Actualización COVID-19: Más información

Actualización COVID-19: Más información

Pastillas propecia para la caída del cabello.

¿Qué es la Propecia y para qué sirve?

Propecia es un medicamento que puede usar para detener la caída del cabello. Debe tener en cuenta sus efectos, así como el resto de indicaciones de este fármaco, el cual está orientado exclusivamente al hombre.

Si quiere saber en qué casos es adecuado tomarlo y cuál es la diferencia con la Finasterida, se lo explicamos a continuación.

Índice


  1. Propecia o Finasterida: ¿qué son y para qué sirven?
  2. Precauciones y efectos adversos
  3. Propecia y sus efectos ante la caída del cabello

Propecia o Finasterida: ¿qué son y para qué sirven?

Médico sosteniendo un frasco de píldoras de Propecia.

Para empezar, Propecia y Finasterida son lo mismo. Lo único que los diferencia es el nombre. El primero corresponde a un medicamento de patente, mientras que el segundo es un genérico.

Por lo general, es posible tomar Propecia genérico sin temer por otros efectos secundarios distintos con respecto al fármaco de marca. De todas formas, para mantenerle informado acerca de los efectos que produce y sus indicaciones específicas, vamos a detallar todas sus características. No olvide que debe consultar primero con un especialista antes de tomar cualquier medicamento.

¿Cómo funciona la Propecia sobre la caída capilar?

Finasterida, el agente activo de Propecia, es un inhibidor de la 5-alfa reductasa, una hormona presente en el hombre que a su vez es responsable de la alopecia. Su principal función es tratar el agrandamiento de próstata (hipertrofia prostática benigna) y las consecuencias que derivan de este problema, como la retención urinaria aguda o problemas graves de micción.

En el caso de la caída del cabello, al bloquear los efectos de la 5-alfa reductasa, la Propecia también puede servir como tratamiento preventivo en hombres que presentan alopecia androgénica, especialmente en el área que limita con la frente y en la zona superior de la cabeza.

¿Quién puede tomar Propecia y en qué casos?

Propecia es un medicamento que requiere de supervisión médica. Por lo tanto, solo se debe consumir bajo recomendación de un profesional. Es fundamental evitar automedicarse y seguir de manera estricta las directrices acerca de su toma.

Este fármaco suele recetarse exclusivamente a los hombres, específicamente quienes sufren de alopecia androgenética. No está recomendado en mujeres, especialmente antes de la menopausia, y nunca debe consumirse en caso de embarazo.

Debe suspenderse el tratamiento con Propecia si observa efectos secundarios graves tras su toma. Igualmente, siempre que se estén tomando otros medicamentos o suplementos vitamínicos, deberá indicarse al médico con el fin de evitar interacciones.

Los efectos de Finasterida en los casos de caída capilar

Por norma general, al tomar Propecia o Finasterida para la caída del cabello, los primeros efectos empiezan a notarse después de 3 meses de tratamiento, aunque en ocasiones no se observa una mejoría significativa hasta pasado más tiempo, especialmente en el área superior de la cabeza.

Es posible que, junto a este fármaco, el especialista decida llevar a cabo otros tratamientos capilares complementarios para estimular los folículos pilosos y activar el flujo sanguíneo. Combinada con Minoxidil, por ejemplo, la Propecia puede acelerar o mejorar sus resultados.

ANÁLISIS CAPILAR GRATUITO
100% sin costo ni compromiso

Precauciones y efectos adversos

Pastillas de diferentes colores sobre una cuchara.

Como cualquier otro medicamento, Finasterida ha de consumirse con precaución y siguiendo en todo momento las recomendaciones del especialista. Ya que la Propecia se creó principalmente para tratar problemas en la próstata, es probable que el especialista cuestione acerca del estado de salud de este órgano previo al tratamiento. Asimismo, al desecharse a través del hígado, será necesario llevar a cabo un control médico mediante un análisis de sangre, con el objetivo de comprobar que funciona correctamente.

Por último, no olvide que, como cualquier medicamento, la Propecia es intransferible entre pacientes.

Tenga en cuenta los efectos adversos

La Finasterida es inhibidora de la dihidrotestosterona, que es la enzima que resulta de la transformación de la testosterona, y que provoca la miniaturización del cabello en personas con alopecia androgénica. Al bloquear esta enzima, la Propecia evita que los folículos pilosos queden dañados de manera permanente.

Este medicamento no puede detener el avance de la caída por completo, y tampoco puede promover el crecimiento del cabello en aquellos folículos que ya han sido destruidos por el efecto de la testosterona. De ahí que suela recetarse en casos de calvicie incipiente, antes de progresar a otros tratamientos más efectivos o permanentes.

Es posible que los pacientes a los que se recete Propecia puedan notar ciertos efectos adversos relacionados con la función sexual, como una disminución de la libido, problemas de erección o una aminoración del semen durante la eyaculación, así como molestia testicular y, en algunos casos, dolencias.

Otros efectos secundarios de mayor gravedad sería la ginecomastia (aumento o inflamación de la mama) o reacciones alérgicas en forma de sarpullidos, comezón o inflamación.

Por lo general, los efectos secundarios desaparecen al dejar de tomar el medicamento. Debido a que este medicamento está indicado como un tratamiento a largo plazo, será el especialista quien paute el período correcto de administración hasta dejar de tomarlo por completo.

Propecia y sus efectos ante la caída del cabello

Propecia es un medicamento que se creó principalmente para tratar problemas en la próstata. Por suerte, podemos recurrir a él para evitar la alopecia androgenética, que ataca en mayor medida al género masculino.

Alrededor del tercer mes después del inicio de su administración, es posible observar algunos de sus efectos positivos en el área superior de la cabeza.

Es importante que observe cualquier efecto adverso durante las primeras semanas de tratamiento, ya que puede alterar ciertos aspectos propios del género masculino (por ejemplo, problemas de erección). Evite automedicarse y póngase en contacto con su médico ante cualquier duda.

Si no se consigue una mejoría al problema de la alopecia, existen otras soluciones de carácter permanente como el trasplante capilar. Consulte con nuestro equipo si necesita más información sobre cuáles son sus opciones o quiere llevar a cabo un análisis capilar.

No Comments yet!

Your Email address will not be published.