciones e incluso la pérdida de los folículos pilosos. Además, al rascarse se empeora el problema de la caspa, puesto que las escamas del cuero cabelludo se levantan y se extienden por toda la cabeza.

Masajes con aceites

Uno de los tratamientos más usados para combatir la sequedad del cuero cabelludo son los masajes suaves con lociones como, por ejemplo, el aceite de comino negro, ya que lubrica el cuero cabelludo en su totalidad y previene la resequedad. Estos masajes, a su vez, pueden aliviar la irritación, la picazón y el malestar causado por la caspa.