Hombre calvo. Existe cura para la calvicie

¿Existe alguna solución para la calvicie?

La alopecia es una afección que afecta a millones de personas en el mundo. Además de por motivos genéticos, puede ser causada por algunas enfermedades y ciertos fármacos. A continuación, te mostramos qué tratamientos existen en la actualidad y cuál es la solución más efectiva para la calvicie.

Índice


  1. ¿Qué es la alopecia y qué tipos hay?
  2. ¿Por qué no se encuentra una solución definitiva para la calvicie?
  3. Tratamientos actuales y otras terapias en estudio
  4. Conclusión: la calvicie común y otras alopecias se pueden tratar
Hombre calvo pensando si existe una cura para la calvicie.

¿Qué es la alopecia y qué tipos hay?


La pérdida del cabello es un trastorno que puede afectar tanto al cuero cabelludo como a otras partes del cuerpo. Se habla de calvicie cuando la caída del pelo de la cabeza es superior a lo normal. Aunque hay muchos factores que pueden desencadenarla, esta pérdida de pelo suele ser causada por los genes, algunas infecciones y los cambios hormonales. La calvicie común es la alopecia más frecuente y está relacionada con la herencia genética. En general, las pérdidas de pelo con mayor incidencia son:

  • Alopecia androgénica masculina
  • Calvicie de patrón femenino
  • Efluvio telógeno
  • Alopecia areata
  • Alopecia por tracción
  • Alopecia frontal fibrosante

¿Por qué no se encuentra una solución universal para la calvicie?


Actualmente, no existe un remedio definitivo contra la calvicie, ya que no se puede dar una solución genérica a un síntoma presente en una amplia variedad de enfermedades. El origen de las afecciones es muy diverso y algunas pérdidas de pelo son desencadenas por los genes, mientras que otras son producidas por una infección o una reacción autoinmune. En torno al 43 % de la población española padece algún tipo de alopecia, incluyendo algunas de las que hemos mencionado anteriormente como la alopecia androgenética y la alopecia areata. No obstante, los tratamientos nunca son generales y se centran en la dolencia y las características individuales del paciente.

Tratamientos actuales y otras terapias en estudio


Las principales terapias contra la calvicie tienen como objetivo tratar la alopecia androgénica masculina y femenina. Aunque algunos tratamientos ofrecen resultados positivos en una amplia variedad de casos, la pérdida de pelo causada por otros tipos de alopecias suele ser un síntoma de una afección que debe ser tratada primero, ya sea la falta de hierro, un problema de tiroides o un trastorno autoinmune. Estos son algunos de los tratamientos más efectivos:

Medicamentos tópicos y sistémicos

El minoxidil es el tratamiento farmacológico por excelencia. Además de poder adquirirse sin receta, este fármaco tópico aumenta el flujo sanguíneo del cuero cabelludo, lo cual promueve el crecimiento de los folículos pilosos y frena la caída del pelo. La finasterida, por su parte, es el medicamento por vía oral más usado para tratar la alopecia. Aunque la eficacia de los bloqueadores de la DHT como la finasterida está científicamente probada, los posibles efectos secundarios hacen que no sea la primera opción para muchos pacientes.

Terapia con láser capilar

El láser de baja intensidad es un tratamiento relativamente nuevo que se emplea para tratar la alopecia androgenética. Esta terapia consiste en proyectar una luz de baja intensidad sobre las zonas del cuero cabelludo afectadas por la calvicie para que se reparen y regeneren el tejido capilar.

Plasma rico en plaquetas

El PRP o plasma rico en plaquetas es un tratamiento que intenta estimular el crecimiento del cabello de forma natural. Para ello se extraen unos 12 ml de sangre del paciente y se centrifugan para separar el plasma. Después, el plasma se inyecta en las zonas afectadas por la alopecia.

Microneedling

Este tratamiento utiliza un dermaroller con agujas finas para perforar la piel. La profundidad de las agujas puede variar según el estado de la piel y la finalidad del tratamiento. El microneedling puede estimular el crecimiento del cabello y provocar su densificación.

Injertos capilares

A largo plazo, los trasplantes capilares son la solución más efectiva contra la calvicie común. Este tratamiento extrae primero las unidades foliculares necesarias de la zona donante del paciente. Después, enriquece los folículos en una solución nutritiva especial. Una vez seleccionados los folículos más adecuados, se implantan en la zona receptora, que normalmente suelen ser la coronilla y las entradas.

Tratamiento con agujas contra la caída del cabello.

Otras terapias recientes y en estudio

Gracias a la continua búsqueda de una solución permanente contra la calvicie, numerosas empresas sacan nuevos productos al mercado con regularidad. Aunque muchos productos están en fase de estudio, algunos ofrecen unos primeros resultados muy prometedores. Además de los fármacos sistémicos, medicamentos tópicos, injertos capilares y otros tratamientos que hemos descrito anteriormente, algunas de las novedades más interesantes son:

  • La pirilutamida es un antiandrógeno no esteroideo que se está desarrollando para tratar tópicamente la alopecia androgenética. Este fármaco detiene el proceso de miniaturización del folículo piloso y favorece el crecimiento del cabello.  A diferencia de la finasterida, la pirilutamida no afecta a los niveles de andrógenos del organismo.
  • El casco para la alopecia, por su parte, pretende frenar la caída del cabello e impulsar su crecimiento de una manera poco invasiva. Mediante estimulación bioeléctrica, las células madre inactivas del folículo piloso se reactivan. Este proceso debe transformar las células madre en las denominadas células progenitoras, las cuales deberían estimular el crecimiento del cabello.

Conclusión: la calvicie común y otras alopecias se pueden tratar


La calvicie causada por la alopecia androgénica es un problema que sufren muchas personas, pero tiene solución. Además, diversos estudios clínicos han demostrado que el baricitinib y otros inhibidores Jak son la gran esperanza contra la alopecia areata. Por ello, si te preocupa tu pérdida capilar, te recomendamos acudir a tú médico o dermatólogo para que analice tu situación y te índique el tratamiento más adecuado. El primer paso para recuperar el cabello es reconocer el problema y buscar ayuda. Todos los tratamientos tienen sus pros y contras y, por eso, algunos profesionales suelen combinar varias opciones para conseguir restaurar el cabello de sus pacientes de la manera más natural.

Formulario de contacto