Summer Deal! ¡Ahorra 400 € ahora!

alopecia trasplante capilar

Alopecia: causas, tipos y tratamientos

La alopecia es uno de los principales quebraderos de cabeza de la sociedad en la que vivimos, ver como el cabello se va degradando y perdiendo sus propiedades hasta caerse en un proceso de tiempo relativamente corto provoca que muchos sufran una pérdida considerable de autoestima. Hoy abordaremos qué es, cuáles son sus causas y cuáles son los diferentes tipos que existen.

Si estás valorando la opción de someterte a un tratamiento capilar y todavía no te has decidido, dedica unos minutos a este artículo porque en él te mostraremos todo lo que hay que saber para conocer tu situación y cuáles son las diferentes alternativas que tienes para combatirla. Si decides dar el primer paso, pronto volverás a recuperar la vitalidad en el cuero cabelludo y lucir un cabello sano y completamente revitalizado.

Índice


  1. Principales causas de la alopecia
  2. Diferentes tipos de calvicie
  3. Tratamientos más efectivos contra la alopecia
  4. Conclusión: la alopecia puede tratarse

las causas de la alopecia

Principales causas de la alopecia


La alopecia puede tener una serie de causas potenciales, dependiendo del individuo y del tipo de caída del cabello que sufra. La predisposición genética es un factor común de gran valor para tenerlo en cuenta, mientras que los desequilibrios hormonales, las afecciones médicas, el estrés y ciertos medicamentos también pueden contribuir a la alopecia. Algunas de las principales razones por las que se da son las siguientes:

  • Componente genético. La predisposición a sufrir algún tipo de alopecia puede venir determinada por nuestros genes. Si tenemos antecedentes familiares, es probable que nosotros también tengamos un alto riesgo de sufrirla.
  • Factor hormonal. Los cambios hormonales bruscos pueden afectar directamente a la salud capilar, provocando la caída del cabello a causa de esta alteración en nuestro organismo. Estados como la menopausia o el embarazo son los más frecuentes.
  • Enfermedades. Desde afecciones que afectan al sistema inmune hasta infecciones causadas por un agente externo son factores que pueden afectar directamente a la caída del cabello. En este sentido, medicamentos como los que se incluyen en la quimioterapia pueden ser realmente perjudiciales.

Al tratar la alopecia, es importante tener en cuenta la variedad de causas y tratamientos potenciales que pudieran existir. Tener en cuenta al individuo y el tipo de pérdida de cabello puede ayudar a orientar la selección de un plan de tratamiento adecuado. Para proteger el cuero cabelludo, así como obtener el mejor asesoramiento, resulta esencial consultar a un profesional médico y recibir los cuidados necesarios que corresponda.

Diferentes tipos de calvicie


La caída del cabello puede adoptar muchas formas, cada una con su propio conjunto de características y causas, como los tipos que líneas más arriba ya te hemos mencionado. A continuación, te mostramos las más importantes:

  • La alopecia androgénica es la forma más común de caída del cabello, causada por una combinación de genética y desequilibrios hormonales. Aunque afecta a hombres y mujeres, la alopecia de patrón femenino tiene características diferentes a la calvicie común masculina.
  • Otra afección muy frecuente es la alopecia areata, un trastorno autoinmune que se manifiesta con la caída irregular del cabello en forma de parches en el cuero cabelludo u otras partes del cuerpo. La alopecia totalis es un subtipo que afecta a todo el cuero cabelludo, mientras que la alopecia universalis es la forma más severa y afecta a todo el pelo del cuerpo.
  • La alopecia frontal fibrosante es un tipo de alopecia cicatricial cuya incidencia va en aumento y cuyo síntoma más destacado es el retroceso de la línea frontal del cabello con cicatrización irreversible. 
  • Por otra parte, la tricotilomanía es una necesidad compulsiva de arrancarse el propio pelo, lo que provoca calvas visibles que afectan directamente a la estética del paciente.
  • Otro tipo de alopecia muy común es la alopecia por tracción, causada por peinados tirantes que ejercen tensión sobre los folículos pilosos y van degradando sus propiedades con el paso del tiempo.
  • La alopecia difusa es un tipo de caída de pelo que afecta a todo el cuero cabelludo. Esta pérdida capilar es causada por una alteración en alguna de las fases del ciclo capilar, es decir, en la fase anágena o de crecimiento, la fase catágena o de transición, o la fase telógena o de reposo.

Tratamientos más efectivos contra la alopecia


Controlar la alopecia es un paso importante para ayudar a quienes sufren pérdida de cabello a recuperar su autoestima y confianza. Según el tipo y la gravedad de la afección, existen diversos tratamientos. Pueden aplicarse medicamentos tópicos, como el minoxidil, para estimular el crecimiento del pelo. También pueden emplearse fármacos sistémicos como la finasterida, un inhibidor de la 5-alfa-reductasa y bloqueador de la dihidrotestosterona o DHT, para favorecer el crecimiento del pelo. 

La terapia con láser también ha demostrado ser eficaz para activar los folículos pilosos y estimular el crecimiento del pelo. Recordemos que el objetivo del tratamiento que vayamos a escoger es minimizar la caída del cabello, fomentar el crecimiento y mejorar el aspecto de la zona afectada. Para quienes padecen una alopecia más avanzada, el trasplante capilar es la solución más efectiva.

El injerto capilar consiste en extraer folículos sanos de una zona donante para implantarlos en la zona afectada por la calvicie. Este procedimiento ofrece un resultado duradero y un aspecto natural. De todas maneras, puede no ser adecuado para todo el mundo y debe consultarse con un profesional sanitario antes de optar por someternos a la intervención.

Conclusión: la alopecia puede tratarse


En conclusión, la alopecia, o caída del cabello, puede estar causada por diversos factores, como la genética, los desequilibrios hormonales y los trastornos autoinmunitarios. Los tipos de alopecia van desde la alopecia androgenética, también conocida como calvicie de patrón masculino o femenino, hasta la alopecia areata, que provoca la caída irregular del cabello en diferentes zonas del cuerpo. 

Afortunadamente, contamos con multitud de tratamientos disponibles para ayudar a controlar y revertir la caída del cabello. Con los avances de la investigación médica y la tecnología que aplicamos en cada proceso, hay esperanza de que quienes sufren pérdida del cabello recuperen la confianza en sí mismos y regeneren el pelo que con el paso del tiempo han ido perdiendo.