Summer Deal! ¡Ahorra 400 € ahora!

Prescription of minoxidil in pills for the treatment of alopecia

¿Cómo usar minoxidil después de un injerto capilar?

El minoxidil tópico es uno de los fármacos más efectivos contra la alopecia androgénica masculina y la pérdida de cabello de patrón femenino. Además de frenar la caída de pelo, estimula el crecimiento capilar, por lo que también se usa para tratar otras alopecias como el efluvio telógeno.

Gracias a esa efectividad, este medicamento es uno de los más recetados internacionalmente, junto a la finasterida, para tratar la calvicie. Veamos, a continuación, con más detalle cómo debes usar el minoxidil después de someterte a un injerto capilar.

Índice


  1. Usar minoxidil después del injerto capilar para mejorar el crecimiento
  2. Cuándo y cómo se debe dejar de usar minoxidil
  3. Otros tratamientos capilares para fortalecer los folículos

Comparativa del Antes y después injerto capilar DHI-4500-grafts-tobias-p

Usar minoxidil después del injerto capilar para mejorar el crecimiento


El minoxidil es un medicamento popular porque no solo frena el avance de la alopecia, también promueve el crecimiento de los folículos pilosos. Además de mejorar la circulación sanguínea, el minoxidil suministra nutrientes a las raíces del cabello de forma más eficaz. Esto conduce a un crecimiento más sano y fuerte del cabello. Después de ponerse pelo, el cabello suele necesitar hasta 12 meses para conseguir el resultado deseado. La experiencia ha demostrado que con minoxidil se acorta este periodo y se asegura que el resultado final sea aún más satisfactorio.

Los profesionales indican que se puede empezar a usar minoxidil 15-30 días después de la operación. En general, se puede utilizar cuando el enrojecimiento ya no es visible y las costras se han curado por completo. Sin embargo, se recomienda hablar con un médico o dermatólogo antes de comenzar el tratamiento.

En el siguiente vídeo, el Dr. Balwi te explica todo lo que necesitas saber sobre el minoxidil.

Aceleración de la fase de cicatrización

La dilatación de los vasos sanguíneos hace que los folículos pilosos capten los nutrientes de manera más eficiente. De este modo, se acorta la fase telógena del ciclo capilar y acelera la fase anágena, es decir, la fase de crecimiento de los folículos pilosos. Gracias a ello, tu cabello trasplantado y el de la zona donante no solo crecerán más rápido, sino que también serán mucho más densos y fuertes.

Se ha comprobado que, aunque su uso favorece el crecimiento del cabello en la coronilla y la parte superior de la cabeza, el minoxidil no es tan efectivo en las entradas.

Cuándo y cómo se debe dejar de usar minoxidil


No es necesario dejar de tomar minoxidil después de un implante capilar, ya que este fármaco tiene un efecto beneficioso en el fortalecimiento y, por tanto, en la curación de los folículos trasplantados y de su cabello en la zona donante. La circulación de la sangre en el cuero cabelludo desempeña un papel muy importante, especialmente en las primeras semanas de la fase de curación.

El minoxidil es el primer producto aprobado para el crecimiento del cabello que ha demostrado favorecer la circulación sanguínea y, por este motivo, es adecuado como tratamiento complementario a un trasplante capilar. De todas maneras, hay que recordar que si no se quiere seguir tomando, hay que dejar de usarlo gradualmente. Si el tratamiento de minoxidil se suspende bruscamente después del trasplante capilar, el pelo de la zona donante puede caerse con mayor intensidad.

Otros tratamientos capilares para fortalecer los folículos


El minoxidil está considerado un fármaco seguro. No obstante, algunos hombres y mujeres que usan la forma tópica experimentan diversos efectos secundarios como picazón, irritación, sequedad y descamación en el cuero cabelludo. Por ello, algunos profesionales recomiendan otras alternativas como:

Finasterida

Junto al minoxidil, la finasterida es otro fármaco utilizado contra la caída del pelo. Su principal característica es que es un inhibidor de la 5α-reductasa, la enzima responsable de convertir la testosterona en dihidrotestosterona (DHT), la cual provoca la miniaturización y caída de los folículos pilosos. 

PRP

El tratamiento PRP o plasma rico en plaquetas promueve el crecimiento del pelo y estimula la raíz. Este tratamiento consiste en extraer sangre del paciente y centrifugarla con el objetivo de separar el plasma de los glóbulos rojos y concentrar la mayor cantidad posible de plaquetas. Una vez separado el plasma se inyecta en las zonas del cuero cabelludo afectadas por la alopecia.

Vitaminas y minerales

Los suplementos con biotina son otros de los productos para el pelo que pueden ser usados como complementos para fortalecer el cabello tras someterse a un injerto capilar. Además de champús, también se puede encontrar biotina en comprimidos y hasta gominolas enriquecidas.

El zinc es otro nutriente esencial para la salud capilar, ya que fortalece los folículos pilosos, proporciona una valiosa protección contra la inflamación y ayuda a mejorar el crecimiento del cabello. Además, al igual que la biotina ayuda a inhibir la conversión de la testosterona en DHT y, por tanto, ayuda a reducir la caída del cabello.