Actualización COVID-19: Más información

Actualización COVID-19: Más información

Vista de la Capadoccia con globos aerostáticos

Por qué ponerse pelo en Turquía es una buena idea

La calvicie es una característica presente en muchísimas personas de ambos sexos, que puede afectar al autoestima y a la calidad de vida. El único tratamiento que ofrece resultados capaces de cambiar el aspecto de forma permanente y radical es el trasplante capilar.

¿Qué tiene Estambul para atraer a tantos pacientes interesados en llevar a cabo este cambio? Enumeramos las ventajas que tiene el ponerse pelo en Turquía.

Índice


  1. Viajes a Turquía para ponerse pelo
  2. Ventajas de ir a Turquía a ponerse pelo
  3. ¿Por qué escoger las técnicas FUE y DHI?
  4. En conclusión

Viajes a Turquía para ponerse pelo: por qué ahora

Quizá en un primer momento puede parecer sorprendente tener que trasladarse a otro país para recibir un tratamiento médico de cualquier naturaleza. Sin embargo, las cifras nos muestran que el denominado turismo sanitario, turismo médico o de salud vive actualmente un momento de auge.

Esto tiene su origen en las condiciones particulares que ofrecen algunos países, entre los que se encuentran Panamá, Sudáfrica, Nueva Zelanda, Canadá o Turquía. Y una de las razones por las que los trasplantes capilares en este último país se han convertido en una actividad muy importante es que el estado apoya el turismo de salud como parte de sus iniciativas para estimular el crecimiento económico.

Sabemos desde hace años que muchos pacientes que se someten a intervenciones quirúrgicas y tratamientos médicos, odontológicos o estéticos acuden a estos y otros países. La razón: aprovechar la diferencia de renta per cápita para obtener precios muy ventajosos. Así, con la adecuada planificación y el diseño de un paquete turístico accesible, el ahorro en estos tratamientos permite cubrir holgadamente los costes del viaje y el alojamiento.

Los destinos preferidos para el turismo de salud ofrecen, además, otras condiciones favorables. Entre ellas encontramos la seguridad personal y jurídica, la calidad de vida, los servicios de transporte público eficientes y el alto nivel de los servicios sanitarios, sean públicos o privados.

Ya que nuestro país reúne estas y otras características positivas, los viajes a Turquía para ponerse pelo son, en consecuencia, enormemente ventajosos.

ANÁLISIS CAPILAR GRATUITO
100% sin coste ni compromiso

Las ventajas de ir a Turquía a ponerse pelo

Man sujetando una bandera de Turquía frente al cielo azul

Turquía es un país con muchísimos atractivos turísticos y una cultura muy especial, que vale la pena conocer. Pero, más importante aún, es el hecho de que Estambul brinda al visitante la posibilidad de acceder a servicios médicos en clínicas de alto nivel como la de Elithairtransplant.

Así podrá beneficiarse de la tecnología más avanzada y de la amplia experiencia de los profesionales mejor preparados en el área de la alopecia y sus tratamientos. Veamos los cuatro motivos principales por los que más de 50.000 personas cada año viajan a Turquía para hacerse un trasplante capilar.

1. Servicios sanitarios

No es casualidad que muchos europeos y personas de otras partes del mundo decidan ir a Turquía a ponerse pelo y llevar a cabo diferentes tratamientos capilares con el fin de mejorar su aspecto. Las clínicas y hospitales turcos, muy especialmente en Estambul, se rigen por los más altos estándares occidentales en cuanto a equipamiento, procedimientos, comodidad e higiene. Por otra parte, los sistemas de gestión de seguridad y calidad están entre los mejores.

Los centros de salud turcos son sometidos periódicamente a pruebas de calidad y, una vez superadas, obtienen una certificación. Esto garantiza la misma homologación que las mejores clínicas y hospitales del mundo. La mejor atención médica está garantizada.

2. Personal altamente capacitado

Hay un aspecto igualmente importante: el gran desarrollo que del país en las áreas de cirugía, dermatología y, particularmente, dentro del ámbito de los tratamientos estéticos. Muchos de los profesionales de la salud que trabajan en Turquía son líderes en la investigación, desarrollo e innovación dentro del área del trasplante capilar; están considerados entre los más cualificados y constituyen una auténtica referencia a nivel mundial.

3. Un tratamiento integral

El turismo médico en el país no se limita a administrar los tratamientos apropiados a las personas que lo visitan. Los profesionales de la salud y las instituciones se ocupan de dar el adecuado seguimiento a cada uno de los casos.

Para quienes se han sometido a trasplante capilar el control individualizado está asegurado por diferentes canales o convenios. Esta es otra muestra de que la atención médica en Turquía está por encima de la de muchos otros países.

4. El precio de ponerse pelo en Turquía

Los injertos capilares en Estambul, realizados en clínicas de primer nivel como la nuestra y por profesionales de lo más experimentados, son sustancialmente más asequibles que los de similar calidad realizados en España, que pueden llegar a superar los 10.000 €. El precio de ponerse pelo en Turquía es mucho menor, menos de la mitad, lo que permite al paciente cubrir el coste de los traslados y el alojamiento.

Con un paquete que incluya estos gastos resulta posible incluso aprovechar la oportunidad para unas vacaciones que nos permitan conocer los muchos atractivos turísticos del país. Aquí encontramos hermosísimos espacios naturales, además de una perfecta conjunción entre la modernidad occidental y las civilizaciones de la antigüedad.

¿Por qué escoger las técnicas FUE y DHI?

Pacientes charlando con Dr. Balwi en la clínica Elithairtrasnplant después de irse a ponerse pelo en Turquia

La aspiración de cualquier persona preocupada por la alopecia es recuperar una cabellera sana, con un resultado natural y permanente.

Entre las técnicas más avanzadas para solventar estas situaciones se encuentran dos: la FUE y la DHI.

Los beneficios de la técnica FUE

La técnica FUE se basa en la redistribución de los folículos capilares activos desde las zonas pobladas hasta las afectadas de alopecia. En castellano son las siglas de «extracción de unidades foliculares», y es un procedimiento poco invasivo que se realiza de forma ambulatoria, sin hospitalización.

En manos de nuestros especialistas en medicina estética y cirugía capilar, las complicaciones son mínimas.

El primer paso consiste en rasurar la cabeza, para facilitar el procedimiento. Posteriormente aplicamos anestesia local y procedemos a extraer las unidades foliculares, que suelen contener varios folículos que se implantan por separado en la zona afectada por la alopecia. Las principales ventajas de esta técnica son las siguientes.

  1. No deja cicatriz, ya que realizamos la extracción en sacabocado con un instrumento cilíndrico muy pequeño. Las incisiones para implantar los folículos son también imperceptibles.
  2. El riesgo de hemorragias o infecciones es casi nulo, al no necesitarse suturas. Tampoco queda una zona insensible, como sucede al extraer una tira de cuero cabelludo cuando se utiliza la técnica FUSS.
  3. La recuperación es muy rápida, pues apenas hay algo de enrojecimiento e hinchazón los primeros días. El paciente puede incorporarse pronto a sus labores.
  4. La intervención es ambulatoria e indolora, pues utilizamos anestesia local.

La técnica FUE permite cubrir áreas extensas de alopecia y puede utilizarse en multitud de casos, incluido el cabello pero también la barba, las cejas y en casos de alopecia en mujeres. A los pocos meses de la intervención, comienza a crecer el pelo nuevo. El resultado final es una cabellera densa y de aspecto natural.

¿Por qué apostamos por la técnica DHI?

El trasplante capilar DHI, cuyas siglas traducidas al castellano significan «implantación directa de cabello», se da un paso adelante en el tratamiento de la alopecia.

En sus aspectos básicos es muy similar a la técnica FUE y tiene las mismas ventajas, con algunas diferencias importantes.

  1. Para la extracción e inserción de los folículos se utiliza un instrumento llamado Choi-pen, que nos permite ejecutar estas dos fases en un solo paso.
  2. A consecuencia de esta innovación, el folículo permanece un tiempo muy corto fuera del cuero cabelludo. Esto permite asegurar su vitalidad, mejorando así las posibilidades de éxito de la intervención.
  3. El resultado final es más satisfactorio y natural, ya que la implantadora permite dar a cada folículo la dirección, el ángulo y la profundidad adecuados, según las características del área que esté recibiendo el trasplante.
  4. Las incisiones son de menor tamaño en la zona donante, ya que no hay que abrir los canales de inserción con un bisturí.

Gracias a que el procedimiento es menos invasivo y más rápido, tanto la intervención en sí como la recuperación del trasplante capilar DHI son más breves.

En conclusión

Viajar a Turquía para recibir un tratamiento de trasplante capilar es una decisión acertada. Las ventajas que ofrece el país para este procedimiento hacen de Turquía el destino más popular para miles de personas procedentes de todo el planeta.

Muchas de las clínicas y hospitales del país están homologados con los mejores del continente europeo, y ofrecen a los pacientes los más altos estándares de atención médica. Además, los profesionales que trabajan en trasplante capilar son líderes en innovación y desarrollo en el área.

Los tratamientos para la alopecia en Turquía son mucho más accesibles que los que se pueden encontrar en España, lo que permite a los pacientes lograr un ahorro sustancial y cubrir holgadamente los costes de traslados y alojamiento. Por otra parte, ponerse pelo en Turquía ofrece la oportunidad de conocer un país con grandes atractivos históricos, naturales y culturales. ¿Qué mejor aliciente para decidirse?

No Comments yet!

Your Email address will not be published.