Summer Deal! ¡Ahorra 400 € ahora!

Imagen de un hombre con alopecia con el pelo cortado con la palabra "Help" en la nuca

¿Cómo hacer crecer el pelo en zonas calvas?

Si padeces alopecia, seguro que te has planteado más de una vez cómo hacer crecer el pelo en las zonas calvas. Para llegar a entender una de las principales inquietudes de muchas personas, es necesario comprender las distintas causas de la caída del cabello, desde la alopecia androgenética hasta la alopecia cicatricial.

Después, explicaremos los tratamientos más eficaces, incluidos medicamentos, opciones quirúrgicas como el trasplante de pelo y terapias alternativas como la mesoterapia o la terapia láser. Sigue leyendo y descubre los secretos para volver a tener una melena más abundante y sana. ¡Da el primer paso para recuperar la confianza en ti mismo!

Índice


  1. La caída del pelo y las zonas calvas del cuero cabelludo
  2. Tratamientos para la pérdida de cabello
  3. Consejos para hacer crecer el pelo en zonas calvas
Alopecia: cepillo con cabello por caída capilar

La caída del pelo y las zonas calvas del cuero cabelludo


Por norma general, darle importancia a la apariencia se suele considerar superficial. Pero desde Elithair, creemos que nunca se insistirá lo suficiente en la importancia del cabello a la hora de dar forma a la percepción que tenemos de nosotros mismos e influir en cómo nos perciben los demás. Y es que, nuestro cabello es una potente fuente de confianza. ¿Quién no se ha sentido como una estrella al salir bien peinado de una peluquería? Pero, por el contrario, también puede desencadenar sentimientos de inseguridad, ya que desempeña un papel fundamental en la definición de nuestro aspecto físico y nuestra personalidad.

Además, un factor crucial es la interacción entre la salud mental y la forma en que vemos nuestro pelo; trastornos como la depresión, la ansiedad y el estrés influyen considerablemente en esta relación.

Igualmente, es importante reconocer exactamente qué son las zonas calvas. Se tratan de pequeñas zonas del cuero cabelludo que quedan al descubierto y que suelen asociarse a afecciones como la alopecia areata. Esto se debe a que este tipo en concreto de alopecia afecta al pelo de esa forma: la respuesta autoinmune del propio cuerpo combate sus propios folículos pilosos y provoca la caída del pelo en parches. Pero no es la única causa de que aparezcan zonas calvas. Conoce más a continuación.

Las causas de la pérdida de cabello

Si sigues nuestro blog, sabrás que hay múltiples y muy diversas causas para la caída del pelo, pero aquí te resumimos las más comunes.

  • Alopecia androgenética: se trata de la principal causa de la caída del cabello y tiene su origen en factores genéticos. Comúnmente conocida como calvicie hereditaria o de patrón masculino o femenino, esta afección puede infligir daños irreversibles a los folículos pilosos con el paso del tiempo.
  • Alopecia areata: como decíamos, es un trastorno autoinmune, ataca a los folículos pilosos, con lo que se produce una caída impredecible del cabello en parches o zonas aisladas. No obstante, esta puede evolucionar en alopecia universalis. Es decir, la pérdida total del vello corporal, incluido el cuero cabelludo, las cejas, las pestañas y el vello corporal. Esta afección autoinmune de gran impacto visual, en la que el sistema inmunitario ataca las células del cuerpo, puede ser reversible en ocasiones.
  • Alopecia cicatricial: está caracterizada por la sustitución de los folículos pilosos por tejido cicatricial fibroso, lo que obstaculiza el crecimiento normal del pelo. Los traumatismos, como las lesiones físicas (quemaduras, brechas, etc.), los trastornos autoinmunitarios, las infecciones bacterianas o fúngicas, los procesos víricos y los tumores pueden causar alopecia cicatricial.
  • Otros factores que pueden provocar alopecia:
    • El estrés físico o emocional puede desencadenar el efluvio telógeno, causante de hasta tres cuartas partes de la caída del cabello en el cuero cabelludo.
    • Las dietas drásticas carentes de proteínas suficientes o con déficit de nutrientes.
    • Ciertos medicamentos como los retinoides, las píldoras anticonceptivas, los betabloqueantes,  antidepresivos específicos y fármacos antiinflamatorios no esteroideos como el ibuprofeno pueden contribuir a la caída del cabello.

Tratamientos para la pérdida de cabello

Existen varias soluciones médicas para estimular el crecimiento del cabello perdido, cada una con sus propios resultados y posibles efectos secundarios.

Por ejemplo, las opciones tópicas, como el minoxidil (Rogaine) aplicado directamente en las zonas afectadas, pueden ralentizar la caída del cabello y favorecer su crecimiento. Igualmente, la finasterida, un medicamento oral para hombres, bloquea la enzima responsable de la caída del cabello, pero puede tener efectos secundarios.

Sin embargo, si buscas una solución definitiva y duradera, puedes recurrir al trasplante capilar. El injerto de pelo sano en las zonas calvas garantiza la resistencia a la hormona asociada a la caída del cabello y proporciona resultados naturales y densos en pocos meses.Otras alternativas son la mesoterapia, una técnica médico-estética que consiste en microinyectar vitaminas, aminoácidos o medicamentos en las zonas afectadas por la alopecia. La terapia láser, por su parte, estimula la actividad celular para mejorar el flujo sanguíneo, y aporta nutrientes a los folículos pilosos. Estos tratamientos ofrecen diversas opciones a las personas que luchan contra la caída del cabello, pero para obtener resultados duraderos, el trasplante de pelo sigue siendo la mejor opción.

Consejos para hacer crecer el pelo en zonas calvas


¿Quieres conocer el secreto para hacer crecer el pelo en las zonas calvas? Por desgracia, no hay ninguna solución mágica para ello. Todos los consejos que podemos darte requieren de un poco de compromiso por tu parte. ¡Pero unos sencillos ajustes en tu estilo de vida pueden ayudar!

Por ejemplo, es fundamental seguir una rutina de cuidado capilar adecuada. Cepillar suavemente el cabello seco y aplicar aceites vegetales nutritivos favorece un crecimiento sano del pelo. Igualmente, aunque esto depende del tipo de pelo que tengas, hay que evitar lavárselo en exceso para prevenir su rotura y, sobre todo, huir de los peinados tirantes, que pueden desencadenar alopecia por tracción (¡y esas temidas entradas!).

De igual manera, un estilo de vida saludable desempeña un papel importantísimo. Para mantener una salud capilar óptima, hay que reducir el estrés, abstenerse de fumar y limitar el consumo de alcohol. Esto incluye también seguir una dieta nutritiva, rica en proteínas y hierro. Las deficiencias, especialmente de biotina y zinc, asociadas a la caída del cabello, pueden corregirse mediante ajustes en la dieta y suplementos vitamínicos naturales.

Recibe asesoramiento personalizado en Elithair

En la búsqueda de la recuperación del cabello en las zonas calvas, hemos hablado del profundo impacto del cabello en la autoestima y desentrañado los matices de las zonas calvas. Desde un repaso de las causas hasta el estudio de intervenciones médicas, aplicaciones tópicas y medicación oral.

Por supuesto, para obtener resultados duraderos, siempre debes plantearte el viaje transformador de un trasplante capilar, que garantiza un crecimiento estable y natural. Además, también se pueden explorar alternativas como la mesoterapia y la terapia láser para un cuidado integral.

Pero el viaje no acaba aquí. Para mantener la salud capilar, adopta nuestros consejos prácticos: un cuidado capilar adecuado, una dieta equilibrada y un estilo de vida sin estrés. Tu compromiso con estos ajustes puede ser la clave para conseguir una melena exuberante y llena de vida.Da el primer paso para recuperar la confianza en ti mismo y consulta nuestro blog o contacta con nosotros para descubrir los secretos de una cabellera más sana.