Mujer con un pañuelo en la cabeza mirando por la ventana

Por qué se cae el pelo con la radioterapia

La radioterapia es un tratamiento que se administra a muchos pacientes que padecen algún tipo de cáncer. Aunque la caída del pelo asociada es localizada, en algunos casos, dependiendo de dónde se sitúe la radiación, puede afectar al cabello de la cabeza e incluso convertirse en alopecia crónica.

Veamos en qué situaciones se cae el pelo por radioterapia, qué soluciones hay y si es una situación reversible.

Índice


  1. ¿Qué es la radioterapia?
  2. ¿Cómo se aplica?
  3. ¿En qué casos se cae el pelo con la radioterapia?
  4. ¿Es posible hacer un trasplante capilar después de la radioterapia?
  5. Conclusión: existe solución cuando se cae el pelo por radioterapia

¿Qué es la radioterapia?

La radioterapia es un tratamiento médico normalmente usado en oncología. Se basa en el uso local de radiaciones ionizantes, como rayos X, fotones y protones para destruir células cancerosas sin lesionar los tejidos sanos circundantes.

Durante una sesión de radioterapia, los átomos son despojados de sus electrones para ser se transformados en iones. Las células sanas son menos sensibles a este tipo de radiación, y se pueden regenerar más rápidamente que las cancerosas. De ahí que este tratamiento se utilice con frecuencia para reducir o eliminar tumores malignos de forma localizada.

En algunos casos la radioterapia puede ser suficiente para curar al paciente, aunque a menudo se utilizan terapias combinadas que incluyen también cirugía o sesiones de quimioterapia o inmunoterapia. Los tratamientos adyuvantes suelen emplearse después de la cirugía o la quimioterapia para eliminar las células cancerosas residuales.

En determinadas situaciones, la radioterapia constituye un tratamiento paliativo, útil para reducir el tamaño de un tumor que está causando síntomas molestos. Estos pueden obstruir estructuras anatómicas adyacentes, y provocar compresión o dolor. El objetivo en estos casos es mejorar la calidad de vida del paciente.

¿Cómo se aplica?

Acelerador médico lineal para radioterapia

Este tratamiento es el indicado para aproximadamente la mitad de los pacientes con cáncer. La evolución de la tecnología nos permite contar en la actualidad con modalidades más avanzadas que los iniciales tratamientos con rayos X. Dependiendo de la naturaleza y extensión de la lesión, el tratamiento suele administrarse todos los días durante varias semanas.

Radioterapia con haz externo

La radiación se genera en un equipo ubicado fuera del cuerpo y, mediante un programa, se ajustan el tamaño, la dirección y la forma del haz. Esto nos permite incidir exclusivamente en el tumor y no en los tejidos vecinos.

La modalidad de 3D-CRT permite calcular la dosis mínima de radiación, utilizando información acerca del tamaño y forma del tumor que es obtenida mediante resonancia magnética nuclear o tomografía computarizada. También podemos utilizar la radioterapia con haz de protones, partículas de gran potencia con carga positiva. Esta terapia requiere equipos altamente especializados.

Radioterapia interna o braquiterapia

En este tipo de tratamiento el material radiactivo se introduce dentro del tumor maligno mediante implantes y pequeños dispositivos de algunos milímetros de longitud. El paciente puede recibir radiación de forma continua durante semanas, hasta que la radioactividad se extingue de forma natural.

La radioterapia interna puede ser temporal y aplicarse solo durante algunos minutos, en las sesiones que sea necesario. En estos tratamientos, el material radioactivo tiene forma líquida y se introduce al organismo mediante inyecciones o catéteres.

¿En qué casos se cae el pelo con la radioterapia?

A un hombre se le cae el pelo por radioterapia en el lavabo

Con la radioterapia se cae el pelo. No obstante, observamos este efecto secundario exclusivamente en la zona irradiada, al contrario de lo que sucede con la quimioterapia, que puede hacer perder el pelo y el vello en todo el cuerpo.

¿Qué tipo de alopecia está asociada a este tratamiento?

La alopecia por radioterapia, la que afecta a la melena, aparece solamente cuando se irradian tumores de cabeza y cuello. La radiación afecta con más intensidad a los tejidos que se reproducen rápidamente, lo que incluye a los folículos pilosos ubicados en el cuero cabelludo.

En estos casos, el área que recibe la radiación directamente presenta una alopecia acentuada y en parches, similar a la alopecia areata, mientras que en el otro lado de la cabeza, en la zona de salida de las radiaciones, esta suele ser más leve.

¿Vuelve a salir el pelo después de la radioterapia?

Un paciente de radioterapia que ha recibido radiaciones localizadas en el área de la cabeza puede que observe los siguientes cambios significativos en su melena:

  • La alopecia por radioterapia se vuelve crónica. Esto sucede cuando la irradiación en en el cuero cabelludo durante sesiones continuadas es intensa, resultando en la muerte de las unidades foliculares en el área correspondiente. En consecuencia, no vuelve a salir el pelo en zonas localizadas de la cabeza después del tratamiento.
  • La textura del cabello cambia. Puede que el pelo se note más fino y de crecimiento más lento, o que se vuelva ralo, seco y opaco.

Cuando se cae el pelo con la radioterapia, en la inmensa mayoría de casos éste vuelve a salir al cabo de tres o seis meses. Pasado este tiempo, es recomendable llevar a cabo un examen de la extensión del daño infligido a los folículos pilosos. Si la alopecia se considera permanente, se pueden contemplar opciones de recuperación capilar, específicas para áreas localizadas.

¿Es posible hacer un trasplante capilar después de la radioterapia?

A los pacientes a quienes se les cae el pelo con la radioterapia de forma permanente, es posible considerar la opción del trasplante capilar para rellenar las áreas afectadas de manera local. Este procedimiento toma cabellos de áreas con folículos sanos, en este caso otras zonas de la cabeza no afectadas por la radiación, y las transfiere a donde sea necesario.

El tratamiento con radioterapia debe finalizarse antes de considerar un trasplante de cabello ya que los folículos recién trasplantados pueden morir si se irradian. También es imprescindible consultar con su médico y oncólogo, y llevar a cabo un diagnóstico capilar exhaustivo previo a la toma de esta decisión.

En la actualidad, existen técnicas de trasplante capilar disponibles para revertir la caída del pelo por radioterapia.

Técnica FUE

Su nombre en castellano es Extracción Individual de Folículos, y para llevarla a cabo se extraen únicamente las unidades foliculares necesarias con una herramienta especial. Posteriormente se implantan en la zona desprovista de pelo, para repoblarla.

Esta técnica es ideal para repoblar áreas localizadas ya que las unidades foliculares pueden seleccionarse de manera individual a lo largo de todo el área donante. La recuperación es más rápida y no deja cicatriz.

Conclusión: existe solución cuando el pelo se cae con la radioterapia

La radioterapia es una técnica útil para tratar muchos tipos de cáncer, estando indicada en aproximadamente la mitad de los pacientes afectados por esta enfermedad. Durante el procedimiento sometemos a las células cancerosas a radiaciones de diferente naturaleza, pero siempre de elevada carga energética, que transforman los átomos en iones.

Este proceso incide en las células malignas en mayor medida que en las normales, que, además, pueden regenerarse.

Sin embargo, los tejidos de rápido crecimiento, como los folículos pilosos, pueden verse afectados de forma importante. Como consecuencia, las personas que reciben el tratamiento en la cabeza y el cuello pueden presentar alopecia por radioterapia, temporal o permanente. En estas últimas, es posible llevar a cabo un trasplante capilar de tipo FUE una vez el tratamiento haya finalizado por completo y se haya constatado la pérdida crónica del pelo.

En Elithairtransplant, nuestros asesores le ofrecen una evaluación del cabello gratuita y sin compromiso. Este examen es ideal para definir la posibilidad de un trasplante capilar en Turquía.

¡Todavía no hay comentarios!

Su dirección de correo electrónico no será publicado.