Prescription of minoxidil in pills for the treatment of alopecia

Uso de Minoxidil después del Injerto capilar

El Minoxidil es uno de los pocos medicamentos cuyo uso está orientado al tratamiento de distintos tipos de alopecia, concretamente de la Alopecia androgenética o hereditaria y de la alopecia areata.

¿Puede ayudar el uso del minoxidil después de un injerto capilar? Si quiere saber si el principio activo puede favorecer el crecimiento del cabello después de la operación y cómo hacerlo, ¡ha llegado al lugar adecuado!

Índice


  1. Uso del Minoxidil para el crecimiento capilar
  2. Cuándo y cómo suspender el uso del minoxidil
  3. Otros tratamientos
  4. Resumen

La mayoría de los afectados por la caída genética del cabello o alopecia hereditaria prueban diversos remedios, champús y medicamentos para solucionar el problema de una vez por todas. En la mayoría de los casos, después del injerto capilar, el restaurador capilar minoxidil también acaba en la agenda. No en vano, veamos ahora sus efectos después del injerto capilar así como otros tratamientos que podemos combinar.

Uso del Minoxidil para el crecimiento capilar

El minoxidil es tan popular porque estimula y promueve el crecimiento de los folículos pilosos. Después de un injerto capilar, el cabello suele necesitar hasta 12 meses para conseguir el resultado deseado. La experiencia ha demostrado que con Minoxidil se acorta este periodo y asegurar que el resultado final sea aún más grueso. Pudiendo mejorar la circulación sanguínea y suministrar nutrientes a cada una de las raíces del cabello de forma más eficaz. Esto puede conducir a un crecimiento más sano y fuerte del cabello.

El minoxidil se desarrolló en su día como agente reductor de la presión arterial. Se descubrió que también puede utilizarse externamente y que dilata los vasos sanguíneos del cuero cabelludo.

Nuestros especialistas indican que si va a usar la loción Minoxidil debe ser pasados los primeros 15-30 días post-cirugía. Por lo tanto, puede utilizar el minoxidil cuando el enrojecimiento ya no sea visible y la costra del cuero cabelludo se haya curado por completo. Esto suele ocurrir después de unas tres semanas. Sin embargo, asegúrese de discutir la aplicación y el tiempo exacto con su cirujano capilar o su equipo.

En el siguiente vídeo, el Dr. Balwi explica todo lo que necesita saber sobre el Minoxidil.

Aceleración de la fase de cicatrización

La dilatación de los vasos sanguíneos aumenta la captación de nutrientes de los folículos pilosos. De este modo, se puede acortar la fase telógena (fase de reposo) del ciclo capilar y acelerar la fase anágena, es decir, la fase de crecimiento de los folículos pilosos. Por lo tanto, su cabello trasplantado y el de la zona donante no sólo crecerán más rápido, sino que normalmente también serán mucho más densos que sin apoyo.

Se ha comprobado que su uso favorece el crecimiento en la parte superior y la coronilla del paciente mientras que no es tan efectivo en las zonas laterales o entras de la cabeza.

Cómo y cuándo suspender el uso del minoxidil

La interrupción completa no es necesaria después de una implantación capilar, ya que el minoxidil tiene un efecto beneficioso en el fortalecimiento y, por tanto, en la curación de los folículos trasplantados y de su cabello en la zona donante. La implantación de pelo propio se realiza con suavidad y con las técnicas más modernas.

Especialmente en las primeras semanas de la fase de curación, la circulación sanguínea del cuero cabelludo desempeña un papel importante. El minoxidil es el primer producto aprobado para el crecimiento del cabello que ha demostrado favorecer la circulación sanguínea y, por este motivo, también es adecuado como tratamiento de acompañamiento tras un trasplante capilar.

Si se suspende bruscamente el minoxidil después del trasplante capilar, el pelo que queda en la zona donante puede caerse en mayor cantidad. La zona receptora tampoco se verá afectada, ya que el cuero cabelludo se habrá acostumbrado al tratamiento con crecepelo. Por lo tanto, no sólo después del trasplante, sino también antes, debe reducir lentamente el uso del crecepelo.

Otros tratamientos

Finasteride

Junto al ya mencionado Minoxidil, el finasteride es otro famoso fármaco utilizado contra la caída del pelo. Su principal característica es que inhibe la enzima capilar que convierte la testosterona en DHT. Al tomar partido durante la conversión de testosterona en DHT, evita el daño al folículo piloso. Es así como ayuda a eludir la caída del pelo.

Se encuentra disponible en forma de pastillas en dosis de 1 mg.  Se toma por vía oral y puede ingerirse con o sin alimentos, una vez al día. Aunque esto dependerá de cada caso particular y de lo que recomiende el especialista. También existe un formato tópico, pero su uso aún se encuentra en etapa experimental.

PRP

El tratamiento PRP o tratamiento de plasma rico en plaquetas. La bioestimulación a través de plasma enriquecido en plaquetas de la sangre, promueve el crecimiento del pelo y estimula la raíz.

Infográfico informativo sobre el tratamiento PRP o de plasma rico en plaquetas de Elithair

El tratamiento PRP de uso capilar extrae sangre del paciente, la centrifuga con el objetivo de separar el plasma de los glóbulos rojos para concentrar la mayor cantidad posible de plaquetas y una vez separados, si inyectan en el paciente en las zonas de carencia capilar. Éstas contienen una importante cantidad de factores de crecimiento, que cumplen la función de regenerar y reparar tejidos. Al ser un material biológico autólogo, no existe riesgo de rechazo por el organismo.

Vitaminas y minerales

Una de las más famosas y comunes soluciones para combatir la caído del cabello, especialmente nombrada en revistas, son los productos con biotina para el pelo, incluidos los champús y las mascarillas, pero también suplementos en pastillas y hasta gominolas enriquecidas con esta vitamina.

El zinc es un nutriente esencial para la salud capilar. Fortalece los folículos pilosos, proporciona una valiosa protección contra la inflamación y ayuda a mejorar el crecimiento del cabello. Además, al igual que la biotina ayuda a inhibir la conversión de la testosterona en DHT y, por tanto, ayuda a reducir la causa de la caída del cabello.

Resumen

La mayoría de los pacientes asumen que los preparados utilizados antes del trasplante capilar deben suspenderse inmediatamente después de la operación. Los médicos coinciden en que el efecto fortalecedor de la raíz del cabello del minoxidil puede ser una ventaja decisiva tras su injerto capilar.

Si ha utilizado el producto antes de un trasplante capilar, debe seguir utilizándolo después y sólo dejarlo gradualmente una vez que el crecimiento del cabello se haya normalizado. El momento adecuado lo descubrirá durante el tratamiento posterior. Algunos pacientes pueden dejar de utilizar el minoxidil después de sólo seis meses, mientras que muchos expertos capilares recomiendan que otros pacientes sigan utilizando el minoxidil durante dos años.

Si no ha utilizado minoxidil antes, puede decidir junto con su especialista si el uso de la sustancia activa minoxidil para promover el crecimiento del cabello después del trasplante capilar tiene sentido en su caso o no.

¡Todavía no hay comentarios!

Su dirección de correo electrónico no será publicado.