Summer Deal! ¡Ahorra 400 € ahora!

Hombre joven con entradas en el cabello

¿Es posible hacer un injerto capilar en las entradas?

Las entradas pueden aparecer en el pelo de los hombres en cualquier momento después de la pubertad. Entre el 60-80 % de la población masculina mayor de 30 años tiene entradas, las cuales pueden ser estables o seguir avanzando con la calvicie hasta unirse con la coronilla. Aunque las entradas y el retroceso de la línea frontal del cabello están asociadas a la calvicie común masculina, también pueden afectar a las mujeres. Veamos, a continuación, con más detalle en qué casos es posible hacer un injerto capilar en las entradas.

Índice


  1. ¿Por qué se cae el pelo en las entradas?
  2. ¿Cómo frenar el retroceso de la línea frontal del cabello?
  3. Cuándo y cómo hacerse un injerto capilar en las entradas
  4. Riesgos y beneficios de los trasplantes capilares
Hombre con entradas leves y cabello oscuro

¿Por qué se cae el pelo en las entradas?

La calvicie común es un rasgo hereditario y las personas con antecedentes familiares son más propensas a perder el pelo. La alopecia androgénica o hereditaria es la afección causante de este tipo de pérdida de cabello. Aunque algunas mujeres también tienen entradas hereditarias, es un problema que afecta mayoritariamente a los hombres. Las áreas más afectadas por este tipo de alopecia suelen ser la zona frontal de la cabeza y la coronilla. El momento de la caída del pelo suele ser similar de una generación a otra en la misma familia.

Los hombres con entradas en el pelo suelen notar un adelgazamiento del cabello antes de perderlo completamente. En general, el proceso de miniaturización comienza después de los 20 años, aunque puede aparecer también a los 30-40 años. La dihidrotestosterona o DHT es la enzima responsable de la aparición de las entradas en los hombres. A medida que la alopecia androgénica progresa con la edad, el área de las entradas sin pelo puede llegar a unirse con la calva de la coronilla.

¿Cómo frenar el retroceso de la línea frontal del cabello?

La escala Hamilton-Norwood es una herramienta que usan los profesionales para medir el grado de progresión de la calvicie. Esta escala identifica hasta 7 grados de alopecia que van desde una alopecia incipiente hasta la ausencia total de pelo en la zona superior de la cabeza. Una vez identificadas las causas y establecido el nivel y patrón de alopecia, el especialista recomendará el tratamiento más óptimo para frenar el avance de las entradas y el retroceso de la línea frontal del cabello.

Aunque el implante capilar en las entradas es posible y recomendable en ciertos casos, no es la solución perfecta para todos los pacientes. En personas muy jóvenes, por ejemplo, la progresión de la alopecia aún seguirá su curso durante varios años hasta alcanzar su estadio definitivo. Un trasplante temprano en las entradas podría acabar dejando un patrón de cabello indeseado, con pelo en la línea frontal y la nuca y calvas en la zona parietal.

Si el trasplante no es una opción, los profesionales pueden recurrir a tratamientos médicos y cambios nutricionales para intentar detener la progresión de la alopecia. Una dieta rica en antioxidantes como el hierro, el zinc y las vitaminas A, B12 y E puede ayudar a que el pelo tenga más volumen. Los suplementos de biotina también hacen que el cabello crezca más sano. Por su parte, los fármacos más recetados contra la alopecia son el minoxidil, la finasterida y la dutasterida. De estas tres opciones, la dutasterida es la más efectiva en las entradas.

Hombre con calvicie común en las entradas y la coronilla, un candidato ideal para un injerto capilar.

Cuándo y cómo hacerse un injerto capilar en las entradas

Un trasplante capilar en las entradas puede llevarse a cabo de diferentes maneras, en función de la técnica empleada por el cirujano. Recordemos que siempre hay que tener en cuenta la edad y características personales de cada paciente, así como sus necesidades y preferencias. Para conseguir un implante de entradas con éxito, dos metodologías quirúrgicas que se emplean con frecuencia son la técnica FUE Zafiro y la técnica DHI.

  • Técnica FUE Zafiro

El método de injerto capilar FUE Zafiro consiste en la extracción de las unidades foliculares de la zona donante y la posterior inserción de cada folículo en la zona receptora de forma individual. El cirujano definirá en un análisis previo la línea del cabello, estableciendo las entradas al nivel más adecuado en función del número de unidades foliculares disponibles, la densidad capilar requerida y las características físicas del paciente.

  • Técnica DHI

Muy similar a la técnica FUE Zafiro, el método de trasplante de pelo DHI  permite implantar el cabello de forma rápida y directa con el Choi-Pen, ya que es un instrumento que no necesita abrir canales previos con un bisturí.

Riesgos y beneficios de los trasplantes capilares

El injerto capilar es una opción popular para las personas que están perdiendo el pelo de las entradas. El procedimiento es seguro, mínimamente invasivo y eficaz. Sin embargo, esta intervención quirúrgica también conlleva algunos riesgos y posibles efectos secundarios como sangrado, infección, inflamación, cicatrices y dolor.

Por su parte, los beneficios del injerto capilar incluyen una gran variedad de aspectos positivos. Además de restaurar el cabello perdido y proporcionar un resultado natural y duradero, los pacientes vuelven a tener un aspecto más joven y atractivo, y su autoestima y confianza aumentan al mismo tiempo que se reducen sus niveles de ansiedad y depresión. Por todo ello, podemos concluir que el trasplante capilar es un tratamiento que puede mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por la calvicie común.