Seleccionar página
Beber alcohol puede afectar al trasplante capilar

Por qué no se debe beber alcohol después del injerto capilar


¿Cuántos injertos necesita?

✔ 99% Pacientes Satisfechos
✔ 100% Confianza
✔ Excelentes reseñas
Asesoramiento gratuito

Beber y fumar hay que hacerlo siempre con moderación. Y, en vísperas de una intervención quirúrgica, todavía más. El alcohol tiene un impacto directo en el organismo, afectando a la coagulación de la sangre o a nuestra capacidad para absorber vitaminas.

Por eso, no solo no es recomendable no beber alcohol después del injerto capilar, o mientras se toman los antibióticos recomendados: para garantizar los mejores resultados también hay que frenar su consumo los días antes del trasplante. Explicamos las principales recomendaciones a seguir.

Beber alcohol después del injerto capilar está contraindicado

Camarero sirviendo un cóctel

A pesar de que la generación millenial ha cambiado la manera en que se bebe entre los jóvenes, el consumo de alcohol sigue siendo omnipresente: en España bebemos por encima de la media europea, y damos preferencia a la cerveza y el vino.

A pesar de su prevalencia, el consumo continuado de bebidas alcohólicas puede dañar gravemente la salud, y provocar trastornos digestivos o enfermedades cardiovasculares. Si tenemos planeado pasar por quirófano, es más que probable que el cirujano a cargo nos de indicaciones respecto al consumo de alcohol antes y después de la intervención.

Lo mismo sucede con un trasplante capilar. Aunque se realice con anestesia local y no necesite hospitalización, se trata de un procedimiento quirúrgico que requiere de cuidados postoperatorios específicos para garantizar una recuperación rápida y unos resultados excepcionales.

ANÁLISIS CAPILAR GRATUITO

100% sin costo ni compromiso

Los efectos del alcohol tras el trasplante capilar

Durante un trasplante capilar, se realizan multitud de diminutas incisiones en el cuero cabelludo en las que se injerta el cabello de la zona donante. Estas incisiones requieren de un cuidado minucioso, con el que el alcohol puede interferir de varias maneras:

  1. El alcohol tiene la capacidad de diluir la sangre y evitar que coagule adecuadamente si por ejemplo se produce una herida en la piel. Si se consume después de una intervención de trasplante capilar, incrementar el riesgo de sangrado en estas incisiones, alargando el período de recuperación e interfiriendo en unos resultados óptimos. 
  2. Tras el trasplante, además, el médico especialista suele prescribir antibióticos contra posibles infecciones, además de suplementos vitamínicos para prevenir la caída del cabello. El consumo de alcohol puede interferir en ambos, haciendo el cuero cabelludo más propenso a infecciones y ralentizando el efecto de los complejos vitamínicos.
  3. La ingesta excesiva de alcohol reduce los niveles de vitamina A y provoca la deshidratación de la piel y el pelo, especialmente durante el proceso de recuperación. 

La recomendación a nuestros pacientes es evitar el consumo de alcohol tras el injerto capilar en las dos semanas posteriores a la intervención, y solo retomar su consumo lentamente para no interferir en el crecimiento correcto de los folículos injertados.

La mejor alternativa a las bebidas alcohólicas: agua por encima de todo, intentando beber al menos 3 litros al día antes y después del trasplante, además de té, zumos o bebidas isotónicas para mantenerse lo más hidratado posible.

¿Tengo que dejar de beber alcohol también antes del injerto capilar?

Amigos brindando con vino

El éxito de un trasplante capilar FUE no depende exclusivamente de la pericia del cirujano. Una vez se abandona la sala de operaciones, la responsabilidad recae en el paciente, y en los cuidados y estilo de vida seguidos en las semanas siguientes al procedimiento.

Pero, ¿qué pasa antes de la operación? Beber alcohol horas o días antes de un trasplante capilar puede afectar a los resultados tanto como el postoperatorio. Los riesgos son más o menos los mismos: al prevenir la coagulación de la sangre, durante la intervención se corre el riesgo de que el paciente sangre más de lo normal al practicar las incisiones en el cuero cabelludo.

La recomendación de nuestro equipo médico es dejar de beber alcohol siete días antes del trasplante capilar, para eliminar completamente el alcohol del organismo llegado el día D.

Por tanto, mejor evitar beber alcohol después del injerto capilar

El trasplante capilar es una intervención quirúrgica en la que se depositan muchas esperanzas y que se tiene que pagar del propio bolsillo. Minimizar los riesgos para garantizar el mejor resultado posible es una tarea compartida a medias entre el equipo médico y las decisiones del propio paciente.

Por eso, la mayoría de clínicas y médicos recomiendan el cese completo de actividades que dañen la salud antes y después del tratamiento, incluido fumar tras el trasplante o beber alcohol después del injerto capilar. 

Si tiene más dudas sobre estos y otros cuidados no dude en ponerse en contacto con nosotros.

ANÁLISIS CAPILAR GRATUITO Y EN LÍNEA


Solicite ahora su análisis de cabello, gratuito y sin compromiso, a nuestros expertos y conozca los valores de su tratamiento individual.

Calculadora de cabello de Elithairtransplant
SOLICITAR PRESUPUESTO


Compartir artículo

1 Comentario

  1. Estupendo aporte que deja claro la importancia de cuidarse, ya no solo en el caso del injerto capilar si no que en la vida. Evitar estos consumos de manera excesiva nunca son buenos para el organismo.

    Responder

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¿Por qué no se puede fumar después de un injerto capilar? - […] y debe consultar con su especialista para determinar el mejor curso a seguir tanto si es fumador como si…

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Trasplante Capilar